tiroteo en metro de brooklyn

Inmigrante mexicano habría ayudado al arresto del sospechoso del tiroteo en Brooklyn

“Espero no cometer un error”, pensó Puebla cuando avisó a la uniformada, según relató a Telemundo 47. “Sí sentí miedo, porque es un criminal”. 

Telemundo

La cacería policial del sospechoso del tiroteo en una estación de metro en Brooklyn, culminó tras varias llamadas a la línea Crime Stoppers del NYPD para informar el avistamiento de Frank R. James en un McDonald's en el Lower East Side de Manhattan. 

Francisco Puebla, un inmigrante mexicano, fue uno de los neoyorquios que identificó al sospechoso y no dudó en avisar a la policía.

“Espero no cometer un error”, pensó Puebla cuando notificó a la uniformada, según relató a Telemundo 47. “Sí sentí miedo, porque es un criminal”. 

No obstante, Puebla dijo que cree en el lema "Si ves algo, di algo" de la Policía de Nueva York, esto fue lo que lo animó a correr hacia una patrulla para señalar la ubicación de James.

James fue visto caminando con tranquilidad por el Lower East Side, donde se sentó brevemente bajo el cobertizo de una instalación para comer en el exterior, minutos antes de que fuera arrestado. 

La Policía de Nueva York arrestó a James, quien no opuso resistencia, justo antes de las 2 p.m. el miércoles en First Avenue y St. Mark's Place. 

“No le quedaba ningún lugar al que pudiera correr”, dijo la comisionada de Policía de Nueva York, Keechant Sewell. 

Pero fuentes policiales dijeron a nuestra cadena hermana NBC 4 New York que creen que James también llamó él mismo a la línea de Crime Stoppers, y dijo que estaba en el McDonald's.

Esto es lo que se sabe.

"Este es Frank. Ustedes me están buscando… mi teléfono está a punto de morir", dicen las fuentes que expresó la persona que llamó, pero esto sigue bajo investigación.

James no estaba en el McDonald's cuando los policías respondieron a la llamada, pero dieron la vuelta y finalmente lo vieron en la esquina de la calle. No se resistió.

La policía sigue sin establecer el motivo para el tiroteo del martes, pero determinarlo es parte de la investigación en curso, que incluye revisar las redes sociales de James.

Las autoridades dicen que James compró la pistola Glock de 9 mm utilizada en el tiroteo a un distribuidor de armas de fuego con licencia federal en Ohio en 2011. Agregaron que no habría podido comprar el arma si hubiera tenido condenas por delitos graves.

Las imágenes muestran cuando es llevado por las autoridades y lo montan en una patrulla policial.

James tuvo nueve arrestos previos en Nueva York entre 1992 y 1998 por cargos que incluyen posesión de herramientas de robo, robo de servicio y acto sexual criminal, dijo la policía. También fue arrestado tres veces en Nueva Jersey.

Según reportes, otros neoyorquinos llamaron a la policía al reconocer a James en el área.

Sin embargo la policía no reveló cómo se distribuirá o a quién se otorgará la recompensa de $50,000 que se ofreció por el sospechoso.

Las autoridades tampoco indicaron qué llamada o pista en específico se considerará para la recompensa.

La línea de la policía Crime Stoppers es anónima; y las autoridades no identifican públicamente a las personas que llaman para ofrecer información. 

Contáctanos