asesinato de niño

Tenía 13 años cuando asesinó a un pequeño de 4; sale libre tras casi 28 años de prisión

Eric Smith, quien vivirá en el condado de Queens, atrajo la atención nacional tras asesinar con suma brutalidad a un pequeño de solo 4 años. 

Eric Smith tenía 13 años cuando asesinó en 1993 a sangre fría a un pequeño de 4 años en el condado de Steuben, Nueva York. Ahora, tras casi 28 años en prisión, es un hombre libre.

La fecha de liberación estaba pautada para el 17 de noviembre de 2021. Se le concedió la libertad condicional en octubre; sin embargo, el proceso se demoró durante meses porque Smith no había logrado proporcionar una dirección en una zona autorizada, un requisito para las personas en libertad condicional, informó el Departamento de Prisiones y Supervisión Comunitaria del estado.

Smith obtuvo la libertad condicional en su undécimo intento. Fue liberado el 1 de febrero del Centro Correccional de Woodbourne en el condado de Sullivan, y vivirá en Queens bajo supervisión, según un portavoz del Departamento de Prisiones. Sin embargo, la agencia no reveló en qué vecindario del condado se establecerá. 

Smith deberá notificar a la Oficina de Supervisión Comunitaria de su llegada a su nueva residencia dentro de las 24 horas posteriores a su liberación, de acuerdo con las normas del Departamento de Prisiones y Supervisión Comunitaria del estado.

En su última audiencia de libertad condicional, Smith dijo que probablemente se quedaría con su madre hasta que pueda mudarse. Se desconoce la dirección de su madre, Tammy Smith. El hombre dijo que luego planea comprar un apartamento o hacer el pago inicial de una casa propia y, con suerte, mudarse con su prometida.

Según el exfiscal de distrito del condado de Steuben, John Tunney, en las primeras audiencias de libertad condicional, Smith expresó su deseo de regresar a Savona. Sin embargo, según un artículo de 2012 en el Steuben Courier, Smith había cambiado de opinión y dijo que prefería no regresar al lugar donde asesinó al niño. 

El hombre fue declarado culpable de asesinato en segundo grado en 1994 por atraer a Derrick Robie a una área boscosa en el condado de Steuben, en 1993 y aplastarle el cráneo con una piedra antes de agredirlo sexualmente con un palo.

El caso conmocionó a la nación dada la naturaleza del crimen y la corta edad de Smith. El horrible incidente tuvo lugar el 2 de agosto de 1993 cuando Smith montó su bicicleta hasta un pabellón local que albergaba un campamento de verano y descubrió que estaba cerrado.

Smith, quien dijo que estaba irritado porque estaba cerrado, comenzó a alejarse del pabellón cuando vio a Robie caminando solo hacia el mismo campamento. Luego atrajo al niño de 4 años a una área boscosa aislada en el pueblo de Savona, donde ambos vivían.

Smith luego procedió a estrangular a Robie antes de romper una piedra grande en la cabeza del pequeño. Después, lo sodomizó con un palo.

Fue juzgado como adulto y condenado por un jurado por el horrible asesinato.

El jurado rechazó el argumento presentado por la defensa de Smith de que padecía un trastorno mental. Sus abogados argumentaron que debería haber sido internado en un centro psiquiátrico en lugar de enviarlo a prisión.

Smith le dijo a varias juntas de libertad condicional que asesinó al niño porque estaba enojado porque los miembros de su familia y sus compañeros de clase lo acosaban de forma incesante, por lo que descargó su frustración en Robie.

“No se merecía nada de lo que le hice; nadie merecía ese tipo de violencia”, dijo Smith en su audiencia de libertad condicional de 2014. 

“Lo que le hice fue brutal”, expresó. 

Smith, según la transcripción, dijo que decidió matar a Robie, después de lastimarlo inicialmente, porque pensó que se metería en problemas si el niño se levantaba y lo delataba.

Afirmó que pensó que al insertar un palo en Robie alcanzaría y "detendría su corazón".

Cuando se le preguntó en su audiencia de octubre por qué fue acosado, respondió: “Mis orejas, mis anteojos, ser bajo, mi cabello rojo, casi todo eso. Fue una acumulación de todos esos defectos”.

Smith le dijo a la junta en octubre que estaba profundamente arrepentido por la muerte de Robie y esperaba que los padres del niño pudieran perdonarlo algún día, según las transcripciones.

Sin embargo, los padres de Robie se han opuesto a la libertad condicional de Smith desde su primer intento de abandonar la prisión.

Smith dijo que ha recorrido un largo camino desde el asesinato y afirmó que no es un peligro para la sociedad. Le dijo a la junta que pronto contraerá matrimonio y que está trabajando para obtener un título como pastor evangelista. 

“Les aseguro que si me dieran la oportunidad, no solo demostraría que no soy una amenaza, sino que definitivamente sería un activo para la sociedad”, expresó.

Pero el fiscal de distrito del condado de Steuben, Brooks Baker, no cree que Smith merezca ser un hombre libre. 

“Fue uno de los eventos más impactantes y trágicos en los que he tenido la desgracia de estar presente. Entonces, la idea de que lo liberarán todavía es difícil de digerir para la mayoría de nosotros, pero supongo que desafortunadamente ese barco zarpó y esa es una decisión tomada por la libertad condicional estatal y no por nadie más, por lo que no podemos influir en esta etapa”, dijo Baker a los periodistas. 

El fiscal opinó que, aunque Smith ya no esté en prisión, la comunidad podría sentirse un poco aliviada de que no haya regresado al condado de Steuben.

“El condado de Steuben es una pequeña comunidad muy unida en todos los ámbitos; Savona es particularmente muy unida”, dijo Baker. “Entonces, la idea de que regresaría a un lugar en el que está tan traumatizado, y este crimen traumatizó a toda la comunidad, angustió a toda la comunidad. La idea de que él regresara aquí y estuviera en las calles con todas esas personas que estaban tan afectadas por este crimen particularmente en la misma Savona donde aún vive la familia de la víctima, realmente no hay grado de separación entre muchas de las familias”, añadió. 

Smith fue detenido aproximadamente una semana después del asesinato del pequeño Robie y estuvo alojado en un centro de menores hasta 2001, cuando fue trasladado a una prisión estatal.

Los padres de Derrick, Dale y Doreen Robie, se opusieron a la liberación de Smith en cada uno de sus diez intentos para obtener la libertad condicional, y también usaron el asesinato de su hijo para presionar por límites más estrictos en las audiencias de libertad condicional, incluido el requisito de que los delincuentes mayores esperaran cinco años, en lugar de los dos actuales, entre audiencias.

Bajo las condiciones de su libertad condicional, Smith no puede salir del estado de Nueva York sin permiso, debe tener contacto regular con su oficial de libertad condicional, no puede poseer armas de fuego y no puede asociarse con otras personas que se sabe que están involucradas en actividad ilegal, entre otras restricciones.

Contáctanos