madre dominicana

Hallan cadáver de madre dominicana con bolsa en la cabeza, NYPD busca a su hijo

Teresita Rosario, de 59 años, tenía una bolsa de plástico en la cabeza cuando la policía la encontró muerta junto a una salpicadura de sangre.

Telemundo

Los residentes de El Bronx expresaron su horror tras el hallazgo del cadáver de una querida madre dominicana dentro de su apartamento en El Bronx, en el vecindario de Belmont. Ahora el NYPD intenta localizar a su hijo de 29 años para interrogarlo. 

La víctima, identificada por los familiares como Teresita Rosario, de 59 años, tenía una bolsa de plástico en la cabeza cuando la policía la encontró muerta junto a una salpicadura de sangre. La uniformada reveló que había señales claras de lucha en el lugar del crimen. 

"Le puso una bolsa plástica en la cabeza, la arrastró hasta el sótano, la apuñaló (...) ella estaba tratando de subir por las escaleras, ahí la encontraron", dijo Elizabet Cruz, amiga de Rosario.

Una cámara de vigilancia de la ciudad grabó al hijo cuando salía con una maleta del apartamento el sábado a la 1:00 a.m.

El cuerpo de Rosario fue hallado el sábado a las 8:10 p.m. por los oficiales que se presentaron para realizar una revisión de bienestaren en su vivienda en Clinton Ave., cerca de Crotona Ave.

La hija de la víctima, una enfermera de 30 años, se comunicó al 911 al no lograr comunicarse con Rosario tras varios intentos. La madre tenía previsto acudir esa noche al aeropuerto para recoger al padre de sus hijos, de 91 años, quien llegó de visita a la ciudad desde Santo Domingo. Su falta de comunicación levantó la sospecha de inmediato.

Rosario fue hallada en el piso al pie de las escaleras del sótano después de que los bomberos derribaron la puerta.

Madre e hijo vivían juntos y la policía acudió a la vivienda en varias ocasiones por incidentes de violencia doméstica, el último caso se registró el Día de Acción de Gracias.

"Ella llamó y le dijeron que por ser Acción de gracias no había psiquiatras, que lo trajera el lunes, hoy es lunes y ella está muerta", expresó Cruz.

Rosario emigró a Nueva York desde República Dominicana hace unos 35 años y trabajaba limpiando oficinas en Midtown, dijeron sus familiares.

"Lo triste es que bajo la situación que estamos viviendo todos, no la mató el covid (...) entonces viene y la mata su propia sangre, el hijo que ella parió", dijo con enojo Aledni Rullán, quien reside en el área.

Contáctanos