aumento de impuestos

¿Salarios más pequeños? Esto sabemos sobre posible alza de impuestos en NJ este 1 de octubre

Pero el gobernador Phil Murphy sigue sin dar luz sobre los planes tributarios del estado.

Telemundo

La fuerza laboral y las empresas del Estado Jardín intentan salir a flote de la aguda inestabilidad económica generada por la pandemia de COVID-19, pero ese esfuerzo se vería amenazado por un inminente aumento de impuestos sobre la nómina a fin de restablecer el agotado fondo del seguro estatal de desempleo. 

El Departamento de Trabajo y Desarrollo de la Fuerza Laboral publicó hace algunas semanas un aviso sobre el cambio en sus tasas de contribución. Estaba previsto que las tasas más altas comenzaran a imponerse desde el 1 de julio, como es habitual, pero las empresas no recibieron la notificación de la agencia, según la Asociación de Empresas e Industrias de Nueva Jersey. Ahora, se anticipa que la tasa impositiva más alta entre en vigencia este viernes 1 de octubre.

Los legisladores y grupos industriales señalan que será un aumento de $250 millones en el impuesto sobre la nómina del seguro de desempleo, luego de que más de 2 millones de residentes de Nueva Jersey presentaran reclamos desde marzo de 2020, cuando el gobernador cerró el estado para frenar la propagación del coronavirus. 

El fondo fiduciario de desempleo ha pagado hasta ahora $7,9 mil millones, lo que agotó las arcas y llevó al estado a pedir prestado al gobierno federal. La situación es similar al estado vecino de Nueva York, que también sopesa la posibilidad de un alza de impuestos. 

Pero el gobernador Phil Murphy sigue sin dar luz sobre los planes tributarios del estado. En la conferencia de prensa sobre el manejo estatal de la pandemia, ahora dos veces por semana, los periodistas cuestionaron al mandatario sobre la posibilidad de usar dinero de ayuda federal para evitar un inminente aumento de impuestos sobre la nómina. Sin embargo, el dirigente evadió las preguntas. 

Sobre el tema de la mitigación de los impuestos sobre la nómina, Murphy dijo que "nada está fuera de la mesa" y se negó a hacer ningún compromiso afirmativo de utilizar el dinero asignado al estado por el Plan de Rescate Estadounidense (ARP).

"Estamos estudiando los programas de forma constante; tuve una conversación ayer y esperaba algún tipo de análisis sobre un paso potencial más adelante hoy", dijo Murphy. 

"Por eso, seguimos deseando encontrar formas creativas y sólidas de obtener dinero en la calle para las pequeñas empresas", añadió. 

Los legisladores republicanos intentan obligar a Murphy a convocar una sesión extraordinaria para encontrar métodos alternativos para reponer el fondo del seguro de desempleo del estado, además del aumento del impuesto sobre la nómina actualmente planeado. Varios legisladores demócratas también han expresado su apoyo al uso del dinero de ARP para mantener el fondo, aunque ninguno ha firmado aún la petición.

El Fondo Fiduciario de Desempleo se financia mediante contribuciones de empresas y empleados. Todos los empleados pagan la misma tasa impositiva sobre sus primeros $35,300 en salarios, mientras que las contribuciones de las compañías dependen del saldo general del fondo y de cuántos de sus propios empleados han reclamado beneficios.

El agotado fondo podría haber provocado un aumento de casi $1 mil millones en los impuestos sobre la nómina de desempleo de los empleadores este año, pero el gobernador Murphy firmó un proyecto de ley en enero que escalona el aumento de impuestos en más de tres años. El estado tomó un paso similar después de que el fondo fiduciario entrara en números rojos durante la Gran Recesión.

Los grupos que representan a las empresas y los legisladores republicanos han criticado duramente al mandatario por no hacer más para evitar que las empresas sufrieran un nuevo golpe financiero. 

Los republicanos habían instado al gobernador a poner en el fondo fiduciario parte de los $6.200 millones de dólares de la ayuda federal del Plan de Rescate Estadounidense de Nueva Jersey y evitar cualquier aumento de impuestos.

“Es una pequeña ventaja que los empleadores paguen este impuesto adicional durante tres años, en lugar de pagarlo todo a la vez. Pero al final del día, este es un gran impuesto no sobre ingresos, ganancias o activos, sino sobre trabajos reales, ya que los empleadores buscan desesperadamente recuperar empleados”, dijo hace unas semanas Bob Considine, portavoz de la Asociación de Empresas e Industrias de Nueva Jersey. "Esperamos que la administración considere usar esos fondos federales en un futuro cercano para salvar a nuestros creadores de empleo de otra carga tributaria adicional".

En general, con los impuestos sobre la nómina, el trabajador y el empleador aportan la cantidad pagada al estado. Si la ley no hubiera entrado en vigor, habrían pagado una tarifa mucho más elevada.

El senador estatal Steven Oroho, R-24th District, un destacado miembro republicano del Comité de Presupuesto y Asignaciones del Senado, calificó el aumento de impuestos como "evitable”. 

“Deberíamos haber usado el dinero de ayuda de COVID que el estado ya tiene en su poder en lugar de agregar cargas a los creadores de empleo”, dijo.

El Departamento de Trabajo no ha hecho comentarios sobre el descontento que causó la imposición entre los grupos empresariales.

Contáctanos