Nueva York

Juez federal: personal de salud puede por ahora rechazar el mandato de vacunación de NY por razones religiosas

Un juez federal dictaminó el martes que Nueva York debe permitir que los trabajadores de la salud con razones religiosas permanezcan exentos del mandato estatal de la vacunación contra el COVID-19 impuesto por la gobernadora.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Un juez federal dictaminó el martes que Nueva York debe permitir que los trabajadores de la salud con razones religiosas permanezcan exentos del mandato estatal de la vacunación contra el COVID-19 impuesto por la gobernadora.
  • A mediados de septiembre, la gobernadora Kathy Hochul comenzó a implementar los mandatos de vacunación para los empleados de atención médica y los hogares de ancianos. El mandato se expandirá nuevamente el 1 de noviembre.
  • El mes pasado, más de 15 profesionales de la salud demandaron al Estado al decir que el mandato de la vacuna infringía sus derechos religiosos.

NUEVA YORK - Un juez federal dictaminó el martes que Nueva York debe eximir del mandato de vacunación contra el COVID-19 a los trabajadores de la salud cuando es por motivos religiosos. Esto a medida que avanza una demanda que impugna el requisito.

El juez David Hurd en Utica había emitido una orden de restricción temporal hace un mes después de que 17 médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud afirmaron en una demanda que sus derechos serían violados con un mandato de vacunción que no permitía las exenciones.

La orden judicial preliminar de Hurd significa que Nueva York no podrá hacer cumplir la norma de vacunación para los empleadores que tengan razones religiosas.

Hurd escribió que es probable que los trabajadores de la salud que impugnan la demanda contra el Estado tengan éxito en base a los méritos de su reclamo constitucional.

La administración de la gobernadora Kathy Hochul comenzó a exigir que los trabajadores de hospitales y hogares de ancianos estuvieran vacunados a partir del 27 de septiembre. Más recientemente amplió el requisito para incluir a los trabajadores en hogares de vida asistida, cuidados paliativos, centros de tratamiento y asistentes de salud en el hogar.

Se envió un correo electrónico a la administración de Hochul en busca de comentarios.

El Estado no ha proporcionado información sobre el número total de trabajadores de la salud que han solicitado exenciones religiosas.

Los demandantes, todos cristianos, se oponen por convicción religiosa a cualquier cooperación médica en el aborto, incluido el uso de vacunación vinculadas a líneas celulares fetales en pruebas, desarrollo o producción, según documentos judiciales.

Existen varios tipos de líneas celulares creadas hace décadas utilizando tejido fetal y se utilizan ampliamente en la fabricación médica, pero las células que contienen hoy en día son clones de las primeras células, no del tejido original.

La vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson se produce mediante el uso de un adenovirus que se cultiva utilizando células retinianas que se remontan a un feto desde 1985, según el Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia.

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos dijo en un comunicado de enero que se usaron líneas celulares “derivadas del aborto” para probar las vacunas Moderna y Pfizer, pero no en su desarrollo o producción.

Hurd también permitió a los demandantes mantener la privacidad de sus identidades mediante el uso de seudónimos como “Dr. A." y "Enfermera J." Los demandantes dijeron que querían proceder de forma anónima porque temían el riesgo de ostracismo o represalias.

Contáctanos