CORONAVIRUS EN NY

¿NY podría comenzar a relajar algunas de sus normas sanitarias en junio?

Un estudio alentador plantea que sí siempre que se sigan ciertas medidas, pero Cuomo prefiere ser cautelosos en extremo. 

Telemundo

El estado de Nueva York, al igual que sus estados vecinos, podría comenzar a relajar algunas de sus normas sanitarias en junio, acorde con nuevas proyecciones del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington.

El reporte del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud divulgado este semana indica que Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut podrían comenzar a relajar el distanciamiento social el 1 de junio si la propagación de COVID-19 continúa disminuyendo como hasta ahora. 

"Aminorar el distanciamiento social puede ser posible con estrategias de contención que incluye realizar más pruebas, el rastreo de personas que estuvieron en contacto con pacientes (que dieron positivo para el virus o que se sospecha que contrajeron el virus) y aislamiento", se lee en el análisis.

El director del IHME, el doctor Chris Murray, asoció la disminución de la cifra de casos con el éxito en cuanto al distanciamiento social; sin embargo, advirtió que reabrir los estado y anular la orden de quedarse en casa se debe hacer con extremo cuidado, control y de forma gradual. 

Murray señaló en un comunicado que los estados deben establecer normas para reabrir la economía y permitir que las personas vuelvan al trabajo sin sacrificar el progreso obtenido hasta ahora. 

"Relajar el distanciamiento social demasiado pronto conlleva grandes riesgos de un resurgimiento de nuevas infecciones. Nadie quiere ver que este círculo vicioso vuelva a repetirse", sentenció el experto. 

Sin considerar lo que ocurra en mayo, junio no será un mes apartado de la sombra de la pandemia en la ciudad de Nueva York, puesto que el alcalde Bill de Blasio ordenó la cancelación de todos los eventos públicos.

Pero el gobernador Andrew Cuomo es cauteloso en extremo. El mandatario se refirió el lunes a las proyecciones del IHME durante la conferencia de prensa diaria y señaló que diferentes estudios han mostrado que podría tomar semanas o más de un mes antes de que sea seguro relajar las medidas de distanciamiento social.

Asimismo, Cuomo indicó que relajar el distanciamiento social dependería de la capacidad del estado para realizar pruebas de forma masiva, una necesidad que hasta ahora no se ha logrado satisfacer pese a los esfuerzos tanto del Gobierno estatal como el de la ciudad. 

"Las proyecciones son buenas, pero no apostaría por ellas", fue la tajante respuesta de Cuomo el lunes. 

Contáctanos