Reapertura de Nueva York

Nueva York elimina reglas de COVID tras alcanzar su objetivo de vacunación y celebra con fuegos artificiales

"Este es un día trascendental, y lo merecemos, porque ha sido un camino muy, muy largo", dijo el gobernador antes de un sonoro aplauso.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Nueva York ha alcanzado el punto de referencia de vacunación parcial de adultos del 70% del gobernador Andrew Cuomo y podrá eliminar las restricciones específicas de la industria restantes en la mayoría de las empresas.
  • Algunas reglas permanecerán vigentes para las escuelas, la atención médica y los entornos de transporte público de acuerdo con las pautas existentes de los CDC; Cuomo ha dicho que los CDC esperan publicar una guía actualizada en cuestión de semanas.
  • Quizás en la señal de recuperación más simbólica hasta el momento, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dice que la ciudad de Nueva York llevará a cabo un desfile para celebrar a los héroes de primera línea el 7 de julio; marchará por el legendario Cañón de los Héroes.

NUEVA YORK - Nueva York alcanzó el hito de vacunación de adultos del 70% del gobernador Andrew Cuomo antes de lo previsto, lo que significa el fin de las restricciones comerciales pandémicas que aún permanecen y una oportunidad de "volver a la vida como la conocemos", dijo el demócrata el martes.

De pie en el One World Trade Center, un testimonio a 1,776 pies de altura de la capacidad de Nueva York para recuperarse de una pérdida impensable, Cuomo dijo "Hoy es el día 472. Hoy es martes", y aseguró que no solo se había pasado la página de la peor crisis de salud pública en un siglo, sino que salió con más fuerza de ella.

Con efecto inmediato, las restricciones de COVID-19 impuestas en el estado se levantan en más de una docena de sectores comerciales y sociales, que incluyen cuidado de niños, campamentos, servicios de comida, oficinas, bienes raíces, entretenimiento, gimnasios y más.

Eso significa que se eliminan los límites de reunión social, las restricciones de capacidad, el distanciamiento social, los protocolos de detección de salud, desinfección y rastreo de contactos para las siguientes actividades, aunque los establecimientos individuales pueden imponer estándares más estrictos si así lo desean.

cuomo ends rules

"Este es un día trascendental, y lo merecemos, porque ha sido un camino muy, muy largo", dijo el gobernador antes de un sonoro aplauso. "Es un día para mirar hacia atrás y recordar dónde estábamos, pero también es un día para mirar hacia dónde vamos", remató.

"Si nos hubiesen dicho el primer día, al comienzo del COVID-19, que seríamos capaces de hacer lo que hemos hecho, nadie lo creería", agregó Cuomo. "¿Dónde estamos hoy? Tenemos la tasa de positividad de COVID-19 más baja de los Estados Unidos de América".

Día para celebrar

Más tarde se espera que conmemore el día con una celebración.

Varios informes, incluido un aviso de Village of Nyack, dicen que Cuomo planea anunciar una celebración de fuegos artificiales en todo el estado para marcar el final de las restricciones de COVID-19. No está claro dónde podrían estar las exhibiciones o cuántas pueden haber en total, pero Nyack planea cerrar su Memorial Park para un espectáculo a las 9 p.m. del martes.

Cuomo había dicho a principios de la semana pasada que una vez que el 70% de los neoyorquinos adultos hubieran recibido al menos una dosis, las pautas restantes específicas de la industria sobre limpieza, filtración de aire, rastreo de contactos y otros protocolos relacionados con la pandemia se eliminarían para la mayoría. Permanecerán en su lugar para las escuelas públicas, el tránsito y los entornos de atención médica, junto con las instalaciones correccionales, de acuerdo con las pautas existentes de los CDC.

El gobernador Cuomo prometió retirar la mayoría de las restricciones una vez se alcanzara el 70% de los vacunados.

Pero esos estándares también podrían modificarse en poco tiempo.

Incluso cuando reconoció el progreso que el Empire State ha logrado tanto en las vacunas como en la lucha contra un nuevo virus que probablemente se ha cobrado más de 50,000 vidas en Nueva York en 15 meses, Cuomo instó a que se mantenga la vigilancia el lunes.

"No se engañe a sí mismo y no subestime al enemigo, nunca", dijo el demócrata.

Los neoyorquinos han experimentado algunas oscilaciones de péndulo de 180 grados durante el transcurso de la pandemia. Pero a diferencia del verano pasado y principios del otoño, cuando las tasas virales centrales cayeron de máximos aparentemente insondables solo para volver a niveles alarmantes durante las vacaciones de invierno, el estado ahora tiene la mejor arma de su lado, según Cuomo: la vacunación.

"Donde estamos hoy es una tasa de positividad de 0.4. Donde estábamos en enero, 7.9, casi 8%. De 8% a 0.4%. Si miras en todo el estado, ha bajado en todo el estado, COVID-19", dijo el gobernador el lunes. "Hay una correlación directa. Estos son números, así que tiene una lógica. Cuanta más gente se vacuna, menor es la tasa de positividad".

Más del 60% de todos los neoyorquinos están completamente inmunizados, aunque el ritmo se ha desacelerado a un goteo excesivamente lento en las últimas semanas, especialmente entre los adultos elegibles desde hace mucho tiempo.

Reconociendo que la población puede ser más difícil de mover, tanto Cuomo como el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, han centrado su alcance específico últimamente en lo que perciben como un grupo más maleable: niños de 12 a 15 años. Fueron los últimos en convertirse en elegibles para la vacunación y han experimentado un crecimiento significativo en las tasas de dosis el último mes, aumentos en parte que se cree que son impulsados ​​por una serie de incentivos lucrativos.

Casi el 29% de los neoyorquinos de 12 a 15 años han recibido al menos una dosis, mientras que casi el 15% están completamente vacunados. El 8 de junio, hace apenas una semana, el número total de vacunas para niños en ese rango de edad era solo del 7.7%. Solo tomó una semana para casi duplicar esa tasa, mientras que tomó la misma cantidad de tiempo para que el porcentaje de adultos de Nueva York parcialmente vacunados aumentara solo en un 1.4%.

El próximo objetivo, dice Cuomo, es concentrarse en las áreas del estado con las tasas de vacunación más bajas. La ciudad de Nueva York está haciendo lo mismo.

El alcalde de Blasio dio a conocer un nuevo programa el lunes como parte de los esfuerzos comunitarios en curso de los cinco condados para llegar a los más indecisos: el Bono por recomendación de vacunas de la ciudad de Nueva York.

Por cada persona que una organización comunitaria se refiere a recibir una inyección, ese grupo recibe $100. Esa persona también será elegible para los concursos e incentivos semanales de vacunas de la ciudad. Los grupos pueden inscribirse aquí a partir del miércoles.

A pesar de que cada vez son menos los adultos que se vacunan, las métricas virales centrales de Nueva York se han desplomado a mínimos históricos. La tasa de positividad progresiva del estado es del 0.41%, entre las más bajas del país, según Johns Hopkins. Ha establecido mínimos históricos pandémicos durante los últimos 17 días seguidos y se encuentra en medio de un tramo de declive de 70 días.

Las hospitalizaciones se han reducido a 617, el total más bajo desde el 3 de octubre. El total actual marca una caída del 86% en solo tres meses y una caída del 93% desde el pico de enero. Mientras tanto, el número de muertos diarios se ha reducido a un solo dígito. Las siete nuevas muertes que Cuomo informó el lunes marcaron la cifra diaria más baja desde el 20 de octubre.

Cuomo dice que los neoyorquinos están listos para volver a la normalidad.

Para celebrar ese regreso tan esperado, De Blasio anunció que la Ciudad de Nueva York llevará a cabo su primer desfile en persona desde que la pandemia frustró las del año pasado y algunas de este 2021. Honrará a los trabajadores esenciales, el personal de salud y los socorristas que sobrellevaron a la ciudad a través de la pandemia. Ese desfile, que realizará como cada año en el Cañón de los Héroes de Manhattan, podría marcar el punto de resurgimiento más simbólico hasta ahora para una ciudad tan devastada al comienzo de la pandemia.

La perspectiva nacional también ha cambiado claramente, incluso cuando variantes de COVID-19 más contagiosas y potencialmente más letales se apoderan de otros países nuevamente.

Los nuevos recuentos diarios de casos en los EEUU han caído a su punto más bajo desde que las pruebas estuvieron ampliamente disponibles, mientras que el número de muertes diarias es el más bajo desde que la Organización Mundial de la Salud declaró al COVID-19 como una pandemia.

A nivel nacional, el 54.4% de los adultos estadounidenses están completamente vacunados, mientras que el 64.5% ha recibido al menos una dosis, según los CDC. El presidente Joe Biden dice que la Casa Blanca planea organizar una fiesta "Independence From Virus" el 4 de julio para celebrar.

Contáctanos