moratoria de desalojos

Moratoria a los desalojos: Hochul busca extender la directriz, ¿pero qué pasa con el fallo de la Corte Suprema?

El 12 de agosto, la Corte Suprema suspendió de forma parcial la moratoria a los desalojos de Nueva York, otorgando una orden judicial a los propietarios que demandaron.

Telemundo

Está previsto que los legisladores del estado de Nueva York se reúnan en persona el miércoles en Albany para una sesión especial a fin de extender la moratoria a los desalojos hasta el próximo mes de enero, esto a la vez que la gobernadora Kathy Hochul intenta acelerar el pago de más de $2 mil millones en fondos federales de alivio de alquiler. 

Se esperaba que Hochul solicite a los legisladores que regresen a Albany, según varias fuentes legislativas. La oficina de Hochul dijo que su administración ha mantenido conversaciones con la Asamblea estatal para llegar a un acuerdo.

Según algunos legisladores, a Hochul se le otorgarían poderes especiales como los concedidos al exgobernador Andrew Cuomo durante el pico de la pandemia. 

Hay otros temas urgentes pero espinosos que Hochul había dicho que quería abordar con la Legislatura, como exigir que los maestros se vacunen contra el COVID-19, aunque no está claro si los legisladores considerarán temas más allá de las protecciones de desalojo durante su sesión especial. Los legisladores estatales suelen reunirse entre enero y junio.

El llamado llega cuando las protecciones para los inquilinos en Nueva York se vieron erosionadas por dos decisiones consecutivas de la Corte Suprema de Estados Unidos en las últimas semanas.

El 12 de agosto, la Corte Suprema suspendió de forma parcial la moratoria a los desalojos de Nueva York, otorgando una orden judicial a los propietarios que demandaron. La parte de la moratoria que se considera problemática por el tribunal es la que a los inquilinos se les permitió completar una Declaración de Dificultades que los protegía del desalojo sin la verificación de un tribunal. Cualquier prórroga posterior de la moratoria tendría que abordar esa cuestión.

La semana pasada la Corte Suprema tomó una decisión posterior al revocar la moratoria federal. El fallo señaló que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se habían excedido en su autoridad al extenderla, y cualquier moratoria adicional tenía que ser legislada por el Congreso.

En la actualidad hay alrededor de 225,000 casos de desalojo pendientes en todo el estado, según Right to Counsel, un grupo de defensa de inquilinos. Se espera que los casos de desalojo se prolonguen durante meses una vez que los procedimientos comiencen a avanzar en serio. Los expertos dicen que los inquilinos más vulnerables pertenecen a unos 14,000 hogares donde se aprobaron órdenes de desalojo antes de la pandemia, aunque a esas familias normalmente se les concedería otra audiencia antes de que se emitiera una nueva orden de desalojo.

Joseph Strasburg, presidente de la Rent Stabilization Association, un grupo que representa a los propietarios y fue una de las partes que demandó por la moratoria de Nueva York, criticó el plan del estado de extender una vez más la suspensión de los desalojos, que ha estado vigente desde el comienzo de la pandemia.

“Los inquilinos y propietarios desesperados financieramente no necesitan una sesión legislativa especial, necesitan que Albany saque los miles de millones de dólares del Programa de Asistencia de Emergencia para Alquiler con fondos federales”, sentenció. 

“Si los legisladores del estado de Nueva York promulgan una legislación que ignora e intenta eludir la decisión de la Corte Suprema, tomaremos acciones legales de inmediato, esta vez pidiendo daños y perjuicios”.

Mientras que el destino de la moratoria de desalojos del estado está en el aire, los inquilinos de Nueva York han estado esperando ansiosamente la ayuda federal asignada en el presupuesto estatal hace cuatro meses. 

Bajo el exgobernador Andrew Cuomo, Nueva York tuvo el comienzo más lento del programa de todos los estados del país, según un informe de la Contraloría del Estado, aunque desde entonces ha alcanzado a otros estados en la distribución de fondos. 

Hasta el 23 de agosto, el estado había pagado el alquiler atrasado adeudado a los propietarios en nombre de 15,548 hogares por un monto de alrededor de $ 200 millones de $ 2,7 mil millones en fondos asignados al programa, según la Oficina de Asistencia Temporal y para Discapacitados, que lo administra. Se habían aprobado otros 600 millones de dólares para 30.000 inquilinos, pero aún no se habían desembolsado.

En general, solo 176,000 hogares habían solicitado el programa, aunque se estima que 700,000 inquilinos de Nueva York están atrasados ​​en el pago de $ 2.2 mil millones en pagos de alquiler según el National Equity Atlas. 

Cuando Hochul asumió el cargo de gobernadora el 24 de agosto, prometió reducir los trámites burocráticos para el programa de alivio del alquiler y el fondo de trabajadores excluidos, contratar a más personas para examinar las solicitudes y nombrar un equipo para determinar por qué el programa se estancó.

Fuentes legislativas de Nueva York dijeron que los legisladores planean reescribir la moratoria para incluir más recursos para que los propietarios impugnen los reclamos de dificultades financieras de sus inquilinos, a fin de evitar el problema planteado por la orden judicial de la Corte Suprema.

Contáctanos