impuestos locales

Qué es el límite de la deducción de impuestos (SALT) y por qué afecta a residentes de NY y NJ

Los republicanos crearon un límite de $10,000 en la deducción SALT como parte de su ley tributaria de 2017, pero esa directriz ha sido impopular entre los estados de tendencia demócrata con altos impuestos.

Telemundo

Cuatro estados demócratas del noreste instan a la Corte Suprema que escuche un caso que impugna el límite de la deducción de impuestos estatales y locales (SALT) creado por la ley de impuestos durante el gobierno de Donald Trump en 2017.

Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Maryland presentaron su petición ante el tribunal superior después de que un tribunal federal de apelaciones falló en su contra en octubre.

"Me enorgullece que llevamos este asunto a la Corte Suprema para continuar luchando en nombre de los contribuyentes de Nueva York", dijo la gobernadora Kathy Hochul en un comunicado de prensa el lunes.

Los republicanos crearon un límite de $10,000 en la deducción SALT como parte de su ley tributaria de 2017, pero esa directriz ha sido impopular entre los estados de tendencia demócrata con altos impuestos, cuyos gobernadores argumentan que ha llevado a drásticos incrementos de impuestos para los residentes. 

Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Maryland presentaron inicialmente su demanda contra el Departamento del Tesoro y el IRS en 2018, en la que argumentaron que el límite de deducción SALT viola la Constitución. Pero un tribunal de distrito falló en contra en 2019, al igual que un Tribunal de Apelaciones para el Segundo Circuito, en octubre pasado. 

En su petición a la Corte Suprema, los estados argumentaron que la corte debería tomar el caso porque "la reducción sin precedentes de la deducción SALT por parte del Congreso presenta una pregunta novedosa e importante sobre los límites del poder tributario federal". También argumentan que el fallo del tribunal de apelaciones es incorrecto.

“Contrariamente al razonamiento del tribunal de apelaciones, la deducción SALT no es simplemente una cuestión de gracia del Congreso”, argumentaron los estados. “Más bien, la deducción tiene sus raíces en las limitaciones estructurales impuestas al gobierno federal por los principios básicos del federalismo en la Constitución”.

La petición a la Corte Suprema se produce cuando los demócratas están discutiendo la posibilidad de reducir el límite de deducción SALT como parte de un amplio paquete de gasto social y climático. La Cámara aprobó una versión del proyecto de ley en noviembre que elevaría el límite a $80,000. Pero se espera que los demócratas del Senado adopten un enfoque diferente, debido a las preocupaciones de algunos de que la disposición de la Cámara proporcionaría beneficios a las familias de altos ingresos.

Los demócratas del Senado aún tienen que anunciar un acuerdo sobre el tema SALT, y el paquete de gastos más amplio está en peligro debido a la oposición del senador Joe Manchin.

Uno de los principales defensores en el Congreso para reducir el límite de deducción SALT es el representante de Nueva York, Thomas Suozzi, quien se postula contra Hochul en las primarias demócratas para gobernador.

“Parece que @GovKathyHochul finalmente se está tomando en serio el tema SALT. Más vale tarde que nunca”, tuiteó Suozzi en respuesta a la petición de la Corte Suprema.

"Este límite injusto ya ha impuesto una carga financiera significativa a innumerables familias trabajadoras de clase media en Nueva York, y en los próximos años, se espera que cueste a los contribuyentes neoyorquinos más de $100 mil millones", dijo la procuradora general Letitia James. 

"Presentamos esta demanda para proteger a millones de neoyorquinos de este ataque político dañino, equivocado y descaradamente. No se dejará intimidar a Nueva York para que pague más de lo que le corresponde y continuaremos contraatacando".

¿PERO CÓMO TE AFECTA DIRECTAMENTE?

Supongamos que un contribuyente presenta su declaración de impuestos de 2021 y decide detallar sus deducciones. Reporta que paga $8,000 en impuestos a la propiedad anuales y $5,000 en impuestos estatales sobre la renta, esto bajo una tasa impositiva máxima sobre la renta del 22%

Si bien este contribuyente pagó $13,000 de impuestos estatales y locales, la ley actual solo le permite deducir $10,000. Usando su tasa impositiva del 22%, esta deducción reduciría su carga impositiva sobre la renta de 2021 en $2,200 (calculada multiplicando su deducción de $10,000 por su tasa impositiva del 22%).

Antes de 2018, este mismo contribuyente podría haber ahorrado $2,860 en impuestos al deducir los $13,000 que pagaron en impuestos estatales y locales .

Aunque todos los contribuyentes están limitados a la misma deducción de $10,000, los ahorros no serán los mismos para todos los contribuyentes. Aquellos en los tramos impositivos más bajos disfrutarán de ahorros más bajos con la deducción SALT, mientras que aquellos en el tramo impositivo más alto podrían ahorrar hasta $3,700 en impuestos federales sobre la renta.

A medida que avanzan las negociaciones sobre la Ley Build Back Better (BBB), la deducción de impuestos estatales y locales, o SALT, se ha convertido en la última moneda de cambio entre partidos en los esfuerzos de los demócratas por aprobar el paquete de gasto social de $1,75 billones.

Los estados demócratas con altos impuestos estatales y locales, como California, Nueva York y Nueva Jersey, respaldan una propuesta para aumentar el límite en la cantidad de impuestos estatales y locales que las personas pueden deducir de sus impuestos federales sobre la renta de $10,000 a $80,000. 

La deducción SALT es una forma para que las personas, especialmente en los estados donde los impuestos sobre la renta, las ventas y la propiedad son altos, eviten pagar dos veces los impuestos que han pagado por los servicios prestados por los estados y localidades, como educación, atención médica, y transporte. 

Antes de 2017, cuando los republicanos impulsaron la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, o TCJA, los contribuyentes podían reclamar una cantidad ilimitada como deducción SALT. 

La deducción SALT ha sido parte de la política fiscal desde antes de que se creara el impuesto sobre la renta federal en 1913, y aparte de algunos cambios menores en las décadas de 1960 y 1970, no había cambiado significativamente hasta la revisión de 2017 a través de la TCJA.

Mientras que los cambios de 1964 y 1978 a la ley abordaron qué se podía deducir, la TCJA abordó cuánto se podía deducir.

El límite de 2017 fue promulgado por un Congreso republicano para compensar el déficit de ingresos causado por la reducción de la tasa impositiva marginal para los mayores ingresos del 39,6% al 37% y las tasas de impuestos corporativos del 35% al 21%; de ahí la parte de "recortes de impuestos" de la factura. 

En general, según el Tax Policy Center, la Oficina de Presupuesto del Congreso predijo en ese momento que el proyecto de ley de impuestos republicano aumentaría el déficit federal en casi $1,9 billones durante su primera década.

¿QUÉ SIGNIFICA UN LÍMITE MÁS ALTO EN LA DEDUCCIÓN SALT?

Si los cambios en el límite SALT que se están discutiendo actualmente para el proyecto de ley de conciliación se aprueban, el hecho de que afecten o no tu factura de impuestos dependerá de tus ingresos, el lugar donde vives y otros aspectos específicos, como si eres poseedor de propiedades. 

Los tipos de gastos que los contribuyentes pueden elegir deducir (impuestos sobre la renta o sobre las ventas, impuestos sobre la propiedad, gastos médicos y donaciones caritativas, por ejemplo) no cambiarían. La cantidad que puedes deducir debido a esos impuestos estatales y locales, sin embargo, sí podría.

Si bien el límite de deducción de 2017 afectó a las personas con mayores ingresos, en general aquellos que ganan más de $100,000, al aumentar la cantidad de ingresos anuales sujetos a impuestos federales, un aumento en el límite de deducción beneficiaría principalmente a esos contribuyentes con ingresos más altos.

Además, es más probable que las personas con mayores ingresos posean propiedades y, por lo tanto, paguen impuestos sobre la propiedad en su estado y localidad, otro gasto que pueden elegir deducir de sus ingresos imponibles.

Según el Tax Policy Center, un proyecto conjunto del Urban Institute y la Brookings Institution, en 2017, solo el 16% de los contribuyentes con ingresos entre $20.000 y $50.000 reclamaron la deducción SALT, en contraste al 76% de los contribuyentes con ingresos entre $100 000 y $200 000 lo reclamó, y más del 90 por ciento de los contribuyentes con ingresos superiores a $200,000 lo hicieron.

Las personas con altos ingresos en lugares con altos impuestos, principalmente en estados azules como California, Nueva York y Nueva Jersey, tienen más probabilidades de poder reclamar la deducción SALT para reducir sus ingresos imponibles.

Contáctanos