moratoria de desalojos

NY extiende moratoria a los desalojos hasta enero, pero hay condiciones y los caseros tienen mayor poder

Los inquilinos tendrían que demostrar la pérdida de ingresos relacionada con la pandemia. Toda evidencia será analizada y debatida por el tribunal, instancia que tendrá la última palabra en determinar si el desalojo procede. 

Telemundo

Los legisladores del estado de Nueva York acordaron el miércoles extender las protecciones contra los desalojos hasta el 15 de enero de 2022, pero la nueva medida deja margen para que los caseros impugnen en los tribunales el reclamo por dificultades económicas de los inquilinos, en concordancia con el fallo de la Corte Suprema. 

El 12 de agosto, la Corte Suprema falló a favor de un grupo de propietarios de Nueva York, quienes argumentaron que no tenían forma de desafiar a los inquilinos que buscaban protección contra el desalojo presentando un reclamo por dificultades económicas, un formulario que los inquilinos pueden completar por su cuenta y en el que afirman que han experimentado dificultades económicas debido a la pandemia.

El miércoles, los legisladores modificaron la moratoria para permitir que los propietarios impugnen esos reclamos en los tribunales. Eso significa que un inquilino, residencial o comercial, aún puede presentar un formulario en el que declara la pérdida de ingresos debido a la pandemia; sin embargo, los propietarios ahora tienen el poder de acudir a la Corte de Vivienda para solicitar un escrutinio minucioso de dicha declaración, lo que otorga a los jueces el poder de decidir si el desalojo puede ejecutarse o no. 

Los inquilinos tendrían que demostrar la pérdida de ingresos relacionada con la pandemia. Y toda evidencia será analizada y debatida por el tribunal, instancia que tendrá la última palabra en determinar si el desalojo procede. 

Además, la nueva política también otorga a los propietarios el poder de iniciar un procedimiento de desalojo si un inquilino es "molesto" o "causa daños importantes a la propiedad de forma intencional”. 

Los dueños de propiedades han reclamado que los inquilinos podrían usar el formulario de dificultades económicas para evitar pagar el alquiler incluso cuando tienen la capacidad para hacerlo.

La extensión de la moratoria se aplicará a los desalojos residenciales y comerciales, así como a las ejecuciones hipotecarias.

Pero hay algo en lo que inquilinos y caseros sí están de acuerdo: extender la moratoria es una solución temporal que solo llegará hasta cierto punto si el estado no distribuye $2.7 mil millones en alivio de alquiler. 

El dinero, que el estado entrega directamente a los propietarios, está destinado a prevenir los desalojos al cubrir las facturas impagas de los inquilinos de bajos ingresos, incluidos hasta 12 meses de alquiler anterior, tres meses de alquiler futuro y servicios públicos. Pero el programa, que el exgobernador Andrew Cuomo lanzó durante el verano, ha demorado en distribuir el dinero, en parte debido a dificultades técnicas, pero también porque muchos propietarios e inquilinos enfrentan dificultades para navegar el proceso, además de que los requisitos son confusos y engorrosos. 

Hasta el martes, se habían pagado más de $203 millones, o alrededor del 7 por ciento del dinero disponible, para alrededor de 15,000 hogares, según la Oficina de Asistencia Temporal y por Discapacidad, que administra el programa de alivio de alquiler.

El programa también protege a los inquilinos del desalojo si su solicitud de alivio del alquiler está pendiente. Al 23 de agosto, los datos más recientes disponibles, el estado había recibido más de 176,000 solicitudes.

Tanto defensores de los propietarios como de los inquilinos coinciden en que la gobernadora Kathy Hochul debería enfocar los esfuerzos del estado en llegar a todos los inquilinos endeudados y lograr que se postulen al programa antes de que expire la moratoria en enero.

La medida aprobada el miércoles durante una sesión extraordinaria de la Legislatura, convocada por Hochul, es la primera de un estado en establecer nuevas barreras para el desalojo después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó la semana pasada la moratoria de la administración del presidente Biden. 

El nuevo acuerdo crea una de las protecciones más extensas de la nación. Solo otros cinco estados y Washington, DC tienen actualmente moratorias de desalojo, según la Casa Blanca, y muchas de esas protecciones expiran en algún momento de este año. 

Pero la necesidad en Nueva York es particularmente aguda. Ningún otro estado tiene una mayor proporción de inquilinos que Nueva York, y la gran mayoría vive en la ciudad. Más de 700,000 hogares están atrasados ​​en el alquiler, según un análisis reciente de los datos del Censo, solo por detrás de California, donde unos 750,000 hogares están atrasados.

Hochul acordó las nuevas protecciones contra el desalojo con los líderes demócratas de la Legislatura estatal, quienes a menudo tenían una relación de confrontación con su predecesor. Los demócratas, que controlan el Senado y la Asamblea del estado, aprobaron las medidas el miércoles ante la oposición republicana.

“A la luz del fallo de la Corte Suprema de revocar la moratoria federal de desalojos, la mayoría del Senado está tomando medidas para ajustar y extender la moratoria de desalojos del estado para garantizar que miles de neoyorquinos estén protegidos de perder sus hogares y al mismo tiempo ayudar a los pequeños propietarios ”, dijo Andrea Stewart-Cousins, líder de la mayoría demócrata en el Senado estatal, en un comunicado el miércoles temprano.

Contáctanos