descriminalizar el trabajo sexual

Nueva York da un paso más para descriminalizar el trabajo sexual; ‘no más arrestos’, pide De Blasio

De Blasio dijo que la forma en que se trata a los trabajadores sexuales en el sistema legal debe cambiar, comenzando con un enfoque coordinado y audaz para detener el tráfico sexual.

New York City Mayor Bill De Blasio
Getty Images

El alcalde Bill de Blasio se expresó esta semana sobre las realidades del tráfico sexual, la necesidad de despenalizar el trabajo sexual y la urgencia de proveer más protecciones a los trabajadores sexuales en la ciudad.

De Blasio dijo que la forma en que se trata a los trabajadores sexuales en el sistema legal debe cambiar, comenzando con un enfoque coordinado y audaz para detener el tráfico sexual. El mandatario también hizo hincapié en castigar a los traficantes mientras se apoya a los sobrevivientes con recursos y servicios.

“La concepción que tenemos en nuestro sistema legal está rota, necesitamos cambiarla”, dijo el alcalde De Blasio. 

Organizaciones como Open Society Foundations y Se Hace Camino Nueva York han impulsado la descriminalización del trabajo sexual en los últimos años. Los defensores hacen énfasis en que la pandemia de COVID-19 ha resultado en violencia, acoso y abuso de trabajadoras sexuales en todo el mundo.

Las órdenes de quedarse en casa han alejado a las personas del trabajo estable o de los servicios de salud, y han hecho que otros perciban a los trabajadores sexuales como vectores de la propagación del COVID-19, según los defensores. 

"Está claro que cualquier cosa que aumente las opciones para los sobrevivientes es algo bueno, y es aún mejor si esas opciones disminuyen la dependencia del sistema de justicia penal", dijo la concejal Helen Rosenthal. 

De Blasio dijo que la ciudad está formando un grupo de trabajo para enfocarse en las necesidades de salud y seguridad de los trabajadores sexuales y revisar las políticas del NYPD que identifican e investigan la trata de personas.

El mandatario también señaló que la cantidad de arrestos por delitos sexuales ha disminuido notablemente, alrededor del 21% con respecto al año pasado, según las estadísticas de la Policía de Nueva York.

“Si hablamos solo de trabajo sexual, por supuesto que no quiero ver más arrestos por eso. Quiero que cambiemos de enfoque”, dijo De Blasio.

Esta no es la primera vez que la ciudad y el estado de Nueva York se enfrentan a esta batalla legislativa para cambiar los estigmas en torno al trabajo sexual y abordar los peligros de la trata.

En junio de 2019, la senadora Julia Salazar y el asambleísta Richard Gottfried presentaron la Ley Stop Violence in the Sex Trades Act, cuyo proposito era eximir a los trabajadores sexuales adultos por ciertos de ciertos delitos de prostitución.

Ese y otros proyectos de ley siguen bajo discusión en el comité, pero en esencia apoyan la "despenalización total". Sin embargo, algunos grupos de defensa y figuras públicas están en contra de la despenalización total de toda la industria del sexo, no solo de sus víctimas y trabajadores, pues temen que genere más demanda y violencia.

Más recientemente, en febrero de 2021, el gobernador Andrew Cuomo firmó la derogación de la ley S.2253 / A.654, o la prohibición "Caminar mientras sé es trans", como se la conoce. La ley se aprobó en 1976 con la "intención de prohibir el merodeo con el propósito de la prostitución", pero terminó por convertirse en una herramienta legal para justificar la vigilancia policial discriminatoria de las mujeres transgénero y transexuales y de los trabajadores sexuales de color.

El senador del estado Brad Hoylman, quien patrocinó el proyecto de ley derogación, calificó la misma de “obsoleta” y un reflejo de una “cultura más amplia de miedo e intimidación para los neoyorquinos transgénero y no conformes con el género”. 

Contáctanos