keyon harrold

Piden justicia luego de que hijo de destacado músico fue acusado falsamente de robo

El alcalde Bill de Blasio describió el caso como un claro ejemplo de racismo, aunque la Policía de la Ciudad de Nueva York dice que no está investigando el caso como un incidente de prejuicio.

NUEVA YORK - La Policía de la Ciudad de Nueva York planea presentar cargos contra una mujer que presuntamente acusó falsamente al hijo de un músico de jazz afroamericano, ganador del premio Grammy, de robar su teléfono en un hotel de lujo de la Ciudad de Nueva York durante el fin de semana, dijeron las autoridades.

Mientras tanto, el destacado abogado de derechos civiles Benjamin Crump se unirá al músico de jazz Keyon Harrold para pedir justicia el miércoles. Se espera que la familia se reúna con el fiscal de distrito de Manhattan Cyrus Vance más tarde ese mismo día. La oficina de Vance emitió una breve declaración a principios de esta semana diciendo que estaba investigando a fondo.

Un día antes, el jefe de detectives del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, Rodney Harrison, dijo que la decisión de presentar cargos se produjo después de que el departamento obtuvo imágenes de video del enfrentamiento del sábado en el hotel Arlo de SoHo. El departamento ha identificado a la mujer y está trabajando para localizarla, dijo un vocero.

Si bien el caso ha aparecido en los titulares por supuestos matices raciales, la Policía de la Ciudad de Nueva York dice que no lo está investigando como un incidente de prejuicio.

El caso, descrito con doloroso y frustrado detalle en Instagram por el músico Keyon Harrold en una publicación del domingo, inicialmente parecía justificar cargos de acoso, dijo Harrison, pero señaló que el video mostró que la discusión verbal se intensificó. Harrold, de 40 años, tenía rasguños en la mano. Su hijo no resultó herido.

"Después de que pudimos obtener el video, ahora buscamos acusar a esta persona de asalto y tal vez incluso ver un hurto mayor o tal vez incluso un intento de robo", dijo Harrison en la sesión informativa del martes.

Aunque su hijo no resultó herido, Harrold describió el enfrentamiento como una de las experiencias más traumáticas de su vida.

"Alguien que intenta atacar a mi hijo", dijo el artista a nuestra cadena hermana NBC News sobre su trauma. "Todavía no sé quién es esta persona".

Harrold dice que su hijo de 14 años también se ha visto profundamente afectado por la confrontación del fin de semana en el vestíbulo del hotel Arlo de SoHo.

"Mi hijo, una y otra vez, le dice a su mamá, él me dice, '¿Por qué ella pensaría que yo tomaría su teléfono?'", Dijo Harrold.

Desde entonces, el hotel se ha disculpado con Harrold y su hijo por la "experiencia inexcusable" que sufrieron. La mujer involucrada permanece sin identificar en este momento, aunque nuestra cadena hermana NBC News ha tratado de averiguar quién es para obtener comentarios.

Según la narrativa de Harrold, el reconocido trompetista y su hijo de 14 años bajaron de su habitación de hotel el sábado para desayunar cuando fueron abordados por la mujer y el personal del hotel.

En el video de un minuto que Harrold publicó en Instagram el domingo, la mujer sigue insistiendo en que su hijo le muestre su teléfono, alegando que le pertenece y diciendo que "no se irá" hasta que se demuestre lo contrario.

"Este incidente se prolongó durante cinco minutos más, yo protegí a mi hijo de esta lunática. Ella me arañó, abordó y agarró", escribió Harrold en la publicación. Las imágenes no parecen mostrar a nadie siendo atacado físicamente, pero se puede escuchar a Harrold diciendo "retira tus manos de mi", antes de que termine el video.

No estaba claro qué sucedió antes o después del video, pero Harrold dijo que el teléfono de la mujer fue encontrado más tarde en un Uber.

Harrold dijo que la mujer no era una huésped actual del hotel y que se marchó el 23 de diciembre, unos días antes del incidente, pero que el gerente del hotel todavía parecía intentar que el hijo de Harrold le mostrara su teléfono a la mujer.

"¡Él realmente la empoderó! ¡Ni siquiera consideró el hecho de que en realidad éramos los invitados! Ahora piense en el trauma que mi hijo ahora tiene que soportar, solo bajando las escaleras para tomar un brunch con su padre", escribió Harrold en Instagram, y agregó que un conductor de Uber luego le devolvió a la mujer su teléfono.

El hotel dijo en un comunicado que el gerente llamó "de inmediato" a la policía por la conducta de la mujer y que la seguridad del hotel intervino para evitar más violencia. También reconoció que se podría haber hecho más para reducir la situación.

Crump quiere que la oficina del fiscal de distrito de Manhattan presente cargos de agresión contra la mujer.

"Esto es lo que se necesita para impulsar el cambio", dijo el abogado en un comunicado. "Es profundamente preocupante que continúen ocurriendo incidentes como este, en el que un niño afroamericano es visto y tratado como un criminal".

El lunes por la noche, el alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, describió el incidente como un claro ejemplo de racismo.

"Sería horrible a cualquier edad, pero es especialmente ofensivo que le haya pasado a un niño", dijo de Blasio en un tuit. "Para Keyon Harrold Jr. y su familia: Lamento mucho que esto les haya pasado. Su comportamiento fue una afrenta a los valores de nuestra ciudad".

El caso es el último de una serie de enfrentamientos captados por cámara en los que se acusó injustamente a personas afroamericanas durante el último año. El incidente más reciente y ampliamente compartido ocurrió en Central Park en mayo, cuando una mujer blanca acusó falsamente a Christian Cooper, un observador de aves afroamericado, de agresión después de que él le pidió que pusiera a su perro con una correa en un área donde se requieren correas.

Contáctanos