Coronavirus en Connecticut

Propietarios de restaurantes hispanos bajo arresto por infringir normas sanitarias contra COVID

Los negocios habrían permitido que sus meseros sirvan la comida sin usar mascarilla. En unos de los lugares, que también sirve como lugar de baile, había al menos un centenar de personas hacinadas.

TLMD-cafeteria-restaurante-shutterstock_257829157

Varios propietarios de restaurantes de Connecticut fueron arrestados y enfrentan cargos por reiteradas violaciones de las normas sanitarias implementadas para contrarrestar la propagación del COVID-19. 

Los negocios habrían permitido que sus meseros sirvan la comida sin usar mascarilla, además del hacinamiento en los establecimientos. 

El alcalde de Danbury, Mark Boughton, informó sobre el arresto de cinco dueños de restaurantes en esa localidad.

"Les advertimos varias veces y en cierto punto tuvimos que arrestarlos", dijo Boughton.

Los arrestos ocurrieron durante el ajetreado fin de semana del 4 de julio en cuatro bares y restaurantes en Main Street y sus alrededores. Los negocios fueron identificados como La Canchita Restaurant and Bar, Red House Bar and Cafe, Fajitas and Margaritas y La Costeñita Bar and Restaurant.

Entre las infracciones también destacan el instalar mesas sin respetar los seis pies de distancia y permitir que los clientes bailen en un restaurante abarrotado. El alcalde dijo que alrededor de 100 personas se encontraron dentro de uno de los establecimientos sancionados. 

En La Canchita se colocaron letreros para pedir a los clientes el uso de cubrebocas y el respeto del distanciamiento físico, aunque dichas reglas no se habrían cumplido. Llamó la atención de las autoridades el hecho de que el restaurante ofrece su servicio al aire libre en el estacionamiento donde se instaló un sitio de prueba COVID-19, por ende, los clientes y el personal están expuestos. 

Boughton dijo que su administración emitió múltiples advertencias antes de que los propietarios fueran arrestados. El alcalde indicó que se vio obligado a ordenar los arrestos para mantener las seguridad de los residentes. 

"Nuestros números han sido excelentes, van hacia abajo, nuestros residentes han sido excelentes. Pero solo se necesita una instancia para causar un resurgimiento", dijo Boughton.

Uno de los propietarios estimó que ha sido atacado de forma injusta y pide a la ciudad que haga un mejor trabajo en la aplicación de la ley para todos los restaurantes.

Contáctanos