departamento de trabajo de NY

NY se suma a otros estados y accede a perdonar sobrepagos de beneficios de desempleo

La agencia informó el martes en su cuenta de Twitter que participará en el programa de exención de sobrepagos de ciertos programas federales. 

Telemundo

Buenas noticias para los residentes de Nueva York que reclamaron el seguro de desempleo durante la pandemia. Es probable que cientos de beneficiarios hayan recibido sobrepagos tras el cambio de las reglas federales, por ende, muchos terminaron con una deuda debido a un error que no cometieron. 

Si eres uno de los beneficiarios que recibieron una carta del Departamento de Trabajo que dice que tienes que devolver el dinero recibido durante la pandemia, no escribas un cheque todavía, pues finalmente Nueva York accedió a perdonar esos sobrepagos, siempre que no se trate de un caso de fraude. 

La agencia informó el martes en su cuenta de Twitter que participará en el programa de exención de sobrepagos de ciertos programas federales. 

Los trabajadores que no cumplían los criterios para los beneficios de desempleo tradicionales, en su mayoría trabajadores independientes, contratistas independientes y trabajadores por cuenta propia, pudieron cobrar bajo varios nuevos programas federales de pandemia. Pero a medida que el estado implementó los programas, algunas de las reglas cambiaron y cientos de miles de trabajadores recibieron sobrepagos de miles de dólares en beneficios. Esto causó que adquirieran una gran deuda por causas ajenas a ellos. 

Pero en febrero, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos brindó una nueva guía que perdona algunos de esos sobrepagos, y autoriza a los estados a suspender los esfuerzos de cobro bajo ciertas circunstancias.

El Departamento de Trabajo del Estado Jardín fue el primero en sumarse al programa, pero Nueva York demoró hasta esta primavera. 

Robert Asaro-Angelo, comisionado de Trabajo de Nueva Jersey, quien también se desempeña como presidente de la Asociación Nacional de Agencias Laborales Estatales, envió una carta el 7 de enero a los líderes del Congreso pidiendo que se perdonaran los sobrepagos

“Tratar de recuperar estos fondos después del hecho estresa a estos trabajadores y sus familias, sobrecarga el sistema de recursos con pocas posibilidades de éxito y va en contra de nuestra misión de ayudar a las personas en su momento de necesidad”, dijo Asaro-Angelo en la carta que envió a los líderes del Congreso. 

“Un proceso de exención actual y consistente no está disponible en todos los estados y se necesita una acción federal para evitar más dificultades para estas personas”, añade el documento. 

Nueva York ahora notificará a los trabajadores que se benefician de las exenciones de sobrepago durante las próximas semanas una vez que termine de implementar la nueva guía federal.

Según la directriz, los esfuerzos de cobro pueden terminar en los casos en que los trabajadores respondieron incorrectamente ciertas preguntas de certificación o se les pagó incorrectamente montos semanales más altos debido a errores de cálculo por parte del estado.

Sin embargo, el estado seguirá cobrando lo que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos denomina “sobrepagos fraudulentos”. Esto se refiere a personas que reclamaron el seguro de desempleo al proporcionar información falsa de forma deliberada o a sabiendas de que no cumplían los criterios para beneficiarse de la ayuda pandémica. 

Ahora, según la nueva guía del Departamento de Trabajo federal, hay cinco categorías para las que los beneficiarios deben calificar para que se les exima de sus sobrepagos, todas relacionadas con los beneficios por la pandemia, como la Asistencia de Desempleo por la Pandemia (PUA) y la Compensación de Desempleo de Emergencia por la Pandemia (PEUC).

Un beneficiario que respondió "no" cuando se le preguntó si estaba disponible para trabajar y luego recibió pagos de PUA o PEUC sin que el estado adjudicara el problema también obtendrá la exención. 

La exención también aplicaría a los beneficiarios que recibieron un pago de PUA más alto para el que cumplían los criterios y para los beneficiarios cuyo monto semanal de PUA se calculó mal.

LO QUE ESTABLECE LA GUÍA FEDERAL 

En los primeros días de la pandemia de COVID-19, los estados implementaron nuevos programas de beneficios federales creados por la Ley CARES para apoyar a los desempleados.

Esa respuesta rápida, combinada con un volumen récord de reclamos, contribuyó a "una cantidad significativa de errores e inexactitudes estatales debido a estas circunstancias que cambian rápidamente", según la guía del Departamento de Trabajo emitida el lunes. Los solicitantes también cometieron errores inocentes al solicitar ayuda.

Aunque los estados pagaron los beneficios lo mejor que pudieron en ese momento, según el departamento, muchos ahora buscan recuperar los sobrepagos emitidos por error, tal vez por miles de dólares cada uno que los hogares gastaron hace mucho tiempo.

Sin embargo, la Ley CARES no ofreció opciones para que los estados pudieran perdonar los sobrepagos. Eso esencialmente significaba que los estados tenían que tratar de recuperar los fondos.

Los estados intentaron recuperar los sobrepagos de cientos de miles de personas a principios de la pandemia. Los funcionarios del Departamento de Trabajo emitieron reglas iniciales en mayo de 2021 que permitían a los estados renunciar al cobro en algunos casos y pedían a los estados que reembolsaran los montos ya recaudados para el sobrepago.

Los funcionarios de la agencia ahora están ampliando esa lista de circunstancias para hacer frente a una avalancha inminente de avisos de sobrepago.

Sin embargo, la guía es opcional para que los estados la implementen, aunque los fondos en cuestión son dinero federal y no estatal. Esto significa que cada estado deberá determinar si adopta la directriz o no.

Las nuevas reglas se aplican en gran medida al programa de Asistencia de Desempleo por la Pandemia, que ofrecía beneficios a los trabajadores por cuenta propia, trabajadores temporales y otros que generalmente no son elegibles para recibir ayuda estatal. Pero también se aplican a otros programas federales, como uno que amplió la cantidad de semanas durante las cuales se pagaron los beneficios.

Por ejemplo, los estados ahora pueden optar por renunciar a un sobrepago para ciertas personas que respondieron incorrectamente a las preguntas de la solicitud para evaluar la elegibilidad. También pueden renunciar a ellos cuando los estados pagaron incorrectamente un beneficio semanal más alto de lo que debería haber sido autorizado, como en los casos en que un estado calculó mal los beneficios semanales de PUA en función de la prueba de ingresos que las personas presentaron a las agencias estatales.

Contáctanos