Legislatura de Nueva Jersey

Murphy pide extensión de poderes especiales durante 90 días más, Legislatura lo analiza

"El tsunami Ómicron ha cambiado el juego una vez más", dijo el gobernador el lunes durante su última sesión informativa sobre el coronavirus.

Telemundo

El gobernador Phil Murphy anunció el lunes que le pidió a la Legislatura estatal que extienda parte de sus poderes de emergencia COVID-19 durante 90 días más, esto a fin de combatir el drástico aumento de los casos y las hospitalizaciones.

"El tsunami Ómicron ha cambiado el juego una vez más", dijo el gobernador el lunes durante su última sesión informativa sobre el coronavirus, que se realizó de forma virtual después de que la primera dama Tammy Murphy dio positivo por el virus

"No podemos renunciar a la pelea", agregó. “Necesitamos permanecer en pie de guerra para asegurarnos de que podemos llevar los recursos a donde necesitan estar, cuando necesitan estar allí”.

Murphy declaró una emergencia de salud pública al comienzo de la pandemia en marzo de 2020, lo que le otorgó amplios poderes para establecer restricciones sin la aprobación de los legisladores. Pero los líderes estatales acordaron poner fin a la emergencia en junio de 2021, cuando las cifras de casos y hospitalizaciones decidieron. 

Como parte del acuerdo, la Legislatura controlada por los demócratas aprobó un proyecto de ley que permitió al gobernador demócrata y su administración mantener algunos poderes hasta este mes, a pesar de la objeción de los republicanos, que argumentan que Murphy ha gobernado unilateralmente durante demasiado tiempo.

Según la ley, la Legislatura tendría que aceptar cualquier extensión de esos poderes. De lo contrario, expirarán el 11 de enero, el final de la actual sesión legislativa.

Entre esos poderes se encuentra la autoridad que tiene la administración de Murphy para mantener las reglas actuales de uso de mascarilla y distanciamiento físico, siempre que se alineen con las pautas federales. 

Aunque el gobernador levantó la mayoría de los mandatos de mascarillas en todo el estado en mayo pasado, todavía se requiere el uso de cubrebocas en las escuelas, en los edificios de cuidado infantil, en el transporte público, en los entornos de atención médica y en los edificios del gobierno estatal en Nueva Jersey.

Murphy dijo el lunes que pidió a los líderes legislativos una extensión de tres meses para su administración para seguir supervisando la distribución y las pruebas de vacunas, así como para preservar su autoridad para implementar las pautas de salud federales, que actualmente incluyen el uso de mascarillas en "entornos vulnerables", como escuelas y edificios de atención, donde "sabemos que hay un gran número de personas no vacunadas".

"Esto significa que anticipamos que nuestros niños tendrán que usar mascarillas en sus escuelas por ahora, para proteger su salud y seguridad y asegurar que puedan continuar aprendiendo en persona", dijo el gobernador. "Nadie quiere ver sonreír a nuestros niños más que nosotros, pero esto es lo que se necesita ahora para mantener seguras nuestras escuelas".

Además, Murphy dijo que pidió a los legisladores una extensión de 90 días para una serie de órdenes administrativas, directrices y exenciones.

"Con el aumento exponencial de nuestros números, sería el colmo de la irresponsabilidad eliminar estos requisitos básicos de salud pública en este momento", dijo el gobernador. "No dejaré que eso suceda".

No está claro si la Legislatura otorgará las extensiones cuando los legisladores se reúnan el 10 de enero, dentro de una semana. El presidente del Senado estatal, Stephen Sweeney, demócrata de Gloucester, no ha dicho públicamente si apoya la petición del mandatario. 

Sweeney dejará el cargo el 11 de enero después de perder la reelección.

Los republicanos se pronunciaron en contra de la solicitud de Murphy, pero necesitan apoyo demócrata para oponerse a la medida.

Si la Legislatura aprueba la solicitud de Murphy, eso no significa un nuevo estado de emergencia de salud pública en todo el estado o una orden de cierre. Solo implica que la administración de Murphy continuará teniendo esos poderes específicos.

Según la ley promulgada en junio pasado, el gobernador tiene prohibido ordenar el uso de mascarillas, distanciamiento físico o restricciones que sean más severas que las pautas federales, aunque se le permite hacerlo si hay aumentos significativos en los números de COVID-19. 

Nueva Jersey se enfrenta a un nuevo aumento de la pandemia de 22 meses. El estado informó el lunes 20,428 nuevos casos confirmados, mientras que el número de pacientes con coronavirus hospitalizados en todo el estado aumentó a 4715, lo que representa un incremento del 76% con respecto a la semana pasada.

Contáctanos