Cuomo Bajo la Lupa

Melissa DeRosa anuncia su renuncia como secretaria del gobernador Cuomo

La renuncia de DeRosa ocurre en medio de investigaciones penales contra Cuomo y llamados para que renuncie y la idea de juicio político.

Telemundo

Lo que debes saber

  • La principal asistente del gobernador de Nueva York renunció en medio de un furor por las acusaciones de acoso sexual contra Cuomo.
  • Melissa DeRosa se unió a la administración de Cuomo en 2013, y finalmente se convirtió en una de las asistentes más confiables del gobernador. Ella se convirtió en su principal ayudante en 2017.
  • Cuomo ha negado haber tocado a alguien de manera inapropiada, pero reconoció haber abrazado y besado a sus asistentes y a otras personas.

NUEVA YORK – La secretaria del gobernador Andrew Cuomo, Melissa DeRosa, anunció el domingo en la noche que renuncia a su posición en un comunicado que obtuvo nuestra cadena hermana NBC 4.

El anuncio de DeRosa llega luego de darse a conocer la semana pasada el reporte de la investigación de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, en el que se concluyó que el gobernador acosó sexualmente de 11 mujeres; y en medio de los llamados a la renuncia de Cuomo por parte de muchos demócratas, entre esos el presidente Biden.

“Ha sido el mayor honor de mi vida servir a la gente de Nueva York durante los últimos 10 años. La resistencia, la fuerza y el optimismo de los neoyorquinos en los momentos más difíciles me han inspirado todos los días”, dijo DeRosa en el comunicado. “Personalmente, los últimos 2 años han sido difíciles emocional y mentalmente. Siempre estaré agradecida por la oportunidad de haber trabajado con colegas tan talentosos y comprometidos en nombre de nuestro estado”, añadió.

Como parte de la investigación de la fiscal de Nueva York, se dijo que DeRosa, conocida como la principal asistente del gobernador quien fue vista en varias ocasiones durante las conferencias de prensa del COVID-19, fue una de las que presuntamente busco desacreditar a Lindsey Boylan, una de las mujeres que habían acusado al gobernador Cuomo. Según la investigación lo habría hecho junto a Linda Lacewell (Superintendente de Servicios Financieros), Rich Azzopardi y Beth Garvey. DeRosa fue mencionada 187 veces en el informe de la fiscal general.

DeRosa, quien a menudo defendía a Cuomo cuando enfrentaba críticas públicas, había estado con la administración desde 2013. Obtuvo el título de “secretaria del gobernador” en 2017, y fue probablemente la cara más reconocible en la administración después de Cuomo.

Sin embargo, el informe de los investigadores reveló cierta tensión entre DeRosa y Cuomo: dijo a los investigadores que estaba tan molesta con la forma en que Cuomo había manejado una conversación sobre agresión sexual con una de sus acusadoras, la exasistente Charlotte Bennett, que salió enojada de su automóvil cuando se detuvo en un semáforo.

“Ella le dijo al gobernador: 'No puedo creer que esto haya sucedido. No puedo creer que te hayas puesto en una situación en la que tendrías alguna versión de esta conversación", dice el informe.

Los abogados del gobernador han prometido lo que probablemente será una lucha interminable para permanecer en el cargo, y pocos lo ven dispuesto a renunciar.

"Tengo la sensación, por lo que escuché, de que todavía está buscando formas de luchar contra esto y dar a conocer su versión de los hechos", dijo el presidente del partido demócrata estatal, Jay Jacobs, en una entrevista con The Associated Press. Pero Jacobs agregó: "Creo que, en algún momento, verá que el apoyo político no está lo suficientemente cerca como para hacer un intento que valga la pena".

La abogada de Cuomo, Rita Glavin, le dijo a CNN el sábado que no tenía planes de renunciar.

Ella llamó al informe de la fiscal general "de mala calidad" y "parcial" y "una emboscada".

Docenas de legisladores estatales que alguna vez dudaron en pedir la renuncia o el juicio político de Cuomo dijeron a la AP en entrevistas recientes que se sintieron influidos por el peso del informe.

"Creo que la mayoría de nosotros creemos que el gobernador ya no está en condiciones de dirigir el estado, y esa no es una posición temporal", dijo el asambleísta John McDonald, un demócrata cuyo distrito incluye Albany.

El gobernador hasta el momento a negado las acusaciones, entre esas la de una mujer que lo acusó de manoseo y que habló públicamente por primera vez desde que presentó una denuncia penal ante la Oficina del Alguacil del condado de Albany. La denuncia es el primer caso conocido en el que una mujer ha realizado un informe oficial ante una agencia de aplicación de la ley sobre la supuesta mala conducta de Cuomo.

El alguacil del condado de Albany, Craig Apple, dijo que su oficina decidiría si había pruebas suficientes para seguir adelante con los posibles cargos contra el gobernador. No estaba claro de inmediato cuándo sucedería esa entrevista más larga o si la oficina del alguacil entrevistó a otras personas relacionadas con el caso.

Glavin dijo que para Cuomo está claro que las personas que "trabajaron para él sintieron que estaba invadiendo su espacio y que no era deseado".

"No cree que haya sido inapropiado", dijo Glavin. "Él ha visto lo que estas mujeres han dicho, y se siente mal por esto".

Por otro lado, el comité judicial de la Asamblea estatal planea reunirse el lunes para discutir la posibilidad de un proceso de juicio político contra Cuomo. Casi dos tercios del cuerpo legislativo ya han dicho que están a favor de un juicio político si no renuncia.

La investigación se ha centrado en el acoso sexual y la mala conducta, la negativa anterior de la administración a revelar cuántos residentes de hogares de ancianos murieron a causa de COVID-19, el uso de recursos estatales para el acuerdo de libros de Cuomo de $ 5 millones y los esfuerzos para priorizar las pruebas de COVID-19 para el círculo cercano del gobernador en la primavera de 2020, cuando las pruebas eran escasas.

Algunos legisladores quieren una votación de juicio político en días, pero los miembros del comité dicen que la investigación podría concluir en un mes. La ley estatal requiere al menos 30 días entre la votación de juicio político de la Asamblea y el juicio político del Senado.

La asambleísta Amanda Septimo pidió urgencia.

"Lo que tenemos que hacer lo antes posible es sacar a Cuomo del poder debido a la forma en que lo usa, como un arma", dijo la demócrata de El Bronx.

Los demócratas están cada vez más preocupados por cómo Cuomo afectará las carreras políticas en Nueva York y potencialmente a nivel nacional, dijo Septimo.

"Estoy dispuesta a apostar dinero por lo pronto que veamos la cara de Cuomo en un correo de ataque en algún lugar de Ohio", dijo. "Siento que el cálculo de todos es más grande que ellos mismos en este momento, además del gobernador".

La vicegobernadora Kathy Hochul reemplazaría a Cuomo si la mayoría de los 150 miembros de la Asamblea vota por acusarlo.

Cuomo defendió una ley general que firmó en 2019 que exigía capacitación contra el acoso, extendió el estatuto de limitaciones y declaró que los acusadores no tienen que demostrar que fueron tratados de manera diferente a otros trabajadores. También redujo el estándar de Nueva York para el acoso sexual para incluir conductas no deseadas que se elevan por encima del nivel de "pequeños desaires e inconvenientes triviales".

Muchos legisladores han criticado al gobernador por no reconocer que sus comentarios no deseados y sus caricias violaron la definición de acoso sexual de su propia administración, que se basa en cómo se siente una persona a pesar de la intención del perpetrador.

Cuomo también enfrenta el escrutinio de los fiscales federales sobre el manejo de su administración de los datos de los hogares de ancianos COVID-19. Y la comisión estatal de ética está investigando los mismos problemas que está investigando la Asamblea.

Contáctanos