Universidad de Princeton

Princeton acepta pagar más de $1 millón a maestras para resolver brechas salariales

La Universidad de Princeton llegó a un acuerdo con el Departamento de Trabajo de los EE. UU., para pagar $925,000 en salarios atrasados y al menos $250,000 en futuros ajustes salariales a maestras que ganaran menos dinero que los hombres.

Telemundo

NUEVA JERSEY - La Universidad de Princeton llegó a un acuerdo con el Departamento de Trabajo de los EE. UU., para pagar $925,000 en salarios atrasados y al menos $250,000 en futuros ajustes salariales a maestras que ganaran menos dinero que los hombres. De esta manera buscan resolver las alegaciones de discriminación de compensación por parte de La Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, (OFCCP, por sus siglas en inglés).

El acuerdo llega tras una revisión de la OFCCP, que hace parte del Departamento de Trabajo, que encontró que entre 2012 y 2014, 106 profesoras en Princeton recibieron menos paga que los profesores.

El portavoz de la Universidad de Princeton, Ben Chang, dijo en un comunicado la semana pasada que la universidad impugnó las acusaciones porque se basaban en un "modelo estadístico defectuoso que agrupó a todos los profesores titulares independientemente del departamento" y no reflejaba cómo la universidad contrata y compensa a su personal.

“En otras palabras, un profesor de inglés no puede realizar las funciones de un profesor en el departamento de física, y viceversa”, dijo, al tiempo que agregó que la universidad hizo su propio análisis estadístico de los datos salariales entre 2012 y 2014 y no encontró disparidades.

Sin embargo, a pesar de la confianza de la universidad en su práctica salarial, Chang dijo que "Princeton acordó resolver la disputa para evitar litigios largos y costosos".

Craig E. Leen, director de la Oficina de Programas de Cumplimiento de Contratos Federales, dijo que está "satisfecho" con la decisión de la universidad de buscar un "acuerdo de conciliación de resolución temprana" y abordar los problemas salariales que el Departamento de Trabajo encontró en su revisión.

“Los acuerdos de conciliación de resolución temprana son una herramienta eficaz para que los contratistas garanticen un pago equitativo a los empleados, mejoren las revisiones internas de equidad salarial y corrijan de manera proactiva las disparidades descubiertas”, dijo Leen en un comunicado.

Además de pagar casi $1.2 millones en pagos atrasados ​​y ajustes salariales, Princeton acordó realizar capacitación sobre equidad salarial para todas las personas involucradas en el proceso de compensación y tomará medidas para realizar análisis estadísticos para garantizar que no existan disparidades salariales entre maestros y maestras.

En 2018, el año más reciente para el que The Chronicle of Higher Education ofrece datos salariales, las profesoras de Princeton ganaron un promedio de $234,593 por año, en comparación con los profesores varones que ganan un promedio de $252,805 por año. En las universidades sin fines de lucro de cuatro años, los profesores masculinos de nivel superior en los EE. UU. ganaron un promedio de $18,200 más por año que las profesoras de nivel superior, según un estudio de 2017 publicado por The Chronicle of Higher Education.

En 2019, la profesora de la Universidad Estatal de Ohio, Joyce Chen, publicó un informe para mostrar cuán comunes son estas disparidades salariales en el mundo académico después de descubrir que las profesoras titulares de la Universidad Estatal de Ohio ganan un 11% menos que los profesores titulares varones.

Muchas de estas brechas salariales, explicó Chen en un comunicado, existen entre departamentos académicos, y muchos campos dominados por hombres ofrecen salarios más altos.

“Los economistas ganan más que los que trabajan en humanidades, en parte porque los economistas pueden irse y trabajar en una empresa financiera o un grupo de expertos”, dijo. "Pero, fundamentalmente, ¿las tareas que realizan los profesores en los diferentes departamentos difieren lo suficiente como para justificar estas brechas salariales?"

Chen dijo que espera que su informe sobre las disparidades salariales en la academia ayude a "refutar las muchas justificaciones presentadas para explicar la brecha salarial de género" porque "muchas de estas justificaciones pueden ser el resultado de sesgos implícitos o explícitos".

Contáctanos