VARIANTE DELTA

Siguen aumentando los casos de la variante delta en Nueva York

La variante delta es ahora la dominante en la Ciudad de Nueva York y en Nueva Jersey.

Telemundo

Lo que debes saber

  • La variante delta hace parte del 83% de las muestras positivas de la Ciudad de Nueva York estudiadas, frente al 72% del último informe del Departamento de Salud y el 57% de la semana anterior.
  • Esta variante es ahora también la dominante en Nueva Jersey.
  • Las vacunas existentes han demostrado una protección eficaz contra la variante, aunque el Gobierno y los fabricantes de vacunas ahora dicen que pronto será necesaria una dosis de refuerzo.

La preocupación por la variante delta en el área triestatal se ve a medida que aumentan los casos positivos, las hospitalizaciones y las muertes.

Durante el fin de semana, el progreso diario de Nueva York compartido por la oficina del gobernador Andrew Cuomo reflejó un resultado desalentador de la rápida propagación del virus. Los datos del Estado reflejan un aumento en las muertes relacionadas con el COVID-19 en dos dígitos, con 11 muertes reportadas el sábado y el domingo.

Nueva York reportó 4,385 nuevos casos positivos el sábado, una cifra que no se veía desde principios de mayo.

Nueva York y Connecticut son ahora parte de 40 estados con un alto nivel de transmisión comunitaria con más de 100 casos por cada 100,000 residentes, según los CDC. Nueva Jersey, que no se queda atrás, tiene una transmisión sustancial.

"Nuestro regreso es un testimonio de nuestra capacidad de recuperación, pero la realidad es que la variante delta sigue siendo una seria amenaza, especialmente para las personas que aún no están vacunadas", dijo Cuomo en un comunicado el domingo.

El gobernador no ha abordado públicamente la creciente tasa de positividad del estado desde principios de la semana pasada. El lunes, Cuomo expresó su preocupación por las cifras de Nueva York relacionadas al COVID y pidió a las jurisdicciones locales que adopten el mandato de mascarillas dado por los CDC. El gobernador dijo que el Estado no implementaría un mandato de tapabocas estatal: "todavía no hemos llegado a ese punto".

El alcalde Bill de Blasio expresó el mismo sentimiento momentos después en su propia conferencia de prensa de COVID, pero tomó una decisión sorpresa al día siguiente. El martes, anunció que la Ciudad de Nueva York pronto requeriría un comprobante de vacunación para una amplia gama de actividades en interiores como en el interior de restaurantes y bares, gimnasios y lugares de entretenimiento de techo cerrado como los teatros.

El nuevo requisito, que se implementará gradualmente durante varias semanas en agosto y septiembre, es el paso más agresivo que la ciudad ha tomado hasta ahora para frenar un aumento en los casos causados ​​por la variante delta. La aplicación "Key to NYC Pass" está programada para comenzar el 13 de septiembre, dijo de Blasio el martes. Será su propia plataforma digital, separada del Excelsior Pass del estado, aunque este último también será válido, al igual que las tarjetas de vacunación en papel.

"Subir esta escalera nos da cada vez más capacidad para luchar (contra) la variante delta", dijo el alcalde el martes.

La variante delta altamente transmisible continúa aumentado en la Ciudad de Nueva York, ahora representa el 83% de todas las muestras positivas, y todos los indicadores clave de la ciudad se están moviendo en la dirección incorrecta.

La situación se está deteriorando tan rápidamente, de hecho, que a partir del viernes, los cinco condados de la ciudad ahora cumplen con las pautas de los CDC para ser considerados áreas de "alta transmisión" donde se deben tomar precauciones adicionales, incluido el uso universal de mascarillas en interiores.

Los casos nuevos confirmados más probables aumentaron un 25% en la ciudad en comparación con la semana anterior, y un 70% en comparación con las dos semanas anteriores. Los promedios móviles de siete días para las pruebas positivas en general, las pruebas positivas como porcentaje de todas las pruebas, las hospitalizaciones y las muertes son todos más altos que los promedios de 28 días, lo que sugiere una curva pronunciada.

Sin duda, hay algunos leves signos de optimismo: los totales diarios de casos nuevos finalmente cayeron un poco esta semana después de semanas de incrementos constantes. La vacunación también está aumentando tras varias medidas como el incentivo de $ 100 por cada primera dosis, así como medidas que están dirigidas solo para las personas vacunadas.

Por otro lado, el Departamento de Educación también lanzó una campaña para recordar a los padres que el lunes 9 de agosto es el último día para que los niños mayores de 12 años reciban su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 para que puedan estar completamente vacunados cuando regresen a la escuela el 13 de septiembre.

Hasta el viernes, la variante delta, que devastó por primera vez a India antes de extenderse a nivel mundial, y se cree que es mucho más contagiosa que la primera variante alfa ampliamente rastreada, representó el 83% de las muestras de la ciudad probadas en las últimas cuatro semanas, según a los últimos datos semanales del Departamento de Salud de la ciudad.

Tomó solo 14 días para que ña variante delta pasara de ser la cuarta variante del COVID más común en la ciudad a la primera, y superó primero a la llamada cepa de la Ciudad de Nueva York que surgió inicialmente en Washington Heights antes de extenderse a otros lugares, así como a las variantes que surgieron por primera vez en el Reino Unido y Brasil. Estas dos últimas "variantes de preocupación" ahora representan menos del 10% de los casos nuevos.

A medida que la variante delta se expande, tras por ejemplo lo que los CDC han llamado una "pandemia de personas no vacunados", casi todas las métricas clave están empeorando en la Ciudad de Nueva York. Sin embargo, el aumento todavía está lejos de los días más oscuros de la ciudad.

Durante las últimas dos semanas, el porcentaje de personas que se hacen las pruebas y dan positivo por el virus casi se ha duplicado y ahora es de casi el 3.3%.

PANDEMIA DE LOS NO VACUNADOS

Delta, la variante que se encontró por primera vez en India y ahora se encuentra en al menos 104 países, ha aumentado drásticamente su prevalencia en los EE. UU. Durante el último mes y ahora representa más del 80% de las muestras analizadas, según los CDC.

La evidencia científica ha demostrado que la variante delta se propaga mucho más fácil que las cepas anteriores del virus y causa resultados más severos para los infectados, lo que provocó nuevos esfuerzos en todos los niveles del Gobierno para vacunar a las personas.

Los funcionarios ahora creen que la variante delta puede ser más contagiosa que un resfriado común y tan contagiosa como la varicela, bien conocida por generaciones de padres como uno de los virus más contagiosos de la vida.

Las personas vacunadas infectadas con delta pueden tener la misma carga viral que una persona infectada no vacunada y ser igualmente contagiosas, dicen los CDC.

La Organización Mundial de la Salud, que la ha calificado como la variante "más rápida y en mejor forma" hasta el momento, espera que se convierta en la cepa dominante a nivel mundial.

Dado el subconjunto relativamente pequeño de muestras positivas secuenciadas para evaluar las posibles variaciones de la cepa, tanto los CDC como los expertos locales creen que la prevalencia de delta, que se clasifica como una variante de preocupación, es mucho mayor de lo informado.

Se culpa a la variante de un aumento en los casos en los Estados Unidos que ha visto cómo los nuevos casos confirmados diariamente se multiplicaron por seis desde el 1 de julio: ahora más de 120,000 personas al día dan positivo en todo el país, de nuevo a los niveles vistos por última vez a principios de marzo. Si bien las hospitalizaciones y las muertes diarias siguen siendo comparativamente bajas, esos son indicadores rezagados y pueden aumentar a medida que la variante delta se propaga en áreas no vacunadas.

Los últimos datos de los CDC muestran que ya están aumentando.

"Hay un mensaje que es muy claro: esto se está convirtiendo en una pandemia de personas no vacunadas", dijo recientemente la directora de los CDC, Rochelle Walensky. "Estamos viendo brotes de casos en partes del país que tienen baja cobertura de vacunación porque las personas no vacunadas están en riesgo".

La Casa Blanca dice que la administración de Biden cree que los casos continuarán aumentando en las próximas semanas debido a la propagación viral dentro de las comunidades con bajas tasas de vacunación.

Se espera que las vacunas existentes protejan a las personas contra delta y otras variantes de preocupación que han surgido, pero con menos del 60% completamente inmunizado, el aumento de la transmisibilidad del delta y el riesgo asociado han renovado las preocupaciones.

La situación es tan urgente que la Ciudad de Nueva York ahora pagará a las personas no vacunadas $100 para obtener su primera dosis en un sitio administrado por la ciudad. A partir de mediados de septiembre, se requerirán vacunas para cenar en el interior, hacer ejercicio en un gimnasio o asistir a cualquier tipo de entretenimiento en el interior.

Contáctanos