crímenes en Nueva Jersey

Sentencian a joven madre que sofocó a su recién nacido para luego arrojar el cuerpo a la basura

"Lo hice, cariño", habría escrito la joven a su novio tras asfixiar hasta la muerte a su bebé, según los fiscales.

Garbage bin

Jada McClain, de 20 años y residente de Neptune, fue sentenciada el jueves a 10 años de cárcel tras declararse culpable de asfixiar a su recién nacido en marzo de 2019, para luego arrojar el cuerpo en un contenedor de basura con la ayuda de su novio.

McClain tenía poco de haber cumplido 18 años cuando cometió el crimen. Su novio, Quaimere Mohammed, de entonces 19 años, también se declaró culpable de profanación de restos humanos en tercer grado y cumplirá cinco años de prisión. Ambos aceptaron acuerdos con la fiscalía del condado de Monmouth.

McClain admitió haber dado a luz al bebé en el baño de la casa de sus padres alrededor de las 4 a.m. del 29 de marzo de 2019, unas dos semanas después de que cumpliera 18 años. Luego colocó al bebé, a quien llamó Legend, en una cama y presionó contra su pecho hasta que dejó de respirar. 

Mohammed admitió que ambos estuvieron juntos la noche del 28 de marzo de 2019, y luego se fue a casa y se quedó dormido.

A la mañana siguiente, se despertó con los mensajes de texto de McClain diciendo que había dado a luz y que el bebé no respiraba, admitió Mohammed en la corte, pero los fiscales afirmaron que McClain le envió a Mohammed un mensaje en el que se leí “Lo hice, cariño”. 

McClain recogió a Mohammed de su casa en Asbury Park y le informó que el recién nacido estaba en el asiento trasero del automóvil envuelto en toallas, admitió Mohammed. Los dos condujeron hasta Washington Village Apartments en Asbury Park y arrojaron al bebé a un contenedor de basura cercano en Monroe Avenue.

McClain dijo a los investigadores que ocultó su embarazo a su familia y que Mohammed, a quien conoció en su segundo año mientras ambos asistían a Neptune High School, era el único que lo sabía. 

“Este caso es una tragedia horrible”, dijo el fiscal del condado de Monmouth, Christopher Gramiccioni. “Un infante ha muerto y dos jóvenes van a la cárcel. La Ley de Protección Safe Haven de Nueva Jersey proporciona un proceso legal, seguro y confidencial para cualquier persona que desee renunciar a la custodia de un recién nacido. Es importante que la gente conozca esta ley”.

Contáctanos