vacunación para niños

NY y NJ se preparan para administrar la vacuna contra el COVID-19 a los más pequeños, NYC empezará el jueves

El alcalde Bill de Blasio dijo que la Ciudad de Nueva York empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra el COVID 19 a partir del jueves en los sitios de vacunación administrados por la ciudad. Algunas vacunaciones también se darán el miércoles en Nueva Jersey en el centro de Kearny's Thru Vax.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Nueva York y Nueva Jersey están preparadas para administrar la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 a más de 2.2 millones de niños de entre 5 y 11 años debido a que los CDC dieron la autorización final. Las vacunas comenzarán a administrarse a partir del miércoles.
  • Millones de vacunas producidas por Pfizer fueron enviadas a varios estados, consultorios médicos y farmacias.
  • Nueva York ha reservado más de 380,000 dosis que podrían estar listas en 24 horas, había dicho la gobernadora Kathy Hochul. Nueva Jersey ordenó más de 203,000 dosis, según funcionarios estatales de Salud.

Se espera que los niños de 5 a 11 años comiencen a recibir la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 el miércoles, un día después de que los CDC dieran la autorización final para que las inyecciones de dosis más bajas se administraran a los niños de ese grupo de edad.

Los sitios de vacunación administrados por la Ciudad de Nueva York comenzarán a administrar vacunas a ese grupo de edad el jueves, dijo el miércoles el alcalde Bill de Blasio. Esto dará a los pequeños tiempo suficientepara estar completamente vacunados antes de la Navidad y obtener algo de protección antes del Día de Acción de Gracias.

Por otro lado, el alcalde también dijo que a partir del lunes 8 de noviembre, habrán 1,070 sitios de vacunación en las escuelas a lo largo de una semana. Esto quiere decir sitios en unas 200 escuelas al día. Los menores deben estar acompañados por un padre o guardian para recibir la vacuna o tener un permiso escrito o verbal por teléfono.

Millones de vacunas producidas por Pfizer ya se enviaron a varios estados, consultorios médicos y farmacias, que comenzaron a aceptar citas para niños el miércoles temprano. El estado de Nueva York ha reservado más de 380,000 dosis que podrían estar listas en 24 horas, dijo la gobernadora Kathy Hochul.

Sin embargo, el sitio web del Estado aún tenía que reflejar el grupo que cumple ahora el criterio. Aquellos que intentaron inscribir a los niños que ya pueden recibir la dosis para las citas, el miércoles por la mañana, encontraron un mensaje que decía: "Actualmente no está en un grupo que cumple el criterio para recibir una vacuna. Continúe visitando este sitio web para obtener más información a medida que cambian los criterios del Estado de Nueva York".

Nueva Jersey ordenó más de 203,000 dosis, según los funcionarios de Salud estatales. Se espera que el miércoles brinden más detalles sobre el cronograma de cuándo comenzarán a administrar las inyecciones en más de 230 sitios en todo el Estado Jardín. Algunas vacunaciones se darán el miércoles en Nueva Jersey en el centro de Kearny's Thru Vax.

Durante semanas, ambos estados se han preparado para la aprobación de la vacuna en el grupo de edad más joven hasta el momento. Hochul dijo el martes que el Grupo de Trabajo de Asesoramiento Clínico del estado estuvo de acuerdo unánimemente con la decisión de los CDC y que el Departamento de Salud del estado pronto emitirá una guía oficial para el público.

"Aliento a los padres a que se comuniquen con sus pediatras y se preparen para vacunar a sus hijos", dijo la gobernadora en un comunicado. "El estado de Nueva York se ha estado preparando para este momento y no perderemos el tiempo para ayudar a que se administren las vacunas en todos canales disponibles para que podamos proteger a nuestros niños del COVID-19 y finalmente poner fin a la pandemia".

La gobernadora demócrata y su principal epidemióloga presentaron la semana pasada sus planes detallados para administrar cientos de miles de dosis de la vacuna contra el COVID-19 a niños de 5 a 11 años.

Eso incluye más de 231,000 vacunas reservadas solo para la Ciudad de Nueva York, y cubre una variedad de proveedores, desde instalaciones de salud pública hasta hospitales, consultorios pediátricos, farmacias independientes y otros grupos listos para manejar vacunar.

Hochul animó a los padres y cuidadores que tengan preguntas sobre la seguridad y eficacia de la vacuna Pfizer a que soliciten ahora respuestas de sus fuentes de confianza. Y presentó una fuente que dice que se puede confiar, la directora de epidemiología del Estado y una madre de tres, con dos niños de 5 a 11 años.

Esa mujer es la Dra. Emily Lutterloh, y encabezará los esfuerzos del estado para vacunar a los niños de ese grupo de edad, que incluye a más de 1,5 millones. Hochul dijo que Lutterloh también encabezará la campaña estatal para convencer a los padres de que al menos tengan la discusión sobre la vacuna con pediatras y otros expertos en quienes confían.

"Todos queremos volver a la normalidad y la forma más rápida de hacerlo es comenzar a vacunar a este grupo", dijo Lutterloh, quien tiene décadas de experiencia en investigación médica y doctorado. "Necesitamos que los pediatras hablen con los padres y animen a aquellos que cumplen los requisitos para recibir la vacuna…tiene sentido hacerlo".

Lutterloh sugirió que los padres le pregunten a su pediatra si la vacuna está disponible, hagan cualquier pregunta y luego programen sus citas. Ella alentó por separado a los pediatras a comenzar a programar esas citas y comunicarse con el Estado con preguntas. También se organizarán seminarios web informativos para ayudar en la preparación.

Los padres de niños pequeños que pasaron por los ensayos clínicos de la vacuna también tienen el mismo consejo: hable con su pediatra. Dicen que vacunar a sus hijos fue la mejor decisión que tomaron.

Muchos de ellos dudaban, le dijeron a nuestra cadena hermana NBC New York en entrevistas a principios de esta semana. Tenían las mismas preguntas que se hacen muchos padres, como cuáles son los efectos secundarios y si son los mismos que los de los adultos.

En el caso de la hija de Jennifer Barsi, tenía "una leve hinchazón y enrojecimiento" en el área donde se aplicó la inyección. "Exactamente de la misma manera que respondieron a todas las demás vacunas que recibieron en la infancia", agregó.

En general, los padres le dijeron a News 4 que los efectos secundarios eran similares a los de los adultos.

"Así es como podemos protegerlos. Nos dirigimos a un momento en el que más niños están adentro, expuestos, cansados ​​de usar mascarillas. Sabemos que una vez que reciban esta vacuna estarán a salvo", dijo Hochul la semana pasada en preparación de la aprobación.

La demócrata dijo que el estado ha estado en conversaciones con varios tipos de proveedores durante semanas con respecto a la planificación, que involucrará centros de salud, consultorios pediátricos, socios estatales de salud y programas escolares. Hochul dijo que más de 350 distritos escolares ya han indicado que planean organizar eventos de vacunación para niños de 5 a 11 años.

"Le hemos pedido a los distritos escolares que nos digan cómo quieren hacerlo", dijo. "Hay muchas formas de hacerlo".

Por ahora, la gobernadora espera depender principalmente de las oficinas de pediatría para llevar a cabo la mayor parte de las vacunas para los niños de 5 a 11 años, dado el factor de confianza y relación con las familias individuales y sus comunidades más amplias. Ella dice que podría volver a ampliar fácilmente los sitios de vacunación masiva, pero no espera que exista esa demanda.

"Creo que la mayoría de los padres se sentirán más cómodos en un lugar donde conozcan a la persona que administra la vacuna, especialmente para los niños más pequeños … así que dejaremos que las oficinas del pediatra se encarguen de esto por ahora", dijo Hochul. y agregó que anticipa que las escuelas también serán una parte importante de la ecuación.

Cuando se le preguntó si espera que los mandatos de vacunas se conviertan en parte del programa para los estudiantes en edad que cumplen el requisito, Hochul se hizo eco de los sentimientos que expresó desde antes de que asumiera el cargo de gobernadora: "Esa es una posibilidad. Está sobre la mesa".

"Quiero empoderar a los padres y a las escuelas para que hagan lo correcto primero, pero si no vemos un cumplimiento adecuado o empezamos a ver que los números comienzan a aumentar, esto es lo que estamos monitoreando de cerca, si empiezo a ver la tasa de infección subiendo, subiendo las tasas de hospitalización, más niños afectados, no tendré otra opción", dijo Hochul. "Pero ahora mismo, los números son buenos. Es de esperar que los padres hagan lo correcto y yo estaré atento a esa situación".

La pregunta sobre el mandato se ha convertido en un tema de consideración para el año escolar de otoño de 2022, dijo Hochul, pero reiteró que no evitaría hacer un movimiento antes si fuera necesario. Ella espera que no llegue a eso. Actualmente, no existen mandatos de vacunación contra el COVID para los estudiantes de las escuelas públicas de Nueva York.

El alcalde de Blasio, cuya administración supervisa el distrito escolar público más grande del país en la Ciudad de Nueva York, ha dicho que se opone a tales mandatos para los niños en este momento. Después de los desafíos del último año y medio, dice que quiere niños en clase.

En Nueva Jersey, la comisionada de Salud del estado, Judith Persichilli, dijo la semana pasada que "estarán preparados para vacunar a los niños más pequeños". Hay aproximadamente 760,000 niños en el rango de edad de 5 a 11 años en el estado.

Persichilli dijo que los sitios comenzarán a recibir envíos de la vacuna para niños "tan pronto como se otorgue la aprobación". Los 21 condados del estado tendrán sitios listos para comenzar a vacunar a los niños.

El mes pasado, la revisión de la FDA confirmó los resultados de Pfizer que mostraban que la inyección de dos dosis tenía casi un 91% de efectividad para prevenir infecciones sintomáticas en niños pequeños. Los investigadores calcularon la cifra basándose en 16 casos de COVID-19 en jóvenes que recibieron inyecciones simuladas frente a tres casos entre niños vacunados.

No se reportaron enfermedades graves entre ninguno de los jóvenes, pero los vacunados tenían síntomas mucho más leves que sus contrapartes no vacunados.

La mayoría de los datos del estudio se recopilaron en los EE. UU. durante agosto y septiembre, cuando la variante delta se había convertido en la cepa de COVID-19 dominante.

La revisión de la FDA no encontró efectos secundarios nuevos o inesperados. Los que ocurrieron en su mayoría consistieron en dolor en los brazos, fiebre o dolor.

Sin embargo, los científicos de la FDA señalaron que el estudio no fue lo suficientemente grande como para detectar efectos secundarios extremadamente raros, incluida la miocarditis, un tipo de inflamación cardíaca que ocasionalmente ocurre después de la segunda dosis.

Contáctanos