Bodegas de Nueva York

Liberan a bodeguero dominicano tras ser acusado de matar en aparente defensa propia

El trabajador dominicano, padre de tres hijos, fue apuñalado en el hombro por la novia del atacante poco antes de que la confrontación escalara hasta tornarse mortal.

Telemundo

Impera la conmoción en la Ciudad de Nueva York luego de que el trabajador hispano de una bodega en Manhattan se viera obligado a empuñar un cuchillo para defenderse del ataque de un cliente, quien resultó ser un exconvicto violento, según la policía. 

El trabajador, identificado como José Alba, se encontraba tras las rejas en la cárcel de Rikers Island acusado de asesinato, con una fianza de $ 250,000. Sin embargo, fue liberado la noche del jueves.

“Mi corazón está con este neoyorquino honesto y trabajador que estaba haciendo su trabajo en su lugar de trabajo, donde una persona entró y se puso detrás del mostrador y lo atacó”, dijo el acalde Eric Adams en una conferencia de prensa el jueves.

Alba, de 51 años, no tiene antecedentes penales conocidos, dijo la policía. El trabajador está acusado por la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan de apuñalar a muerte a Austin Simon, de 35 años. El incidente ocurrió el viernes por la noche en Hamilton Heights Grocery, ubicada en Broadway y West 139th Street.

Según la investigación, Alba tuvo una discusión con la novia de Simon, cuya tarjeta de débito EBT fue rechazada cuando trató de usarla para comprar frituras para su hija de 10 años en la tienda. 

La mujer, de 32 años, declaró a la policía que Alba le quitó las frituras a la niña, por lo que corrió a casa para buscar a Simon, quien irrumpió en la bodega y atacó a Alba unos 10 minutos después.

Durante la pelea, la novia de Simon supuestamente apuñaló al trabajador en el hombro con un cuchillo que tenía en su bolso.

Sin embargo, la Fiscalía de Manhattan acusó a Alba, un padre dominicano de tres hijos, de asesinato en segundo grado. Alba emigró hace 30 años y se convirtió en ciudadano estadounidense hace 14 años.

El alcalde Adams, que visitó la bodega de Hamilton Heights el jueves, no llegó a criticar al fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, por acusar a Alba de asesinato en segundo grado.

“El fiscal de distrito no tiene un mandato, en el que no podemos dictar ni ordenar cómo determina cómo procesará los delitos”, dijo Adams a los periodistas. “Eso depende del fiscal de distrito, y no voy a cuestionar al fiscal de distrito por sus acciones”.

“El fiscal de distrito tiene su trabajo, yo tengo mi trabajo como alcalde de la ciudad de Nueva York, como alcalde de la ciudad de Nueva York, apoyo a las personas inocentes y trabajadoras que están haciendo su trabajo, y lo vi como un neoyorquino inocente y trabajador que una persona fue detrás del mostrador y lo atacó”, dijo Adams, un capitán retirado de la Policía de Nueva York.

Afuera de la bodega más tarde el jueves, Adams le dijo a un grupo de reporteros que las acciones de Simon fueron “inapropiadas” y declaró que él está del lado de los residentes “inocentes” de la ciudad de Nueva York que siguen la ley, en lugar de aquellos que la violan.

En las imágenes del ataque se observa a un furioso Simon cuando empuja al comerciante contra la pared y lo sujeta de forma amenazante, a la vez que Alba intenta defenderse. 

Alba luego buscó detrás de una fila de barras de chocolate y sacó un cuchillo, que usó para apuñalar a Simon al menos cinco veces, según documentos judiciales.

La denuncia penal presentada por la fiscalía reconoce que Simón “empujó al acusado” mientras Alba intentaba protegerse detrás del mostrador. 

En el video se ve a Simon empujando a Alba contra un estante para luego sujetarlo del brazo mientras le gritaba, hasta que Alba tomó el cuchillo y lo apuñaló.

Alba podría enfrentar hasta 15 a 20 años de prisión si es declarado culpable de asesinato en segundo grado.

Su abogada, Michelle Villasenor-Grant, dijo en su lectura de cargos el sábado que la novia de Austin también apuñaló a Alba en el hombro. Sin embargo, la mujer todavía está libre, mientras que Alba podría pasar dos décadas tras las rejas si es declarado culpable.

"No sería tan sorprendente que alguien piense que le van a hacer daño o que le van a robar, especialmente si la mujer con la que acaba de tener una discusión verbal también está con esta persona, y terminó sacando su propio cuchillo de un bolso y apuñalando a mi cliente", expresó Villasenor-Grant. 

La familia de Alba lo describe como un buen ciudadano que solo se defendió cuando vio su vida amenazada.

Aún así, se fijó una fianza de $250,000 (en efectivo) y $500,000 respectivamente, ya que el juez consideró que Alba tenía riesgo de fuga después de que la Fiscalía de Manhattan argumentara que el trabajador tenía previsto un viaje de regreso a República Dominicana para la próxima semana. Los fiscales presentaron el caso ante un gran jurado para una acusación formal el jueves. La hija de Alba abrió una página de GoFundMe y recaudó más de $20,000 para cubrir sus gastos legales.

Fernando Mateo, portavoz de la Asociación de Bodegas Unidas, dijo a los reportros que Alba “no tenía la intención de matar a nadie”, a la vez que lamentó la difícil situación de los neoyorquinos que trabajan en las tiendas de la esquina.

“Los dueños de las bodegas están siendo atacados todos los días. Están siendo abusados ​​y saqueados por ladrones de tiendas”, dijo Mateo el jueves.

Contáctanos