Licencias para indocumentados

Reporte: DMV de NY bajo investigación por supuesto fraude al emitir licencia para indocumentados

Funcionarios habrían recibido pagos de hasta $3,000 para emitir la licencia a inmigrantes que presentaron documentos falsos, esto a fin de reclamar pagos del Fondo de Trabajadores Excluidos. 

La Oficina del Inspector General de Nueva York estaría investigando un supuesto fraude gestado por funcionarios del Departamento de Vehículos Motorizados, quienes presuntamente accedieron a entregar licencias de conducir para indocumentados a personas que usaron el carné para establecer una falsa residencia en el estado y así poder reclamar de forma fraudulenta pagos del Fondo de Trabajadores Excluidos.

La investigación del presunto fraude emerge a solo semanas de que el estado cerrara el periodo de solicitudes tras agotarse los $2.1 mil millones del fondo, lo que dejó a miles de neoyorquinos con las manos vacías. 

El Departamento de Trabajo del estado recibió más de 90,000 solicitudes solo durante el primer mes del programa y aprobó más de la mitad de esos formularios para el 3 de septiembre. Está previsto que unos 100.000 solicitantes reciban pagos de $15,600, mientras que otros 200,000 obtengan pagos de $3,200.

A principios de octubre, legisladores como la senadora Jessica Ramos y defensores de los inmigrantes señalaron que una cifra desmesurada de neoyorquinos quedaron excluidos del programa y pidieron a la gobernadora Hochul la asignación de más fondos. 

Los investigadores de la Oficina del Inspector General visitaron la oficina de Albany del Departamento de Vehículos Motorizados del estado el mes pasado para entrevistar a los funcionarios respecto al presunto esquema de fraude bajo el programa de licencias de conducir para indocumentados, según reportó Times Union

Los investigadores habrían detallado que un número no específico de inmigrantes indocumentados pagaron hasta $3,000 o más para realizar las pruebas de permiso de conducir en línea, además de presentar documentos de residencia fraudulentos y direcciones postales falsas. 

La Oficina del Inspector General sospecha que cientos de personas no calificadas pudieron obtener beneficios estatales a pesar de que podrían vivir en otros estados, incluso fuera del país, según una fuente familiarizada con el caso y citada por Times Union.

Un portavoz de la Oficina del Inspector General confirmó el lunes al medio que “tiene una investigación en curso sobre el posible uso indebido del programa de permisos de conducir del DMV", pero no se dieron a conocer más detalles. 

No está claro cuándo se detectó el presunto fraude o si el Departamento de Trabajo está involucrado en la investigación del Inspector General. 

Contáctanos