pruebas de covid-19

¿Necesitas una prueba COVID de última hora? En estos centros puedes obtener una gratis sin cita

La cifra de pruebas es mínima en comparación a la demanda masiva que ha obligado incluso a algunos proveedores a cerrar. 

Telemundo

La Ciudad de Nueva York volverá a ofrecer el viernes pruebas gratuitas de COVID-19 en casa, esto luego de que miles de neoyorquinos tuvieran que esperar hasta una hora en filas interminables para obtener un kit en medio de un aumento astronómico de casos.

Cinco puntos de distribución comenzaron a distribuir desde las 9 a.m. las pruebas rápidas de Binax en el hogar. Cada sitio solo tiene alrededor de 2,000 kits para regalar, por lo que se espera que los suministros se agoten rápidamente. 

La cifra de pruebas es mínima en comparación a la demanda masiva que ha obligado incluso a algunos proveedores a cerrar. 

Las farmacias publicaron letreros de pruebas rápidas agotadas a la vez que las líneas se extienden por cuadras. Pero algunos establecimientos están aprovechando la demanda para inflar los precios. Ciertos sitios que ofrecen la prueba con espera de hasta tres días elevaron sus precios hasta en $150. Para resultados en dos horas, el precio fue hasta de $389.

La procuradora Letitia James advirtió sobre el aumento ilegal de precios y urgió a los residentes a denunciar. 

Muchos sitios sin cita cerrarán el viernes temprano para la víspera de Navidad y no abrirán durante todo el día de Navidad, por lo que se espera una demanda mucho mayor. 

LAS UBICACIONES DE LOS SITIOS DE DISTRIBUCIÓN DEL VIERNES SON:

  • El Bronx: Bryan Park, corner of East Fordham Road and East Kingsbridge Road
  • Brooklyn: Flatbush, corner of Church Avenue and Flatbush Avenue
  • Manhattan: Corner of West 125th Street and Malcolm X Boulevard
  • Queens: Woodhaven, Jamaica Avenue and 92nd Street
  • Staten Island: Staten Island Ferry, 1 Bay Street

El promedio móvil de casos de COVID de la Ciudad de Nueva York aumentó casi un 139% con respecto a los promedios de las cuatro semanas anteriores, según muestran los datos más recientes. El alcalde Bill de Blasio anunció más de 12,900 casos nuevos el viernes, un salto del 12% con respecto al día anterior y un aumento del 17% con respecto a las cifras del miércoles que el demócrata había descrito como "asombroso".

De Blasio también agregó otras 259 hospitalizaciones al recuento, un 31% más que el día anterior. Esas tasas, aunque han aumentado recientemente, han sido manejables y menos discordantes que los números de casos que se disparan. En general, las hospitalizaciones continuas aumentaron un 20% en el último período de siete días en comparación con el promedio de las cuatro semanas anteriores.

Las autoridades han dicho que la gran mayoría de esos casos más graves son personas que no están vacunadas e instan a todos los neoyorquinos a cuanto antes las primeras dos vacunas y las dosis de refuerzo.

Se espera que el aumento de casos sea de corta duración, quizás cuestión de semanas, según De Blasio y sus principales expertos en salud. Y aunque se cree que los casos relacionados con ómicron son más leves que los relacionados con cepas anteriores de COVID, en particular delta, las tasas de propagación han asombrado a los funcionarios y han sacudido a la ciudad cansada por la pandemia.

Aproximadamente el 1,7% de todos los residentes de Manhattan se han infectado solo en la última semana, según los últimos datos publicados por la ciudad el jueves. Eso es solo un promedio; en algunos vecindarios, los números son astronómicamente más altos. En Greenwich Village y SoHo, es de 2.927 casos por cada 100.000; en Chelsea, 2.513 por 100.000.

A ese ritmo, Greenwich Village se convertiría en el foco de brote actual. Según los datos del New York Times, Washington D.C., donde la variante ómicron se ha propagado como la pólvora, tiene solo 158 casos por cada 100.000.

Los nuevos picos obligaron a De Blasio a limitar el número de asistentes a la celebración de Año Nuevo en Times Square a aproximadamente 15.000 personas. Los asistentes deben estar completamente vacunados y acatar el uso de mascarillas.

Varios éxitos de taquilla de Broadway, incluidos "Hamilton" y "El Rey León", han cancelado sus funciones al menos hasta Navidad debido a las infecciones de COVID dentro de las empresas.

Se cree que muchos de esos casos son ómicron, que se estima que representan más del 90% de los casos actuales de COVID en el área de Nueva York, según los CDC.

En los Estados Unidos, las infecciones promedian alrededor de 149,000 por día, frente a las 75,000 al día a principios de noviembre.

“El aumento de las infecciones es bastante dramático”, dijo Gigi Gronvall, investigadora principal de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg que ha seguido los esfuerzos de las pruebas de COVID-19 durante la pandemia.

Las pruebas pueden ayudar a garantizar la seguridad en las reuniones, incluso si las personas no tienen síntomas y no han estado expuestas al virus, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"Haga una prueba antes de reunirse", dijo esta semana la directora de la agencia, la Dra. Rochelle Walensky, ya que omicron provocó un aumento de los casos antes de las vacaciones.

Contáctanos