Mala conducta policial: Casi 400 agentes de NJ fueron objeto de “disciplina mayor” en 2021

Las acusaciones van desde beber en el trabajo, abuso doméstico, pruebas de drogas fallidas, mal uso de vehículos policiales hasta “ausentismo crónico”.

Telemundo

Un informe de la Procuraduría General de Nueva Jersey reveló que casi 400 agentes de policía del estado fueron objeto de “disciplina mayor” el año pasado, mientras que 86 fueron expulsados ​​de la fuerza en 2021.

Los nuevos datos, que se hicieron públicos el 16 de febrero, son el recuento más completo de la mala conducta policial en Nueva Jersey y representan una fracción de los casi 38,000 oficiales en servicio activo del estado, según los funcionarios estatales.

Una política establecida en 2020 por el exfiscal general Gurbir Grewal exige que los departamentos de policía de Nueva Jersey revelen cifras que impliquen acciones de “disciplina mayor”, definida como cualquier infracción que resulte en una suspensión de cinco o más días.

Los nuevos datos ofrecen mayor transparencia a los residentes del Estado Jardín, pues, antes de la directriz de 2020, las acciones disciplinarias no eran públicas. 

El reporte señala que, de los 86 oficiales expulsados, 16 fueron despedidos del Centro Correccional para Mujeres Edna Mahan, que pronto cerrará tras el escándalo de una presunta agresión coordinada por parte del personal contra prisioneras en enero de 2021.

Entre los 86 despidos también hubo acusaciones de beber en el trabajo, abuso doméstico, pruebas de drogas fallidas, mal uso de vehículos policiales y “ausentismo crónico”.

El período de suspensión más largo incluyó a dos policías estatales, cada uno de los cuales fue suspendido un año completo por cargos separados que incluyen agresión, apuestas y conducir en estado de ebriedad.

Según el informe, un oficial en Newark fue suspendido por 15 días por “permitir que un civil opere un vehículo policial de manera insegura” y “subió incorrectamente un video del incidente a su instagram”.

El informe de 161 páginas se fundamenta en datos entregados al procurador general por los departamentos locales y la Policía Estatal. Las divulgaciones "aparecen tal como se proporcionan", señala el informe, y "no hay correcciones a la gramática ni información inconsistente".

Sin embargo, los defensores de la transparencia del gobierno exigen que el informe sea más específico. Por ejemplo, un patrullero de Paulsboro fue despedido por "mala conducta en el servicio", pero el documento no revela más detalles de la mala conducta en cuestión.

Según la medida de 2020 de Grewal, cada divulgación de la disciplina de un oficial debe incluir una sinopsis de la mala conducta que incluye “la identidad de cada oficial sujeto a una acción disciplinaria final, un resumen de sus transgresiones y una declaración de la sanción impuesta”.

Los sindicatos de policías del estado incluso demandaron al argumentar que divulgar cualquier infracción que resulte en una suspensión de cinco días o más sería indebidamente tarado por infracciones menores, pero la Corte Suprema del estado falló a favor de la Procuraduría General.

Abre aquí para leer el informe completo.

Contáctanos