leyes de inmigración

Perdón de deportación y permiso de trabajo a quien denuncie abuso laboral: ¿Qué significa el nuevo plan de inmigración?

El DHS prepara una guía que establecería pautas para perdonar la deportación y otorgar una Autorización de Empleo a trabajadores indocumentados que denuncien los abusos y colaboren con las fuerzas del orden. 

Telemundo

Durante el gobierno de Donald Trump, las autoridades de inmigración se centraron en efectuar operativos en lugares de trabajo donde la fuerza laboral es mayormente indocumentada. Una de las redadas más grandes en la última década en Estados Unidos ocurrió en agosto de 2019 y culminó con 680 arrestos en siete plantas procesadoras de alimentos en Mississippi. 

Pero el martes, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció un drástico cambio en las políticas migratorias, que invierten el castigo. Bajo las nuevas reglas, no serían los trabajadores indocumentados los que enfrentan la penalización del Gobierno sino las empresas que incurran en prácticas de explotación y la violación de los derechos laborales. 

Además, según anunció el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, el DHS prepara una guía que establecería pautas para perdonar la deportación y otorgar una Autorización de Empleo (EAD) a trabajadores indocumentados que denuncien los abusos y colaboren con las fuerzas del orden. 

Mayorkas describió los esfuerzos para proteger a los inmigrantes no autorizados que presencian o son víctimas de explotación y abuso laboral al ordenar a los funcionarios de la agencia de inmigración que se abstuvieran de colocar a tales inmigrantes en procedimientos de deportación y que considerasen otorgarles un estatus legal temporal. El secretario de Seguridad Nacional enfatizó que tales acciones alentarán a los inmigrantes a cooperar con las agencias federales. 

Mayorkas también instruyó a los funcionarios de la agencia de inmigración para asegurarse de que E-Verify, un programa gubernamental en línea que permite a los empleadores verificar el estado migratorio de los posibles empleados, no se utilice para tomar represalias contra los trabajadores que informan sobre salarios bajos o condiciones de trabajo inseguras.

Al apuntar a los empleadores en lugar de a los empleados no autorizados, Mayorkas dijo que Estados Unidos podría establecer un mercado laboral más justo y beneficiar a las empresas que compiten con los empleadores que explotan a los inmigrantes indocumentados. 

“Podemos proteger de manera más efectiva el mercado laboral estadounidense, las condiciones del lugar de trabajo estadounidense y la dignidad del individuo al enfocar nuestros esfuerzos de cumplimiento en el lugar de trabajo en empleadores sin escrúpulos”, escribió Mayorkas en un memorándum. "Así es cómo procederemos".

El documento fue dirigido a ICE, a las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y a la de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS). 

Hay más de 7 millones de inmigrantes indocumentados que trabajan en Estados Unidos, según un informe publicado por el Center for American Progress en diciembre de 2020.

Los inmigrantes indocumentados representan 13% de todos los trabajadores de la construcción y aproximadamente 8.4% de todos los trabajadores de la industria de servicios de alojamiento y alimentos, según el informe. También representan 10% de las industrias administrativas y de apoyo y gestión de residuos y 25% de los trabajadores en ocupaciones agrícolas, pesqueras y forestales.

Mayorkas también ordenó el martes a las autoridades de inmigración que detengan los arrestos masivos de indocumentados en lugares de trabajo. Señaló que los esfuerzos para hacer cumplir la ley deberían centrarse en responsabilizar a los "empleadores inescrupulosos". 

En un memorando a los funcionarios de la agencia de inmigración, Mayorkas describió las nuevas prioridades de aplicación que apuntan a los empleadores que explotan a los inmigrantes. Estos empleadores a menudo pagan salarios inferiores a los estándares, someten a los trabajadores a condiciones inseguras y facilitan la trata de personas y la explotación infantil, expresó en el memorándum. 

El documento instruye a los funcionarios de la agencia de inmigración para que desarrollen políticas dentro de los próximos 60 días que lleven a cabo el cambio en las prioridades de aplicación y establezcan consecuencias "más severas" a los empleadores explotadores.

"El despliegue de operaciones masivas en el lugar de trabajo, que a veces resultó en el arresto simultáneo de cientos de trabajadores, no se centró en el aspecto más pernicioso del desafío del empleo no autorizado de nuestro país: los empleadores explotadores", escribió Mayorkas en un memorando a varios funcionarios de agencias de inmigración.

La acción del martes es parte de los esfuerzos de la administración de Biden para reducir el alcance de quiénes pueden ser arrestados y detenidos por los funcionarios de inmigración de Estados Unidos. El mes pasado, por ejemplo, la administración anunció que las autoridades de inmigración ya no deportarían a personas únicamente por ser indocumentadas.

Contáctanos