ciudad de nueva york

Ofrecen acuerdo de culpabilidad a la mujer que denunció falsamente a un adolescente de robar su celular en un hotel de NYC

Miya Ponsetto estaba en el Hotel Arlo cuando tuvo una confrontación con Keyon Harrold Jr., que entonces tenía 14 años, a quien acusó de robarle su teléfono en diciembre de 2020. Su teléfono fue encontrado más tarde en un Uber

Telemundo

La mujer de California acusada de un delito de odio por presuntamente acusar erróneamente a un adolescente negro de tomar su teléfono en un hotel de Manhattan en diciembre de 2020 y agarrarlo mientras intentaba irse, se le ofreció un acuerdo con la Fiscalía, dijo el lunes la oficina del fiscal de distrito.

Miya Ponsetto se declaró inocente el verano pasado de cargos que incluyen encarcelamiento ilegal como un crimen de odio, acoso agravado y peligro para niños en el incidente que se desarrolló en el Hotel Arlo con Keyon Harrold Jr., de 14 años.

El video la muestra agarrándolo mientras él intentaba escapar. Su teléfono fue encontrado poco después en un Uber.

Según el acuerdo revelado el lunes, Ponsetto tendría que declararse culpable de ese cargo de delito de odio, el mayor cargo en su contra. Luego se le exigirá que lleve una "vida respetuosa de la ley" durante los próximos dos años, lo que incluye cumplir con los oficiales de libertad condicional de California, y continuar recibiendo asesoramiento.

Si lo hace con éxito, la oficina del fiscal de distrito de Manhattan dijo que estaría de acuerdo en que ella retire la declaración de culpabilidad del cargo de delito grave a cambio de una declaración de culpabilidad de acoso agravado en segundo grado, que es un delito menor. Ella tampoco estaría sujeta a ningún tiempo adicional en la cárcel, según el acuerdo.

No quedó claro de inmediato si Ponsetto o sus abogados están considerando el acuerdo. Su caso ha sido aplazado hasta mediados de abril.

La mujer Piru fue arrestada en enero de 2021 por otros cargos relacionados con la confrontación que involucró a Harrold Jr. Inicialmente pareció disculparse, pero luego retrocedió en una tensa entrevista en un programa de noticias matutino de CBS.

La familia del adolescente presentó previamente una demanda contra Ponsetto y el hotel, alegando discriminación racial. Alegaba que Ponsetto lo “abordó violentamente” y que el gerente del hotel, Chad Nathan, la ayudó y exigió que el adolescente entregara su teléfono para que lo inspeccionaran. El estado de la demanda no quedó claro de inmediato el lunes.

Desde entonces, el hotel se disculpó con el adolescente y su padre, un destacado músico de jazz, por la "experiencia imperdonable" que soportaron.

Contáctanos