Letitia James

Juez dictamina que demanda de Nueva York que busca la disolución de la NRA puede seguir

El magistrado Joel Cohen dio luz verde para que continúe la demanda interpuesta por la procuradora Letitia James. 

Getty Images

Un juez de Nueva York negó el jueves la propuesta de la Asociación Nacional del Rifle de desestimar una demanda estatal que busca sacar del negocio al poderoso grupo de defensa de las armas.

El fallo del juez Joel Cohen permitirá que la demanda de la procuradora general de Nueva York, Letitia James, avance en el tribunal estatal de Manhattan, en lugar de desestimarla por motivos técnicos o trasladarla a un tribunal federal, como lo deseaban los abogados de la NRA.

La demanda de James, presentada en agosto pasado, busca la disolución de la NRA bajo la ley estatal sin fines de lucro por reclamos de que altos ejecutivos desviaron de forma ilegal decenas de millones de dólares para viajes, contratos por no presentarse y otros gastos.

La oficina de James es la principal agencia de cumplimiento de la ley del estado y tiene poder regulador sobre las organizaciones sin fines de lucro incorporadas en el estado, como la NRA, dijo Cohen.

"Sería inapropiado encontrar que la procuradora no pudo continuar con sus reclamos en un tribunal estatal solo porque uno de los acusados ​​quiere proceder en un tribunal federal", dijo Cohen en una audiencia celebrada por video debido a la pandemia de coronavirus.

El magistrado también rechazó los argumentos de la NRA de que la demanda de James se presentó de forma indebida en Manhattan,en lugar de Albany, donde la documentación de incorporación de la NRA indica una dirección. Los argumentos de la NRA para desestimar el caso no involucran el fondo del caso.

La NRA se incorporó en Nueva York en 1871, aunque tiene su sede en Virginia y la semana pasada se acogió a la protección por quiebra en Texas en un intento por reincorporarse en ese estado.

La NRA, al anunciar su declaración de quiebra el viernes pasado, dijo que quería liberarse de un “entorno político y regulatorio corrupto en Nueva York” y que veía a Texas como más amigable con sus intereses.

Los abogados de la NRA dijeron en una audiencia de la corte de quiebras el miércoles en Dallas que no usarían los procedimientos del Capítulo 11 para detener la demanda.

Después del fallo del jueves, el grupo expresó que estaba listo para seguir adelante con el caso, así como con una reunión con abogados de la oficina de James el viernes y otra audiencia en marzo.

En una carta a Cohen antes de la audiencia del jueves, la abogada de la NRA, Sarah Rogers, dijo que la organización no tiene ninguna posición sobre la intención de suspender el caso a través de la bancarrota, pero que se reserva el derecho de solicitar tales órdenes de un tribunal de bancarrotas en el futuro.

En general, una declaración de quiebra detendría todos los litigios pendientes. La oficina de James sostiene que su demanda está cubierta por una exención que involucra los poderes regulatorios de un estado y no puede ser detenida por la quiebra.

El asistente de la procuradora, James Sheehan, señaló que esperaba llevar el caso a juicio a principios de 2022.

Al tratar de desestimar o trasladar la demanda del estado a un tribunal federal, Rogers argumentó que muchas de sus acusaciones de malgasto  también están contenidas en demandas pendientes en un tribunal federal, una lista de casos que describió como un "nido enredado de litigios".

Parte del argumento de Rogers para trasladar la demanda estatal a un tribunal federal involucró un error en la presentación original del estado que, según este, alteró el cronograma de cuando se presentó.

La oficina de James presentó su demanda el 6 de agosto, pero luego tuvo que enmendar la denuncia. Ese mismo día, la NRA presentó una demanda en un tribunal federal alegando que las acciones de James estaban motivadas por la hostilidad hacia su defensa política, incluidos sus comentarios en 2018 de que la NRA es una "organización terrorista".

Rogers sostuvo que, debido a la falla de presentación, la demanda de James debería considerarse una contrademanda a la demanda de la NRA y manejarse junto con ella en un tribunal federal.

Cohen rechazó eso al argumentar que Rogers estaba poniendo "demasiado peso en un error no sustantivo que se solucionó rápidamente".

"El fiscal general presentó primero", dijo el magistrado. 

Contáctanos