tesoros ocultos

Trabajos de remodelación en casa de NJ revelan una pequeña fortuna sepultada por unos 90 años

Una pareja de Nueva Jersey halló debajo de su casa una pequeña fortuna que dataría de 1934, en medio de la Gran Depresión.

dollar-bill

Los trabajos de remodelación en una casa en la localidad costera de Wildwood, Nueva Jersey sacaron a la luz una pequeña fortuna que habría estado sepultada por al menos 90 años, según reportó NJ.com

Rich Gilson y su esposa, Suzanne, descubrieron entre los escombros fajos de billetes de $10 y $20 por un total de $1,000. La pareja compró hace unos cuatro años la casa de campo de la década de 1920 en West Andrews Avenue. Pero recientemente realizaron varias mejoras. 

Gilso dijo a NJ.com que encontró rocas y partes de los cimientos antiguos mientras trabajaba el viernes. Luego vio dos "pequeñas cosas redondas" de aproximadamente 2 pulgadas de diámetro y aproximadamente 3.5 pulgadas de largo. 

Según Gilson, todos los billetes tienen fecha de 1934, Serie A. 

No le dio mayor importancia a los objetos y siguió trabajando con su miniexcavadora alquilada. El sábado llovió, por lo que tomó un descanso para volver a poner manos a la obra el domingo, cuando observó más de cerca uno de los objetos. Al examinarlo, Gilson se dio cuenta de que el tubo bien enrollado era papel marrón atado con bandas elásticas.

Enseguida descubrió que era dinero envuelto de tal forma que parecían pequeños cigarros. Al deshacer el envoltorio, lo que encontró adentro fueron billetes de $10 y $20, algunos tan nítidos como el día en que fueron impresos. Fueron $1,000 en total.

El tesoro fue enterrado debajo del porche en un área que habría sido accesible a través de un pequeño espacio. Gilson dijo al medio que alguien tuvo que arrastrarse por debajo y cavar un hoyo en ese espacio para ocultar el dinero. 

“Si buscas en tu bolsillo en este momento y miras tus billetes… no son todos del mismo año. Simplemente no sucede de esa manera”, declaró. 

Después de un empujón accidental en un supermercado Vons en Tarzana, una mujer terminó seleccionando un boleto raspadito de $30, pero al final resultó ser el correcto, porque terminaría ganando la increíble cantidad de $10 millones.

Gilson cree que el dinero no se ganó por medios legítimos. Supone que, de alguna manera, alguien consiguió billetes nuevos, los enrolló y los puso en un frasco para esconderlo en un lugar del que nadie sospecharía. Señaló que 1934 habría sido en medio de la Gran Depresión.

Contabilizando la inflación, $1,000 en 1934 equivaldrían a más de $21,000 en la actualidad. En ese momento, el trabajador promedio ganaba alrededor de $1,000 al año o menos en la mayoría de los trabajos manuales, según las estadísticas federales citadas por NJ.com. 

Gilson se dio cuenta de que los billetes encuadernados habían estado dentro de un frasco que se había roto, ya sea por su trabajo o en algún momento anterior. Encontró restos del contenedor mientras inspeccionaba el área.

El efectivo estaba mojado debido a la lluvia del sábado, por lo que el dueño de la casa los dejó secar. Muchos de los billetes están en buenas condiciones. 

Gilson dijo que la familia que era propietaria de la casa vivió ahí durante tres generaciones. Le dijeron que la propiedad pudo haber albergado un burdel hace mucho tiempo.

En cuanto al efectivo recién descubierto, Gilson planea conservarlo debido al misterio que representa.

Gilson dijo que ha renovado muchas casas a lo largo de los años y nunca ha encontrado nada más interesante que periódicos viejos. Recordó uno que encontró debajo de la alfombra en una casa que tenía un artículo sobre Jesse Owens compitiendo en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín.

Contáctanos