Nueva York

Nueva York invierte casi $24 millones en fondos federales para programas de violencia doméstica y agresión sexual

GETTY IMAGES

La gobernadora Kathy Hochul anunció el miércoles que el estado de Nueva York está distribuyendo casi $24 millones en fondos federales para programas y refugios contra la violencia doméstica, programas contra la agresión sexual y centros de crisis por violación.

Los fondos ayudarán a estos programas a expandir la disponibilidad de vacunas y pruebas de COVID-19 en el sitio, compensar los desafíos fiscales causados por la pandemia, llegar mejor a las comunidades desatendidas y apoyar el reciente aumento de sobrevivientes que buscan ayuda.

Financiados a través de la Ley de Servicios y Prevención de la Violencia Familiar y el Plan de Rescate Estadounidense, 83 programas y centros de violencia doméstica recibirán $16.3 millones en fondos, que apoyarán el acceso a pruebas de COVID, vacunas y unidades móviles de salud.

También aumentará los servicios tradicionales de violencia doméstica para comunidades rurales, programas culturalmente específicos y comunidades desatendidas. Además, 50 centros de crisis por violación y programas de agresión sexual están recibiendo $ 7.6 millones para respaldar sus servicios, al tiempo que mejoran las medidas para prevenir y mitigar el COVID. La Oficina de Servicios para Niños y Familias del Estado de Nueva York está administrando los fondos.

En el segundo año de la pandemia, los proveedores de servicios de violencia doméstica informaron un aumento en el número de sobrevivientes que solicitan asistencia, así como un aumento en la gravedad del abuso. La pandemia también ha creado desafíos fiscales sin precedentes para los proveedores de servicios de violencia doméstica en todo el estado. Además de mejorar los servicios de COVID, estos fondos federales ayudarán con la estabilización de la fuerza laboral y garantizarán la continuidad de los servicios para los sobrevivientes.

La financiación de los programas de agresión sexual y los centros de crisis por violación respalda las necesidades de los sobrevivientes afectados por la emergencia de salud pública y promueve la continuidad de los servicios en las comunidades locales. Ayudará a los programas a hacer la transición a servicios virtuales/remotos y ayudará a cubrir los costos de los suministros para reducir el riesgo de contraer y propagar el virus COVID-19. La financiación también se puede utilizar para la estabilidad o expansión de la fuerza laboral.

"Mi madre abrió un hogar para sobrevivientes de violencia doméstica y de género, por lo que brindar servicios a esta población vulnerable es un tema cercano a mi corazón", dijo la gobernadora Hochul. "La pandemia ha llevado trágicamente a un aumento de la violencia doméstica y de género, y esta financiación es fundamental para garantizar que los sobrevivientes puedan acceder de manera segura a la ayuda y los servicios que necesitan".

Contáctanos