covid-19 en el área triestatal

NJ y NY reportan más de 9,000 casos de COVID-19; ambos alcanzan récords de casos en un solo día

Seis gobernadores del noreste de EE. UU. tienen una "cumbre de emergencia" sobre el COVID-19 este fin de semana.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Los padres de la Ciudad de Nueva York se están preparando para un posible cierre de las escuelas, tras un aumento de la tasa de positividad en toda la ciudad que se acerca al 3%. El gobernador Cuomo aconsejó a la Ciudad de Nueva York que considere agregar factores adicionales al umbral de cierre de las escuelas.
  • Nueva Jersey reportó 4,395 nuevos casos de COVID-19 el sábado, lo que estableció un nuevo récord de casos reportados en un solo día por el Estado.
  • Seis gobernadores del noreste de Estados Unidos están teniendo una "cumbre de emergencia" sobre COVID-19 este fin de semana mientras el COVID-19 continúa propagándose por toda la región.

NUEVA YORK - Seis gobernadores del noreste de EE. UU. están teniendo una "cumbre de emergencia" sobre el COVID-19 este fin de semana, ya que varios estados han informado casos récord de COVID-19, y aunque las restricciones adicionales se sienten casi seguras, los funcionarios se unen en un esfuerzo por frenar la propagación en toda la región.

Nueva Jersey y Pensilvania, dos de los seis estados que hacen parte de la cumbre, informaron nuevos totales récord de casos en un solo día el sábado, más altos que cualquier número de un solo día contado en el primer pico de la pandemia en la primavera.

El récord en el Estado Jardín llegó luego de cuatro días consecutivos de más de 3,000 casos nuevos reportados. El último total de casos de COVID-19 en un día aumentó a 4,395 casos y superó el máximo reportado anteriormente por una diferencia de cuatro casos, según muestran los registros estatales. Actualmente, la cantidad de pruebas diarias realizadas en Nueva Jersey es tres veces el volumen realizado en la primavera. Los datos estatales también muestran que 2,000 personas fueron hospitalizadas en el estado el viernes, menos de un tercio del récord del estado a fines de abril.

Las nuevas restricciones de COVID-19 en Nueva Jersey entraron en vigencia el jueves y algunas reflejan las normas que el gobernador Andrew Cuomo anunció que se impondrían en Nueva York un día después, el viernes, mientras el gobernador de Nueva Jersey busca hacer retroceder lo que ha descrito como un reciente "devastador" aumento en el número de casos.

En Nueva Jersey, los asientos en las barras de los bares están completamente prohibidos (ya está prohibido congregarse en posición vertical dentro de los bares), mientras que los bares y restaurantes deben detener el servicio en el interior a partir de las 10 p. m. hasta las 5 a.m. todos los días. Eso incluye casinos, aunque los juegos pueden continuar 24/7. Los restaurantes pueden colocar las mesas a una distancia más cerca de 6 pies solo si están separadas por barreras. Las comidas al aire libre, para llevar y los domicilios no se ven afectadas luego de las 10 de la noche.

El gobernador Murphy no estableció nuevas limitaciones para las comidas en interiores fuera del horario de toque de queda; también ha dejado los límites actuales de capacidad del 25% en su lugar. La mayor parte de la propagación se ha relacionado con reuniones sociales, desde bodas hasta fiestas y reuniones de grupos pequeños en hogares privados, así como con deportes de interior en el nivel K-12.

En Newark, la ciudad más grande de Nueva Jersey, cuya tasa de positividad se ha disparado más allá del doble del número creciente en todo el estado, el alcalde Ras Baraka ya ha tomado medidas más estrictas de las que el gobernador Murphy ha establecido en todo el estado en lo que se refiere al toque de queda obligatorio, deportes, vivienda para personas mayores, servicios religiosos y negocios no esenciales.

Después de las restricciones más intensas de Newark, otra ciudad en Nueva Jersey también ha ido más allá de las nuevas medidas del estado. East Orange está ordenando que todos los negocios no esenciales cierren a las 8:00 p. m. como parte de lo que el alcalde llama un cierre de "amor duro".

El gobernador Murphy dijo el jueves que firmaría una orden ejecutiva que daría a los municipios y condados la opción de regular las horas de operación de negocios no esenciales después de las 8:00 p. m., como lo ha hecho Newark, pero cualquier acción local debe cumplir con las reglas estatales.

Por su parte, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que el grupo de gobernadores durante la cumbre discutirá la posible coordinación de las restricciones en restaurantes y bares, así como las reglas de cuarentena y viajes interestatales. Varios estados han aprobado nuevas restricciones esta semana, incluidas las de Nueva York con el roque de queda para bares y restaurantes desde las 10:00 p. m. y la prohibición de reuniones de más de 10 personas en residencias privadas.

"Creemos que tendremos que tomar medidas adicionales", dijo Cuomo, aunque dijo que no espera cambios importantes en las reglas existentes durante el fin de semana.

El gobernador Cuomo dijo que espera que las tasas de infección sigan aumentando en Nueva York y en todo el país a medida que comience la temporada navideña.

Nueva York ha reportado más de 45,700 nuevos casos de coronavirus en los últimos 14 días. El Estado informó un promedio de 4,163 casos nuevos por día durante los últimos siete días. Eso es casi el doble de la tasa de hace 11 días y cuadriplica la situación a fines de septiembre. El sábado Nueva York reporto 5,388 casos, llegando a un nuevo récord.

“No se puede tomar esta tasa de aumento y sobrevivir a la espera de la llegada de una vacuna”, dijo Cuomo.

Con las nuevas restricciones que entran en vigencia en el área triestatal y las escuelas de la Ciudad de Nueva York a punto de cerrar, la ansiedad es familiar para millones de personas que una vez más se encuentran preocupadas por sus hijos y sus medios de vida.

El alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, les dijo a los padres el viernes que estén preparados para que el sistema escolar de la ciudad ponga fin a toda instrucción de aprendizaje en persona tan pronto como el lunes si la propagación del virus continúa acelerándose.

El demócrata ha dicho que cerrará los edificios escolares si el 3% de las pruebas de COVID-19 realizadas en la ciudad durante un período de siete días dan positivo. A partir del sábado, esa tasa se redujo ligeramente a 2.47%, por debajo del 2.8% del viernes, pero se esperaba que aumentara a medida que se devolvieran resultados de pruebas adicionales, tuiteó el comisionado de salud de la ciudad.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien ha intervenido en asuntos de cierre en el pasado, optó por no hacerlo en el caso de las escuelas de la Ciudad de Nueva York. Reiteró el viernes que había dejado las decisiones de las escuelas locales en manos de los distritos escolares locales, siempre que los umbrales de cualquier distrito se encuentren dentro de los parámetros establecidos por el Estado. Para el sábado, sugirió que el alcalde y los líderes escolares consideren agregar factores adicionales al umbral de cierre de las escuelas.

“Desde que se estableció el 3%, nos hemos vuelto más sofisticados y tenemos más capacidad de la que teníamos en ese momento”, dijo en una conferencia telefónica matutina.

“Agregue a su cálculo una tasa de positividad en la escuela, porque si la escuela no está propagando el virus, o si la escuela tiene una tasa de positividad mucho más baja que el área circundante, entonces la escuela no es parte del problema, y ​​usted podría argumentar que mantener a los niños en la escuela es parte de la solución", agregó.

El 3% dicho por De Blasio está muy por debajo de la marca del 9% que Cuomo estableció para el cierre y la marca del 5% que estableció para la reapertura inicial hace unos meses. Dicho esto, preferiría tenerlas abiertas por ahora, e instó al alcalde y al sindicato de maestros a considerar un umbral más alto en el futuro.

La Ciudad se está preparando para cerrar todos los edificios escolares si la tasa cruza el umbral durante el fin de semana, dijo de Blasio.

“Quiero instar a los padres a tener un plan listo que puedan poner en práctica el lunes”, dijo de Blasio durante su charla semanal en la radio WNYC. "Los padres deben tener un plan para el resto del mes de noviembre".

Los llamados a mantener abiertas las escuelas en la ciudad fueron repetidos por el presidente del concejo de la Ciudad de Nueva York, Corey Johnson, quien el viernes emitió un comunicado en apoyo a evitar el cierre de escuelas en toda la ciudad.

“Nuestra ciudad se encuentra en una posición peligrosa en este momento con el aumento de las tasas de COVID-19. Pero se lo debemos a los estudiantes y las familias, y a todos los neoyorquinos que se preocupan por el futuro de esta ciudad, hacer todo lo posible para mantener las escuelas abiertas para brindar servicios en persona y, al mismo tiempo, priorizar la seguridad y la equidad. Esto es especialmente importante para las familias que dependen de nuestro gobierno para que sea el gran igualador ", decía parte de la declaración de Johnson.

SELECCIÓN DEL JURADO SUSPENDIDA

Los tribunales del estado de Nueva York están suspendiendo la selección del jurado y un condado ha detenido el recuento de votos ausentes a medida que aumentan los casos de COVID-19.

El juez administrativo en jefe, Lawrence Marks, dijo en un memorando el viernes que la selección del jurado en el sistema judicial del estado de Nueva York se detendrá el lunes, aunque los juicios penales y civiles en curso continuarán hasta sus conclusiones.

Dijo que no se seleccionarán nuevos grandes jurados y que los futuros juicios y audiencias se llevarán a cabo por video hasta nuevo aviso.

Nueva York reanudó los juicios con jurado el 9 de septiembre en condados fuera de la Ciudad de Nueva York después de detenerlos en todo el estado en marzo debido a la pandemia. En la ciudad, los juicios por jurados civiles y penales comenzaron nuevamente el 26 de octubre.

CONTEO DE VOTOS DETENIDO

En el centro de Nueva York, el condado de Onondaga, se dejó de contar las papeletas de voto ausente porque un miembro del personal estuvo expuesto al COVID-19.

El comisionado de elecciones del condado de Onondaga, Dustin Czarny, dijo el viernes que el proceso de conteo se pospuso hasta nuevo aviso y que su oficina estaba haciendo arreglos para asegurar las boletas.

Los votantes del condado, que abarca la ciudad de Syracuse, presentaron alrededor de 52,000 boletas de voto en ausencia en las elecciones de noviembre. Al menos 30,000 permanecían sin contar hasta el jueves. Los resultados pueden decidir un escaño competitivo en el distrito 50 del Senado estatal.

Contáctanos