avispa asesina

Universidad de Rutgers descarta supuesta invasión de la ‘Vespa mandarinia’

Los investigadores registraron el año pasado un puñado de avistamientos del insecto en la región de Washington, pero no hay más casos confirmados por ahora.

TELEMUNDO

La llamada “avispa asesina” que acapara titulares en realidad es un tema que  crea preocupación innecesaria, según expertos de la Universidad de Rutgers. 

Los investigadores registraron el año pasado un puñado de avistamientos del insecto conocido como Vespa mandarinia en Washington y Columbia Británica, pero no más allá de esa región.

Además, la proliferación del avispón gigante asiático no se ha confirmado de forma oficial en ningún otro lugar de la costa oeste desde entonces, señaló en un informe Dina M. Fonseca, directora del Centro de Biología Vectorial del Departamento de Entomología de la universidad.

Los residentes del Estado Jardín han enviado supuestos especímenes de la Vespa mandarinia a las oficinas del condado de Rutgers Cooperative Extension. Los expertos han estado analizando los ejemplares para su identificación,pero ninguno ha resultado ser el avispón gigante asiático.

Los funcionarios estatales y de vida silvestre en Washington también están rastreando cualquier avistamiento futuro de la avispa.

Fonseca dijo que aún se desconoce cómo llegó la especie a los Estados Unidos, pero pidió al público no reaccionar de forma exagerada.

La experta pidió a los residentes no cazar a cada criatura voladora con un aguijón que aparezca a la vista.

"Si bien los ciudadanos en el noroeste del Pacífico pueden ayudar a detectar avispones emergentes esta primavera, lo cual es crítico para su control, la matanza indiscriminada de abejas, avispas u otros insectos parecidos a los avispones sería perjudicial debido a su papel beneficioso como polinizadores de plantas y depredadores de plagas agrícolas", expresó.

La Vespa mandarinia puede alcanzar hasta 2 pulgadas de largo, lo que la convierte en la especie de avispón más grande del mundo. Se sabe que ataca de forma agresiva a las abejas melíferas y que se alimenta de sus larvas. Unas pocas docenas pueden devastar colonias enteras en unas pocas horas. 

La Universidad Estatal de Washington (WSU) publicó en días recientes una hoja informativa para evitar pánico entre el público.

Si bien el insecto puede representar una amenaza para los humanos, la mayor preocupación es sobre la población de las abejas. Los investigadores de WSU señalaron que si el avispón se establece, tendrá un "impacto severo y dañino" en la población de abejas melíferas y en la industria de la apicultura.

Según la WSU Pest Alert, los avispones gigantes asiáticos no suelen ser agresivos con las personas, pero pueden atacar cuando se ven amenazados. Las picaduras pueden causar un shock anafiláctico para las personas que son alérgicas al veneno, pero también pueden ser letales para las personas que no son alérgicas si se recibe una dosis suficiente para tal efecto. 

Los nidos se forman en el suelo y son difíciles de localizar. El territorio nativo de los insectos incluye partes de China, India, Bután, Japón, Corea, Laos, Malasia, Myanmar, Nepal, Rusia, Taiwán y Tailandia, según el Departamento de Agricultura.

Contáctanos