Indultos presidenciales

Trump indulta a prominentes figuras republicanas de nuestra área condenadas por delitos notorios

Entre los que recibieron el perdón presidencial está Kenneth Kurson, un amigo cercano del yerno del expresidente, Jared Kushner. 

Telemundo

El expresidente Trump indultó o conmutó la sentencia de varias a varias figuras prominentes de nuestra área que fueron condenadas por algunos de los delitos más notorios durante la última década.

Trump otorgó indultos a 73 personas y conmutó las sentencias de otras 70 en su último día de mandato, entre ellos Kenneth Kurson, un amigo cercano del yerno del expresidente, Jared Kushner, según NJ Advance Media, que dio a conocer la historia. 

Kurson fue acusado en octubre de acoso cibernético durante su divorcio, según la Oficina del Fiscal Federal.

También destacan el exgerente de campaña de Trump, Steve Bannon, y el rapero Lil Wayne, aunque dejó fuera de la lista al expresidente de la Asamblea Estatal de Nueva York, Sheldon Silver. 

El lunes, The New York Times informó que Trump estaba considerando perdonar a Silver, quien ejerció un inmenso poder sobre el estado de Nueva York durante décadas. El nativo del Lower East Side fue condenado por cargos de corrupción en dos ocasiones distintas, primero en 2015 por extorsión, lavado de dinero y aceptar $ 4 millones en sobornos al llevar clientes a su bufete de abogados preferido. Si bien esa condena fue anulada por un tecnicismo en 2017, Silver fue condenado de nuevo en 2018 por cargos de fraude y extorsión.

Tras agotar sus apelaciones, Silver fue sentenciado en julio pasado a 6.5 años de prisión, dos años de libertad supervisada y se le ordenó pagar una multa de $ 1 millón. Silver, de 76 años, comenzó a cumplir su condena en septiembre pasado.

Sin embargo, Trump otorgó un perdón total a Kenneth Kurson, un residente de Maplewood, Nueva Jersey a quien los fiscales acusaron recientemente de acoso cibernético relacionado con el divorcio de su exesposa en 2015. 

Entre noviembre de 2015 y diciembre de 2015, Kurson se involucró en un patrón de acecho y acoso contra tres víctimas, según un comunicado de octubre de 2020 de la Oficina del Fiscal Federal.

Como parte de este patrón, Kurson usó múltiples alias para presentar quejas falsas sobre dos de las víctimas a su empleador, publicar críticas negativas falsas sobre la conducta profesional de una víctima en sitios web de revisión de fuentes colectivas y se puso en contacto no solicitado con dos de las víctimas, según los documentos. 

Además, Kurson viajó en múltiples ocasiones al lugar de trabajo de dos de las víctimas, tomó fotografías y preguntó sobre el horario de trabajo de una víctima, según el comunicado. Durante la investigación, el FBI reunió evidencia de que Kurson simultáneamente participó en un patrón similar de acoso contra otras dos personas.

Como resultado de la conducta de Kurson, un empleador de dos de las víctimas contrató a un guardia de seguridad, según el comunicado.

"Se acusa que Kurson se involucró en un patrón perturbador de acoso de represalia que intimidó y alarmó a varias víctimas y a su empleador", declaró el fiscal federal interino DuCharme. "Esta Oficina está comprometida a proteger a las víctimas de la actividad maliciosa de acoso cibernético y a detener a los delincuentes que intentan confiar en el anonimato de Internet para facilitar sus delitos".

En una "poderosa" carta a los fiscales, la Casa Blanca dijo que la exesposa de Kurson escribió en su nombre que nunca quiso la investigación o el arresto y "pidió de forma reiterada al FBI que desistiera del caso, además de que contrató a un abogado para protegerse de una ronda de interrogatorios forzados”. 

"Esta investigación solo comenzó porque el Sr. Kurson fue nominado para un cargo dentro de la Administración de Trump", dijo la Casa Blanca.

The New York Times informó en 2018 que a Kurson se le había ofrecido un puesto en el National Endowment for the Humanities, pero se retiró de la consideración después de que el FBI comenzara su investigación.

Kurson, dijo la Casa Blanca, ha sido un "líder comunitario en Nueva York y Nueva Jersey durante décadas".

"Además, el Sr. Kurson es un padre adoptivo certificado, un empresario exitoso y un apasionado de varias causas caritativas. El Sr. Kurson es un ciudadano honrado y padre de cinco hermosos hijos", indicó la Casa Blanca  en la misiva de perdón. 

Trump también otorgó un perdón total a George Gilmore, el principal agente de poder del condado de Ocean, Nueva Jersey que fue condenado por no pagar los impuestos sobre la nómina y hacer declaraciones falsas en una solicitud de préstamo bancaria presentada a Ocean First Bank.

Apenas el mes pasado, un tribunal federal de apelaciones confirmó la condena por cargos fiscales de Gilmore, el expresidente del Partido Republicano del Condado de Ocean, que era considerado uno de los republicanos más poderosos de Nueva Jersey, incluso sirvió en el equipo de transición de Chris Christie cuando fue elegido gobernador en 2009.

"El señor Gilmore ha hecho importantes contribuciones cívicas a lo largo de su carrera en Nueva Jersey", dijo la Casa Blanca.

Asimismo, Trump conmutó la sentencia de Salomon Melgen, quien fue condenado por fraude a la atención médica y declaraciones falsas.

Los fiscales federales acusaron una vez al senador Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, de conspirar con Melgen, un oftalmólogo de Florida, en un presunto escándalo de soborno y corrupción que involucró obsequios y contribuciones de campaña.

Sin embargo, se dictaminó un juicio nulo en el caso en 2017. 

La conmutación fue apoyada por Menéndez, el coronel Mark D. Holten, así como por sus amigos, familiares y exempleados, dijo la Casa Blanca.

"Numerosos pacientes y amigos dan testimonio de su generosidad al tratar a todos los pacientes, en especial a aquellos que no pueden pagar o no tienen un seguro médico", escribió la Casa Blanca.

Contáctanos