ROMPE EL SILENCIO

La orden de protección no garantiza que una víctima de abuso esté a salvo, ¿cómo hacer un plan de seguridad?

En nuestra región existen varias organizaciones que pueden ayudar a elaborar un plan de seguridad. La ayuda suele ser gratuita y está disponible en español. 

100375982

Un plan de seguridad implica establecer una ruta para mantener a las víctimas de abuso y a sus hijos a salvo de la violencia doméstica, pues, como señala la Policía de Nueva York, el agresor puede infringir una orden de protección pese a las consecuencias penales en su contra. 

Trazar una ruta puede preparar a las víctimas con antelación para la violencia que pueda ocurrir en el futuro. Si bien una persona que sufre maltrato no tiene control sobre la violencia de su pareja, sí tiene la opción de cómo responder y la mejor manera de ponerse a salvo a sí mismo y sus seres queridos.

En nuestra región existen varias organizaciones que pueden ayudar a elaborar un plan de seguridad. La ayuda suele ser gratuita y está disponible en español. 

También se puede encontrar más información sobre cómo planificar un plan de seguridad llamando a la línea directa nacional contra la violencia doméstica al 1-800-799-SAFE (7233)

El sistema de corte de Nueva York hace las siguientes recomendaciones sobre un plan de seguridad. 

ANTES Y DURANTE UN ATAQUE

  • Cuando comience un ataque, intente escapar. Si siente que está en peligro, salga de su casa y lleve a sus hijos, no importa la hora que sea. Vaya a la casa de un amigo o familiar o a un refugio de violencia doméstica.
  • No dude en defenderse y protegerse.
  • Tome fotografías de sus heridas.
  • Llame por ayuda. Grite tan fuerte y durante tanto tiempo como pueda. No tiene nada de qué avergonzarse, la persona abusiva sí.
  • Manténgase cerca de una puerta o ventana para poder salir si lo necesita.
  • Manténgase alejado del baño, la cocina y los objetos que pueden usarse como armas.
  • Practique su escape. Sepa qué puertas, ventanas, elevadores o escaleras serían las mejores para huir a salvo. 
  • Tenga lista una bolsa empacada con lo esencial y trate de ocultarla en un lugar al que pueda llegar rápidamente.
  • Identifique a los vecinos a los que pueda contarles sobre la violencia. Pídales que llamen a la policía si escuchan señales de violencia doméstica provenientes de su hogar.
  • Tenga una “palabra clave” para usar con sus hijos, familiares, amigos y vecinos. Pídales que llamen a la policía cuando diga esa palabra.
  • Sepa adónde ir si tiene que salir de casa, incluso si no cree que tendrá que hacerlo.
  • Confíe en sus instintos. Haga lo que tenga que hacer para sobrevivir.

PREPÁRESE PARA IRSE 

  • Abra una cuenta de ahorros a su propio nombre. Déle al banco una dirección segura, como un apartado postal o la dirección de su trabajo. 
  • Deje dinero, un juego adicional de llaves y copias de sus documentos importantes con alguien de su confianza. Es posible que deba salir de casa rápidamente y necesitará estar preparado para ello. 
  • Piense con quién podría quedarse y quién puede prestarle dinero.
  • Mantenga cerca el número de teléfono del refugio local de violencia doméstica (o guárdelo en su teléfono celular, si es seguro). 
  • Marcharse es el momento más peligroso. Pensar en su plan de seguridad antes de partir le ayudará cuando llegue el momento.
  • Si tiene que dejar a sus hijos, recupérelos lo antes posible. Obtenga asesoramiento legal o llame a una agencia de violencia doméstica.

MANTÉNGASE SEGURO CUANDO SE HAYA MARCHADO 

  • Cambie las cerraduras de sus puertas lo antes posible. Ponga candados en todas las puertas y ventanas.
  • Pídale a su compañía telefónica local (y a su compañía de telefonía celular) un número no listado. A veces, este servicio es gratuito.
  • Enséñeles a sus hijos cómo estar seguros, en los momentos en que no esté con ellos.
  • Asegúrese de que la escuela o el proveedor de la guardería de sus hijos sepa quién puede recoger a sus hijos.
  • Dígales a sus vecinos y al propietario que su cónyuge o pareja ya no vive con usted. Pídales que llamen a la policía si ven a su cónyuge / pareja cerca de su casa.

OBTENGA UNA ORDEN DE PROTECCIÓN

  • Pídale al tribunal una orden de protección y llévela consigo en todo momento.
  • Asegúrese de que su departamento de policía local obtenga una copia de su orden de restricción.
  • Llame a la policía si su cónyuge / pareja infringe la orden de protección.
  • Tome notas sobre cualquier contacto, amenaza, mensaje o carta que le envíe su cónyuge / pareja. Si su cónyuge / pareja deja mensajes en su contestador automático, guárdelos.
  • Piense en cómo mantenerse a salvo en caso de que la policía no logre llegar hasta usted de inmediato.
  • Entregue copias de su orden de protección a todas las personas que figuran en la orden y a familiares, amigos y vecinos que estén dispuestos a ayudarlo.

SEGURIDAD EN EL TRABAJO Y EN PÚBLICO

  • Informe al personal de seguridad dónde trabaja sobre la situación. Déles una foto de la persona de la que necesita protección.
  • Cuando salga del trabajo, pídale a alguien que lo acompañe a su automóvil, autobús o tren.
  • No tome la misma ruta a casa todos los días.
  • Piense en lo que haría si la persona de la que necesita protección se acercara mientras se dirige hacia o desde el trabajo.

Recuerde que hay organizaciones que pueden ayudarte. Visita nuestra guía para más detalles.

Contáctanos