vigilancia electrónica

Trump lo implementó, Biden lo impulsó: Qué es SmartLINK y cómo se vigila a inmigrantes

ICE aumentó el uso de la controvertida plataforma de vigilancia electrónica en Nueva York en los últimos meses, según un informe.

Telemundo

SmartLINK, una aplicación de seguimiento utilizada por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) había sido elogiada como una alternativa humana a la detención; sin embargo, recientemente ha generado preocupaciones sobre la privacidad y los derechos civiles de los inmigrantes. 

Las organizaciones Just Futures Law, Mijente Support Committee y Community Justice Exchange presentaron la semana pasada una demanda contra ICE para obtener información sobre los datos que la agencia recopila sobre los migrantes vigilados a través del programa Alternativas a la Detención (ATD). Pero antes de acudir a los tribunales, los grupos defensores primero solicitaron la información a la agencia federal hace casi ocho meses.

En su solicitud de la Ley de Libertad de Información (Foia) de septiembre de 2021, los grupos que presentaron la demanda esta semana buscaron información sobre los tipos de datos que BI recopila a través de su aplicación, incluidos "datos de ubicación, secuencias de video, grabación de voz, datos biométricos, información sobre el móvil red y/o cualquier otro dato sobre el dispositivo móvil o sus usos”, así como el tiempo que se almacena esta información.

Aunque las agencias federales deben responder a las solicitudes de Foia dentro de los 20 días posteriores a la recepción, los grupos dicen que aún no han recibido ningún reconocimiento de la solicitud.

La vigilancia de inmigración para ICE está a cargo de BI Inc, una subsidiaria de Geo Group, la corporación penitenciaria más grande del país. La compañía ayuda al monitoreo de más de 200, 000 migrantes mediante grilletes electrónicos de tobillo, reconocimiento de voz y una aplicación de reconocimiento facial llamada SmartLINK. 

Debido a que BI es una empresa privada, señalan los defensores, existe poca información sobre cómo se administran los datos biométricos y de ubicación que recopila a través de su aplicación Smartlink. La política de privacidad de la compañía también brinda poca información adicional. BI fomenta el intercambio de información entre sus diversos clientes encargados de hacer cumplir la ley y permite a sus empleados acceder a cualquier información histórica de registro del migrante.

TRUMP LO IMPLEMENTÓ EN 2018, BIDEN IMPULSÓ SU USO

ICE comenzó a usar la aplicación SmartLINK en 2018, durante la administración de Donald Trump, pero los datos publicados recientemente por ICE muestran que la cantidad de solicitantes de asilo monitoreados por la aplicación casi se ha triplicado desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo. 

AQUÍ PUEDES VER LAS ESTADÍSTICAS DE ICE PUBLICADAS EL PASADO 9 DE ABRIL. 

Según el informe del 9 de abril de ICE, la duración promedio de los migrantes colocados en el programa Alternativas a la Detención (ATD) es ahora de 439 días. ICE requiere que las personas liberadas llamen a un número de teléfono para reportarse con un agente, o bien, mediante la aplicación SmartLINK para sus teléfonos móviles. En algunos casos, deberán usar un dispositivo de rastreo del sistema de posicionamiento global (GPS), presentarse en una oficina de ICE o ser objeto de una visita domiciliaria, según el sitio web de la agencia.

La administración de Biden ha aumentado significativamente el uso de la aplicación, según un análisis de datos realizado por Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), una organización de investigación de la Universidad de Syracuse. Aquí puedes ver el reporte. 

“Al comienzo de la administración Biden en enero de 2021, ICE había aumentado el uso de SmartLINK de modo que cada tecnología constituía aproximadamente un tercio del número total de casos. Sin embargo, entre enero de 2021 y febrero de 2022, los informes telefónicos y de GPS permanecieron prácticamente estancados, mientras que la tecnología SmartLINK se cuadriplicó con creces, de aproximadamente 27,000 a más de 118,000”, dice el informe de TRAC. 

Las preocupaciones sobre la privacidad se derivan de una supuesta falta de transparencia en la forma en que BI Inc., la empresa privada a la que se le otorgaron $2.2 mil millones para ejecutar ATD, almacena los datos de los inmigrantes.

Desde el comienzo de la administración de Biden, la cantidad de inmigrantes en los centros de detención de ICE ha oscilado entre un máximo de 27,217 y un mínimo de 13,258. Actualmente está por encima de los 18,000.

CRECIMIENTO DESIGUAL ENTRE LAS REGIONES DE ICE

Aunque la inscripción total de ATD se ha más que duplicado durante la administración de Biden, algunas de las áreas de responsabilidad o AOR de ICE (es decir, regiones de cumplimiento) han experimentado un mayor crecimiento que otras. San Diego, Nueva York y Denver, por ejemplo, han experimentado un crecimiento consistente con la tendencia nacional; cada uno de esos AOR ha más que duplicado su inscripción ATD entre el comienzo de la administración de Biden y la actualidad, indica el informe. 

Boston y San Antonio han visto un crecimiento mucho más alto que el promedio. La inscripción de ATD de Boston casi se quintuplicó en los últimos 13 meses, de 1503 en enero de 2021 a 7118 en febrero de 2022. El Paso experimentó un crecimiento aún mayor; la población ATD en la región de El Paso de ICE se multiplicó por ocho. Y Phoenix experimentó, con mucho, el mayor crecimiento, con números de ATD que aumentaron de solo 1,101 en enero de 2021 a 14,306 en la actualidad.

El aumento en la inscripción de ATD en el AOR de San Antonio habría sido el más alto del país, pero su área de responsabilidad, que cubría tanto el centro como el sur de Texas al comienzo de la administración de Biden, se dividió en dos en el año fiscal 2022. Los casos de ATD que estaban en el sur de Texas, que antes se atribuía a San Antonio, se tabuló bajo el nuevo AOR de Harlingen a partir del año fiscal 2022. Esto dejó a San Antonio cubriendo solo el centro de Texas. El AOR de Harlingen apareció por primera vez en los informes de ATD de ICE en noviembre de 2021 y hoy asciende a 16,070, la mayor cantidad de personas en ATD para cualquier AOR en el país, señala TRAC. 

CÓMO FUNCIONA

El programa requiere que los inmigrantes instalen la aplicación SmartLINK en su teléfono inteligente u otro dispositivo. SmartLINK utiliza el reconocimiento facial para confirmar la identidad y programar registros con los agentes de la patrulla fronteriza. Para comunicarse con los agentes, el usuario de la aplicación puede configurar eventos de calendario, recordatorios e incluso comunicarse directamente con la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE. UU. Los agentes también pueden usar la aplicación para monitorear a las personas sin tener que observarlas físicamente en todo momento, y el GPS en la aplicación controla las ubicaciones de los migrantes para verificar que estén en las ciudades de destino donde les dijeron a los agentes fronterizos que estarían.

Los inmigrantes que se encuentran detenidos o en el programa ATD están a la espera de un proceso civil. 

“[ATD] no es un sustituto de la detención, pero permite que ICE ejerza una mayor supervisión sobre una parte de los que no están detenidos”, según el sitio web de ICE. 

La agencia federal afirma que SmartLINK también puede conectar a los inmigrantes con servicios comunitarios como bancos de alimentos, según ICE.

Pero lo que los defensores señalan es la poca transparencia respecto a la información de los inmigrantes monitoreados. 

Los grupos de defensa indican que a los solicitantes de asilo que están siendo rastreados a través de SmartLINK se les pide que siempre mantengan su teléfono encendido, incluso cuando los agentes de deportación no están realizando registros, algo que plantea cuestionamientos sobre una posible vigilancia excesiva y fuera de los límites legales. 

El DHS afirma que realizó y aprobó un análisis del umbral de privacidad el 27 de octubre de 2021, señaló ICE. Pero una investigación reciente de The Guardian reveló que ICE y BI han emitido información contradictoria sobre la frecuencia con la que la aplicación rastrea la ubicación de las personas que vigila, que la aplicación de BI recopiló una gran cantidad de información sobre sus usuarios y que BI alentó a sus clientes gubernamentales para compartir datos sobre delitos entre sí.

Esos hallazgos llevaron a los legisladores demócratas a escribir una carta el pasado 25 de febrero dirigida al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, para exigir cambios urgentes en el Programa de Supervisión Intensiva de Apariencia (ISAP), además de señalar sus preocupaciones sobre SmartLINK.

"Esta tecnología tiene la capacidad de vigilar no solo al sujeto sino también a los transeúntes, incluidos los ciudadanos estadounidenses y las personas con estatus legal, lo que genera más preocupaciones sobre los derechos civiles y crea un potencial para la vigilancia injustificada de los residentes de los EE. UU. sin una causa justa, su conocimiento o su consentimiento", escribieron los legisladores en la carta fechada el 23 de febrero.

A medida que aumentó la cantidad de inmigrantes monitoreados por ATD, disminuyó la cantidad en los centros de detención de ICE. Pero no es una correlación directa de uno a uno, según TRAC. El número de inmigrantes en ATD se ha expandido, mientras que el número de personas en los centros de detención de inmigrantes ha fluctuado. ATD es más un mecanismo para que ICE amplíe su capacidad de monitorear a los inmigrantes que están en el país, por lo tanto, no necesariamente los números de detención disminuirán solo porque las alternativas a la detención están aumentando. Desde el comienzo de la Administración Biden, la cantidad de inmigrantes en los centros de detención de ICE ha oscilado entre un máximo de 27 217 y un mínimo de 13 258. Actualmente está por encima de los 18.000, dice el informe. 

Contáctanos