Año Nuevo en Times Square

NYC impondrá límite de asistentes a la celebración de Times Square ante amenaza de ómicron

No solo se limitará el acceso a espectadores totalmente vacunados, además del uso obligatorio de mascarillas, también se reduciría la cifra de neoyorquinos y visitantes conglomerados para la celebración. 

Telemundo

La Ciudad de Nueva York ha modificado sus planes para la celebración de la víspera de Año Nuevo en Times Square. No solo limitará el acceso a espectadores totalmente vacunados, además del uso obligatorio de mascarillas, también reduciría la cifra de neoyorquinos y visitantes conglomerados para la celebración. 

Las áreas para observar el espectáculo admitirán menos personas de lo previsto, a fin de permitir el distanciamiento físico, anunció el alcalde Bill de Blasio. Sin embargo, el mandatario no especificó la cifra. Se requerirá comprobante de vacunación completa con identificación válida con fotografía, como lo había anunciado previamente De Blasio. 

Las directrices podrían cambiar en los próximos días, advirtió la oficina del alcalde. El evento es al aire libre, por supuesto, y solo para personas completamente vacunadas, pero el asombroso dominio de ómicron sobre la Ciudad de Nueva York en las últimas semanas significa que los funcionarios están dejando espacio para cambios adicionales si es necesario antes de la próxima semana.

"Hay mucho que celebrar y estas medidas de seguridad adicionales mantendrán a la multitud completamente vacunada segura y saludable mientras recibimos el Año Nuevo", dijo de Blasio en un comunicado.

En un evento anterior, no relacionado, el alcalde señaló que ómicron es un revés, pero eso no significa que la parálisis  del progreso de la ciudad.

"No vamos a cerrar. No vamos a retroceder. Vamos a luchar para superar esto", dijo de Blasio en un evento en Brooklyn. El mandatario recordó a los neoyorquinos la oferta de $100 en efectivo que su administración está ofreciendo a quienes reciban la vacuna de refuerzo antes del 31 de diciembre. 

Poco antes, el alcalde informó casi 11.500 nuevos casos de COVID, un aumento de casi el 5% con respecto a las cifras que describió como "asombrosas" un día antes. De Blasio agregó otras 198 hospitalizaciones al recuento; esas tasas, si bien aumentaron en las últimas semanas, han sido manejables y mucho menos discordantes que el número de casos que se dispara.

El anuncio llega poco más de un mes después de que el alcalde saliente declarara triunfalmente que las multitudes completamente vacunadas podrían regresar a Times Square para celebrar la víspera de Año Nuevo sin limitaciones . Fue un momento para consumar lo que De Blasio describió como la recuperación épica y continua de los cinco condados después de una pérdida humana y económica impensable por la pandemia de COVID-19.

La medianoche del 31 de diciembre marca el final del gobierno de De Blasio. La esperanza era una celebración mucho más nutrida, a diferencia de la víspera de Año Nuevo 2020. 

Tanto la Asociación de Broadway como la Coalición Publicitaria de Times Square, que organizan la fiesta de Año Nuevo en Times Square, suplicaron al alcalde el martes que permita  la celebración sin restricciones drásticas. 

“En este momento, todos los ojos están puestos en la Ciudad de Nueva York y una celebración al aire libre alegra, segura, con vacunación y uso de mascarillas,  como lo es la víspera de Año Nuevo en Times Square, es exactamente lo que todos necesitamos ahora más que nunca para despedirnos del 2021", dijeron las organizaciones en una declaración conjunta. 

La celebración de la víspera de Año Nuevo del año pasado en Times Square fue un evento que requirió distanciamiento físico, al que asistieron pequeños grupos de trabajadores esenciales. De Blasio dijo el mes pasado que volvería con "toda su fuerza" para recibir al 2022.

El único requisito habría sido que los asistentes muestren prueba de vacunación y aquellos que no puedan ser vacunados debido a una discapacidad muestren prueba de una prueba de COVID-19 negativa.

De Blasio calificó a ómicron como un "fenómeno rápido y temporal" que se espera que aumente en las próximas semanas y luego probablemente se disipe. Señaló que la mayoría de los residentes de la ciudad están vacunados, lo que hace que el brote reciente sea más manejable que cuando apareció COVID-19 a principios de la primavera de 2020. 

El promedio semanal de casos ha aumentado en la ciudad casi un 139% con respecto a los promedios de las cuatro semanas anteriores, según muestran los datos del jueves. Las hospitalizaciones aumentaron un 20% en el mismo período de tiempo. Las autoridades han dicho que la gran mayoría de esos casos más graves son personas que no están vacunadas.

En el área de Nueva York, los CDC estiman que la prevalencia de la variante ha superado el 90%.

Contáctanos