desempleo en nueva york

Tasa de desempleo es mucho más alta en las comunidades pobres y afroamericanas de NYC

Las comunidades hispana, negra y asiática sufrieron una tasa más elevada de desempleo en comparación a los neoyorquinos blancos, según un reporte del contralor Scott Stringer.

Telemundo

Casi uno de cada cuatro neoyorquinos negros perdió el empleo debido al declive económico causado por la pandemia de COVID-19, según un nuevo informe publicado el lunes por el contralor de la ciudad, Scott Stringer.

El documento Popular Annual Financial Report detalle el estatus económico de la ciudad durante el año fiscal, pero el informe para el 2020, que se desarrolló entre julio de 2019 y junio de 2020, prestó especial atención a la respuesta financiera del Gobierno de la ciudad durante la pandemia. 

El cierre de marzo desmoronó la economía de la Gran Manzana y causó la pérdida de cientos de miles de empleos en solo semanas. El informe de Stringer indica que la tasa de desempleo de la ciudad, que había alcanzado un mínimo histórico del 3,4% en febrero, se disparó al 20,3% en junio.

Pero la pérdida de empleo golpeó en mayor medida al sector de servicios, en especial a los trabajadores negros con salarios bajos, dijo Stringer.

Mientras que la tasa de desempleo para los neoyorquinos blancos saltó del 2% en febrero al 14% en junio, la tasa de desempleo para los trabajadores negros, hispanos y asiáticos se disparó de forma aún más drástica. 

El desempleo dentro de la comunidad asiática saltó del 3% en febrero al 26% en mayo; entre los hispanos se quintuplicó del 5% en febrero al 25%; y las tasas de desempleo entre la comunidad negra se dispararon del 4,6% en febrero al 24,3% en junio.

En total, la economía de la ciudad perdió casi 900.000 puestos de trabajo en el sector privado entre febrero y abril debido a la pandemia de COVID-19, lo que Stringer describió como una pérdida de empleo sin precedentes.

No es de extrañar que el sector de servicios, que abarca restaurantes, bares, hoteles, minoristas y lugares de entretenimiento, haya sido el más afectado, dado que los negocios estuvieron cerrados durante meses debido a las restricciones. Stringer informó que los empleos en este sector se redujeron en junio en un 41% con respecto a la cifra registrada en febrero.

Por el contrario, el desempleo en servicios financieros, información, ciencia y tecnología, sufrieron fue de apenas un 7%.

Mientras tanto, Stringer informó que la ciudad invirtió más de $2.6 mil millones en el año fiscal 2020 para enfrentar la crisis. La mayor parte de esa financiación (22,8%, más de $597 millones) se destinó al Departamento de Servicios Administrativos para la compra de equipo de protección personal, respiradores y paquetes de prueba del COVID-19.

Si bien el ingreso tributario para la ciudad durante el año fiscal 2020 fue de $95.8 mil millones, la Gran Manzana gastó $99.9 mil millones para hacer frente a la crisis, lo que deja un gran hueco fiscal. 

Abre aquí para leer el informe completo. 

Contáctanos