torre trump

NYPD dejará de resguardar la Torre Trump, Servicio Secreto afina detalles para desinflar la burbuja de seguridad

La uniformada ha vigilado la Torre Trump desde el verano de 2016 y en un momento los contribuyentes desembolsaron hasta $ 300,000 dólares al día en seguridad. 

Telemundo

Las inmediaciones de la Torre Trump lucían en completa calma cuando el expresidente Donald Trump dejó el cargo tras su mandato de cuatro años para dirigirse a Florida, y durante los próximos días y semanas, los neoyorquinos podrán observar una reducción gradual de la seguridad. 

El NYPD ha vigilado la Torre Trump desde el verano de 2016 y en un momento los contribuyentes desembolsaron hasta $ 300,000 dólares al día en seguridad. Además, a medida que se levantaron las barricadas y se desplegaron agentes, el negocio disminuyó en las tiendas y restaurantes cercanos.

Ahora que Trump ya no es presidente, la burbuja de seguridad comenzará a desinflarse, pero East 56th Street seguirá cerrada mientras las fuerzas del orden evalúan las amenazas potenciales.

Por ahora, las fuerzas del orden locales y federales continúan enfocándose en los partidarios de Trump relacionados con los disturbios en el Capitolio el pasado 6 de enero, a la vez que detallan el proceso para trasladar la seguridad de la Torre Trump a zonas de la ciudad que requieren con urgencia la seguridad. 

El arresto más reciente fue el de Samuel Fisher en la esquina de 88th Street y York Avenue el miércoles por la mañana. El FBI acusa al hombre de viajar a Washington y participar en la toma del Capitolio.

El NYPD dijo que trabajará con el Servicio Secreto para desarrollar un nuevo programa de seguridad que disminuya la huella federal y la presencia de agentes asignados a la Torre Trump y sus alrededores.

"Desde ahora hasta la inauguración tendremos una presencia sólida en las ubicaciones afiliadas a Trump, incluida la Trump Tower en la Quinta Avenida. Después de la inauguración reevaluaremos nuestra postura de seguridad", dijo el NYPD el miércoles. 

Lo más probable es que eso signifique un regreso al tráfico fluido a lo largo de la Quinta Avenida y posiblemente incluso la reapertura de East 56th Street en el lado sur de la Torre Trump. 

Contáctanos