brutalidad policial

NY investiga incidente en el que policía habría esposado y rociado con gas pimienta a niña de 9 años

La procuradora general de Nueva York, Letitia James, condenó el ‘exceso de fuerza’ aplicada a una pequeña que sufría una crisis de salud mental. Los líderes y defensores demandan una reforma a fondo.

1149313064

La procuradora general de Nueva York, Letitia James, informó el martes que su oficina investiga un incidente suscitado el viernes en Rochester, en el que una niña de nueve años fue esposada por la policía y rociada con gas pimienta, según la denuncia. 

James califícó el incidente de "perturbador y totalmente inaceptable".

"Ese uso de fuerza y ​​gas pimienta nunca debe aplicarse contra un niño, punto", dijo James en un comunicado. "Mi oficina investiga lo que ocurrió y cómo un niño alguna vez estuvo sujeto a tal peligro. Está claro que se necesita una reforma drástica en el Departamento de Policía de Rochester para garantizar que los profesionales de la salud mental y los defensores de los niños auxilien a las personas necesitadas y en especial cuando hay menores involucrados, y que este tipo de comportamiento nunca vuelva a ocurrir".

La declaración de James llega cuando la Unión de Libertades Civiles de Nueva York demandó cambios en la forma en que los oficiales de policía responden a las crisis de salud mental.

“Ningún niño debería sufrir agresiones o abusos a manos de las fuerzas del orden”, dijo la NYCLU. 

“No hay ninguna justificación concebible para que la Policía de Rochester someta a una niña de 9 años a gas pimienta, punto. El Departamento de Policía de Rochester no tiene por qué servir como el primero en responder en una crisis de salud mental que requiere experiencia en servicios de salud mental. Es hora de una transformación completa de la seguridad de la comunidad, comenzando por alejar a la policía de los casos de crisis de salud mental y poner a cargo a profesionales capacitados”.

El congresista Joe Morelle hizo expresiones respecto al video de la cámara corporal y señaló que estaba "atónito y desconsolado".

"Una niña, en especial una mejor que está claramente angustiada, nunca debe ser tratada de esta manera, y mucho menos por las mismas personas que se supone deben mantenerla a salvo", dijo en un comunicado. "La respuesta de de la policía a esta niña carecía de empatía, comprensión y sentido común básico, y si así es como se ve el 'protocolo', es simplemente inaceptable".

Según la denuncia, los oficiales acudieron a una vivienda en Avenue B el viernes por la tarde. Allí, la policía informó que una mujer les notificó que su hija corría el riesgo de hacerse daño a sí misma o a otros. Según los informes, la niña estaba ubicada en Harris Street, y los oficiales le pidieron que se colocara en el asiento trasero de una patrulla. La uniformada afirmó que la niña se puso nerviosa al ver a su madre y se negó a cooperar.

El video captado por la cámara corporal de los oficiales exhibe supuestamente a la niña esposada en la parte trasera de un automóvil, antes de ser rociada con gas pimienta.

Varios líderes, incluida la alcaldesa de Rochester, Lovely Warren, han pedido cambios después del incidente. 

El Departamento de Policía de Rochester dice que está realizando una revisión interna del incidente. 

El presidente de Rochester Police Locust Club, Mike Mazzeo, dijo durante el fin de semana que los oficiales no rompieron los protocolos y que el video los muestra probando varios métodos para calmar la situación antes de usar gas pimienta.

Contáctanos