hospitales de nj

Gobierno federal despliega equipo médico militar para asistir a los abrumados hospitales de NJ

El presidente Joe Biden anunció el despliegue el jueves por la mañana en una conferencia de prensa.

Telemundo

El único hospital público de cuidados intensivos de Nueva Jersey se encuentra entre los seis del país que recibirán un equipo médico militar para ayudar a abordar el aumento de pacientes con COVID-19 y la escasez de personal.

El Hospital Universitario con sede en Newark, que ha tenido más de 700 empleados enfermos con el coronavirus en los últimos 30 días, más que cualquier otro hospital en Nueva Jersey, contará con un equipo de 23 trabajadores médicos militares, según funcionarios de salud. 

No es la primera vez que el Hospital Universitario recibe ayuda. En los primeros días de la pandemia, el hospital estaba lidiando con una demanda de atención tan grande que se enviaron reservistas del Ejército para brindar apoyo.

El presidente Joe Biden anunció el despliegue el jueves por la mañana en una conferencia de prensa.

 “He tenido muchos malos déjà vu en las últimas semanas, pero estoy agradecido por mi déjà vu de hoy. @POTUS acaba de anunciar que enviará héroes uniformados a @UnivHospNewark para ayudar con nuestro aumento de #OmicronVariant”, tuiteó el director ejecutivo del hospital, Dr. Shereef Elnahal poco después del anuncio de la administración de Biden. 

La próxima semana, el primero de los 1000 miembros del personal médico militar “movilizados para mejorar los esfuerzos de emergencia comenzarán a aterrizar en hospitales de todo el país”, dijo la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias en un comunicado. 

Los equipos médicos militares de médicos, enfermeras y otro personal clínico brindarán apoyo al Hospital Universitario, la Clínica Cleveland en Ohio, el Hospital Coney Island en Brooklyn, el Hospital Rhode Island en Providence, el Hospital Henry Ford en las afueras de Detroit y el hospital de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque. 

“Estos equipos brindarán alivio, evaluarán a los pacientes, ayudarán a descomprimir los departamentos de emergencia abrumados”, dijo FEMA. 

 “Colaborarán junto a los trabajadores de la salud en primera línea para brindarles el apoyo que necesitan”, añadió la agencia. 

Los nuevos despliegues se sumarán a otro personal médico federal que ya ha sido enviado a los estados para ayudar con la escasez aguda de personal.

Nueva Jersey es el segundo estado con más casos durante el aumento de la variante Ómicron, después de Nueva York, y el estado con la cuarta mayor cantidad de muertes por coronavirus en la nación.

El Estado Jardín informó otras 117 muertes confirmadas por COVID-19 y 20,338 pruebas positivas el jueves, dos días después de que el gobernador Phil Murphy declarara una nueva emergencia de salud pública para combatir el último aumento de la pandemia. Había 5933 pacientes con coronavirus hospitalizados en los 71 hospitales del estado hasta el miércoles por la noche, 156 pacientes menos que la noche anterior.

Murphy dijo a los periodistas el jueves que es “demasiado pronto para responder” si se desplegarán equipos médicos militares en otros hospitales del estado. Agregó: "Pero me alienta que las hospitalizaciones hayan comenzado a disminuir".

El Hospital Universitario, una red de seguridad médica de 519 camas en Central Ward de Newark, es el único centro de trauma de Nivel 1 del norte de Jersey, que atiende a la mayor parte de pacientes sin seguro o con seguro en el estado. En el punto álgido de la pandemia, había más de 300 pacientes con coronavirus al día entrando por sus puertas.

Ahora, aproximadamente la mitad de los pacientes del Hospital Universitario tienen COVID. Casi el 40% ingresó debido a COVID y el resto por otra afección, pero después se descubrió que estaban infectados con el virus. 

El último aumento de la pandemia, impulsado por la aparición de la variante Ómicron altamente infecciosa y las reuniones festivas, está generando una cantidad récord de nuevos casos diarios en Nueva Jersey y un aumento del 60 % en las tasas de hospitalización desde fines del mes pasado. Y está agobiando a los trabajadores de la salud que ya están exhaustos después de 22 meses de crisis, ya que asumen una mayor carga de trabajo debido a la grave escasez de personal.

El frenesí de caos ha causado cansancio físico como mental en el personal. Más de 22,000 empleados de hospitales han contraído COVID-19 desde diciembre de 2020, cuando la Asociación de Hospitales de Nueva Jersey comenzó a rastrear dichos datos. En una medida de la transmisibilidad de Ómicron, más de la mitad de ellos se infectaron en los últimos 30 días, dijo la NJHA. La mayoría de los casos, el 80 %, se deben a la propagación comunitaria, no a la exposición en los hospitales.

El Departamento de Salud del estado aconsejó a los hospitales y centros de atención a largo plazo que planifiquen una posible tasa de vacantes de personal de hasta el 30%, ya que los trabajadores de la salud infectados deben aislarse durante al menos cinco días.

La avalancha ha obligado a muchos hospitales a posponer algunas cirugías electivas. También suspendieron las visitas, lo que significa que las enfermeras se ven abrumadas nuevamente. También han redistribuido al personal de sus funciones oficiales para cubrir la escasez en otros puestos.

En muchas instalaciones, los turnos de los trabajadores ahora son de dos a cuatro horas más, y existen planes para casi duplicar la cantidad de pacientes que atienden los equipos, de ocho pacientes a unos 15 o 16. 

La declaración de FEMA señaló que desde el Día de Acción de Gracias, más de 800 militares y otro personal de emergencia federal se han desplegado en 24 estados, tribus y territorios, incluidos más de 350 médicos, enfermeras y médicos militares que ayudan al personal de los hospitales.

Contáctanos