Reapertura de Nueva York

NYC anuncia programa móvil de pruebas de COVID-19 como parte del plan de reapertura del lunes

Los acontecimientos se producen un día después de que las muertes por el coronavirus en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut superaran las 40,000. Las autoridades reconocen que la cifra real probablemente sea mucho mayor.

Telemundo

Lo que debes saber

  • La ciudad de Nueva York entrará a la Fase I de reapertura el lunes; El alcalde Bill de Blasio dice que los cinco condados podrían estar preparados para la Fase II a principios de julio.
  • El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo el viernes que esperaba poder hacer un anuncio sobre la reapertura de las piscinas al aire libre, tanto municipales como privadas, a principios de la próxima semana.
  • Los acontecimientos se producen un día después de que las muertes por el coronavirus en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut superaran los 40,000. Las autoridades reconocen que la cifra real probablemente sea mucho mayor.

NUEVA YORK - El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dio a conocer el viernes un nuevo programa móvil de pruebas de COVID-19 que llevará las pruebas hasta el frente de las casas de los neoyorquinos. Esto a lo que establece nuevas reglas para los sitios de construcción antes de la reapertura de la ciudad el lunes.

Más de 30,000 sitios de construcción reabrirán el lunes 8 de junio a medida que los cinco condados de la Gran Manzana entran a la Fase I de reapertura luego de meses de cierre, dijo De Blasio. Los inspectores del Departamento de Edificios barrerán cada sitio de trabajo permitido para garantizar el cumplimiento del distanciamiento físico y otras orientaciones del Departamento de Salud.

Durante los primeros 30 días, la aplicación consistirá en campañas de educación y órdenes no monetarias. Después de eso, los inspectores comenzarán a emitir infracciones. Una primera violación viene con una orden de suspensión de trabajo y una multa de $5,000. Las infracciones posteriores incurrirán en multas de $10,000, dijo el alcalde.

Se espera que hasta 400,000 personas regresen a trabajar en la Fase I. Muchos de esos empleados regresarán a un sistema de tránsito que ha visto una caída del 90 por ciento en la cantidad de pasajeros en el transcurso de la pandemia y enfrenta preguntas sobre cómo mantener el distanciamiento físico. La MTA instaló nuevos escáneres de pago sin contacto en la mitad de sus estaciones de metro para ayudar a evitar algún contacto, y está pidiendo a la alcaldía 60 millas de carriles de autobuses prioritarios en El Bronx, Brooklyn y en Staten Island.

Como parte de la Fase 1 de reapertura, también se permitirá reanudar la construcción, y el Departamento de Edificios de la ciudad dio a conocer una guía sobre cómo deberían reabrirse más de 33,000 sitios. Se deben seguir los protocolos de distanciamiento físico y se deben usar mascarillas en todos los sitios. También habrá registros actualizados para la limpieza y desinfección, límites de capacidad para áreas pequeñas y otras precauciones tomadas para proteger la salud.

El alcalde espera que cientos de miles de personas más regresen a trabajar a la ciudad cuando esta ingrese a la Fase II, que podría suceder a principios de julio, dijo el jueves. Él ya ha presentado un plan de comidas al aire libre para ayudar a los restaurantes a prepararse para el siguiente paso.

A medida que la ciudad y el Estado continúan su proceso de reapertura, el gobernador Andrew Cuomo firmó una orden ejecutiva que podría ser uno de los primeros pasos para que las escuelas regreses a dictar clases en persona. La orden permite que la instrucción de educación especial se lleve a cabo en persona durante el verano, y que los condados que brindan el servicio sigan la guía estatal y federal. Aún no se ha determinado si alguna o todas las clases en persona volverán en otoño.

El distanciamiento físico y las mascarillas serán la regla general en el futuro. Ambas medidas han demostrado reducir la propagación de la infección. La ciudad de Nueva York registró el jueves su porcentaje diario más bajo de personas positivas al COVID-19, un 2 por ciento, desde el inicio de la pandemia. Se incrementó ligeramente a un 4 por ciento el viernes, pero todavía muy por debajo de la tasa de positividad del 26 por ciento que la ciudad vio en el pico de la crisis.

El programa de prueba móvil se lanzará con dos camiones en el vecindario de Soundview en El Bronx y Kew Gardens, Queens, la próxima semana. La ciudad planea agregar otros ocho camiones en las próximas semanas. Cada camión puede realizar 80 pruebas al día, lo que aumentaría la capacidad de prueba de la ciudad con hasta 800 pruebas más al día. No se necesitan citas. Los camiones solo aceptarán visitas sin cita previa.

El alcalde también anunció el viernes que tres sitios más de Gotham Health en Jackson Heights, Bushwick y Tremont albergarán centros de COVID-19, mientras la ciudad intenta brindar más ayuda a algunas de las áreas más afectadas. La pandemia de coronavirus ha tenido un impacto mucho más severo en las comunidades de color, con los afroamericanos e hispanos, que han perdido la vida alrededor del doble de la tasa de las personas de tez blanca, según la ciudad. Los Centros de Excelencia COVID-19 abrirán en el otoño y  brindarán atención pulmonar, servicios radiológicos y de diagnóstico, así como servicios de salud mental para ayudar a abordar la ansiedad, la depresión, el trastorno de estrés postraumático y la angustia psicológica.

Cualquiera puede hacerse la prueba independientemente de los síntomas; La oficina del alcalde abrió las pruebas universalmente a principios de esta semana como lo ha hecho el gobernador de Nueva Jersey en su estado. La semana pasada, la ciudad realizó más de 33,000 pruebas en un solo día. La prueba y el rastreo serán clave para mitigar la propagación de la infección en el futuro. El alcalde alienta a todos a aprovechar las oportunidades de prueba ampliadas, especialmente a medida que las protestas masivas en curso por la muerte de George Floyd aumentan el riesgo de exposición al COVID-19.

Hasta la fecha, más de 200,000 residentes de la ciudad de Nueva York han dado positivo por COVID-19, aunque los datos de las pruebas de anticuerpos sugieren que más de 2 millones pueden haber tenido el virus en algún momento. Algunos probablemente nunca supieron que estaban infectados.

Es probable que el alcance de la tragedia sea mucho más extenso de lo que indican las muertes confirmadas por coronavirus. Hasta la fecha, la ciudad de Nueva York representa casi 16,000 de las 24,133 muertes por virus confirmadas en el Estado. La ciudad agrega otras 4,727 muertes probables de COVID-19 a ese número, y el CDC dice que todavía hay otras 5,000 muertes "en exceso" no confirmadas o probablemente relacionadas con el virus que aún pueden estar conectadas.

El número de muertes por el coronavirus confirmadas en el área triestatal superó un sombrío hito de 40,000 esta semana. Nueva Jersey ha perdido a más de 12,000 personas hasta la fecha, mientras que la cifra de Connecticut superó la marca de 4,000 el jueves. A nivel nacional, se han perdido casi 110,000 vidas.

Se espera que el Estado Jardín ingrese a la Etapa 2 de su reapertura en tres etapas el 15 de junio, abriendo tiendas minoristas y salones de belleza en persona, entre otros negocios. El servicio al cliente en persona se reanudará en los centros de vehículos motorizados de Nueva Jersey, dijo el gobernador Phil Murphy el viernes. La Comisión de Vehículos Motorizados espera comenzar las pruebas en carretera y emitir nuevas licencias y permisos dos semanas después.

Murphy también dijo el viernes que esperaba poder hacer un anuncio sobre la reapertura de las piscinas al aire libre, tanto municipales como privadas, a principios de la próxima semana.

Contáctanos