temporada de taxes

¿Generoso reembolso o menos dinero para tu bolsillo? Estos son los factores que afectan tus taxes

Te explicamos cómo sacar provecho de las deducciones y créditos fiscales para maximizar tu reembolso.

Telemundo

La temporada de impuestos inicia este lunes 24 de enero, pero este año, gracias a varias exenciones fiscales implementadas de forma temporal por el Plan de Rescate Estadounidense, los contribuyentes podrían ver reembolsos más grandes, o en algunos casos, pagos más pequeños de lo previsto. 

Después de contabilizar los ingresos anuales, las deducciones son la primera exención fiscal que debes calcular. La ley tributaria federal te permite deducir varios gastos personales de tu ingreso sujeto a impuestos, lo que puede hacer una enorme diferencia para tu bolsillo, ya que se reduce la cantidad de ingresos sujetos a gravamen. 

Sin embargo, no todos los gastos cumplen los criterios para el ahorro tributario. El Código de Rentas Internas es muy claro sobre qué gastos puedes deducir y cómo reclamarlos.

TELEMUNDO 47 te explica a continuación cómo sacar provecho de esas deducciones. 

DEDUCCIONES ESTÁNDAR 

Aquí entra en juego tu estado civil. Lee nuestro artículo Soltero, casado o jefe de familia: ¿Qué estado civil paga menos impuestos? para más detalles acerca de cómo afecta tu estatus a tu declaración de impuestos. 

Las políticas del IRS ofrecen a los que no detallan los gastos deducibles la posibilidad de reclamar la deducción estándar, para la cual el gobierno fija una cantidad específica cada año para cada estado civil.  

Por ejemplo, en 2021 el Tío Sam autorizó una deducción estándar de $12,550 para los contribuyentes solteros, de $18,800 para aquellos que presentan la declaración como jefes de familia y de $25,100 para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta. 

Por lo tanto, si declaras como jefe de familia que ganó $64,000 al año, la deducción estándar reducirá tus ingresos sujetos a impuestos a $51,450. Sin embargo, esta cantidad está sujeta a una reducción mayor por las otras deducciones permitidas que reclames.

Supongamos que donaste a la caridad. En ese caso tu generosidad se vería recompensada con un ahorro fiscal. Puedes deducir hasta $300 en contribuciones caritativas hechas en efectivo por declaración de impuestos si reclamas la deducción estándar. Pero esa cantidad será de hasta $600 por declaración de impuestos para los casados que presentan en conjunto y $300 para los otros estados civiles tributarios.

DEDUCCIONES SOBRE LA LÍNEA

El IRS basa las declaraciones de impuestos individuales sobre el cálculo del Ingreso Bruto Ajustado (AGI, por las siglas en inglés) antes de establecer la cantidad final de ingresos sujetos a impuestos. 

Suena complicado, ¿no? Bueno, para comprenderlo mejor, el contribuyente debe saber que el ajuste o deducción del interés de préstamos estudiantiles, por ejemplo, te permite deducir el interés pagado por préstamos estudiantiles siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos específicos de la deducción. Lo mismo ocurre con los pagos por concepto de seguros médicos para trabajadores por cuenta propia, que son deducibles independientemente de tu AGI. 

DEDUCCIONES DEBAJO DE LA LÍNEA

Estas deducciones reducen tu ingreso bruto ajustado, y se refieren a los gastos que se detallan en el Anexo A adjunto a tu declaración personal de impuesto sobre los ingresos. Algunas deducciones detalladas comunes incluyen gastos médicos y donaciones caritativas, por ejemplo. 

Los gastos médicos que puedes deducir sólo incluyen la parte que exceda del 7.5 por ciento de tu Ingreso Bruto Ajustado para el 2021. Los contribuyentes que opten por detallar sus deducciones no podrán reclamar la deducción estándar.

La mayoría de los contribuyentes eligen la deducción estándar desde que la reforma tributaria de 2018 suspendió, limitó o eliminó varias deducciones detalladas.

AHORROS TRIBUTARIOS 

Ahora que se comprende mejor qué son las deducciones y cómo reclamarlas en función de las políticas del IRS, aquí te damos algunos ejemplos de cómo obtener ahorros tributarios. 

INTERÉS DE PRÉSTAMOS ESTUDIANTILES. La mayoría de los contribuyentes pueden deducir los intereses pagados en préstamos estudiantiles federales y privados. Puedes deducir hasta $2,500 en intereses pagados durante el año, siempre que tu ingreso total para 2021 sea inferior a $85,000 ($170,000 si eres casado y presentas una declaración conjunta) y el préstamo fue para tu educación o la de tu cónyuge o dependiente. Esta deducción también es un ajuste, por lo que no tienes que detallar para reclamarla.

INTERESES HIPOTECARIOS E IMPUESTOS INMOBILIARIOS. Si eres dueño de una casa, puedes deducir los intereses hipotecarios y los impuestos inmobiliarios. Sin embargo, después de la aprobación de la reforma tributaria de 2018, tu deducción combinada por intereses hipotecarios e impuestos inmobiliarios para el año no puede exceder los $10,000. Tienes que detallar para reclamar esta deducción.

APORTES IRA. Si no tienes acceso a un plan de jubilación a través de tu trabajo o no has abierto una SEP (Pensión Patronal Simplificada) u otras cuentas de jubilación a través de tu propio negocio, puedes iniciar un Arreglo de Jubilación Individual (IRA). El límite de contribución para 2021 es de $6,000 ($7,000 si tiene 50 años o más). Solo puedes reclamar este ajuste si contribuye a una IRA tradicional, no a una IRA Roth.

DONACIONES CARITATIVAS. Si detallas, puede deducir las donaciones caritativas, como donaciones en efectivo y con tarjeta de crédito a lugares de culto, organizaciones sin fines de lucro, organizaciones cívicas e instituciones educativas. También puedes deducir donaciones no monetarias y gastos relacionados con el trabajo voluntario.

GASTOS MÉDICOS Y DENTALES. Si detallas, puedes deducir una parte de tus gastos médicos y dentales del año. Esto incluye medicamentos recetados, insulina, suministros y dispositivos médicos, primas de seguros médicos y dentales, viajes relacionados con la atención médica y honorarios de médicos, hospitales y laboratorios. Tu deducción está limitada a la cantidad que exceda el 10 % de tu ingreso bruto ajustado, que se basa en tu ingreso después de los ajustes para los que calificas. 

PAGOS DE PENSIÓN ALIMENTARIA. Si tienes que realizar pagos de pensión alimentaria como condición de divorcio o acuerdo de manutención por separado, puedes deducir estos pagos (ingresos imponibles para el beneficiario). Si estos pagos incluyen montos para manutención infantil, se considera que la manutención infantil "tiene prioridad" y no es deducible al calcular los pagos de pensión alimentaria.

CANCELACIÓN DE DEUDAS INCOBRABLES. Si le prestaste dinero a alguien y no lo devolvió, es posible que puedas tomar una deducción por deudas incobrables. Tener un acuerdo por escrito con el prestatario ayuda a probar tu caso de que el dinero era un préstamo y no un regalo, junto con la prueba de que hiciste esfuerzos para recuperar el dinero, pero existe poca o ninguna posibilidad de que el prestatario te pague (como muerte o bancarrota). Las deducciones por deudas incobrables se tratan como una pérdida de capital, por lo que está limitado a deducir $3,000 por año del saldo impago.

DEDUCCIÓN DE INGRESOS COMERCIALES CALIFICADOS (QBI). La deducción QBI es una nueva deducción creada por la reforma fiscal de 2018 que te permite deducir hasta el 20% de tus ganancias del trabajo por cuenta propia. La deducción se basa en tu ganancia en relación con tu ingreso imponible total, que no puede exceder $157,500 ($315,000 si estás casado que presenta una declaración conjunta). Es una deducción por debajo de la línea que viene después de tu deducción estándar o detallada, y cualquier persona que tenga ingresos de trabajo por cuenta propia que califique para la deducción puede tomarla. Hay menos limitaciones si tus ingresos están por debajo de los montos anteriores.

PRIMAS DE SEGURO MÉDICO Y DENTAL PARA TRABAJADORES AUTÓNOMOS. Los trabajadores autónomos pueden deducir sus primas de seguro médico y dental sin necesidad de desglosar. Esto está disponible como un ajuste si tienes ingresos de trabajo por cuenta propia y no recibes cobertura de salud basada en el empleador. Muchas personas, incluidos los desarrolladores de software de impuestos, a menudo pasan por alto la parte dental, así que asegúrate de incluirla si calificas.

MATRÍCULA Y TARIFAS. Puedes deducir hasta $4,000 de matrícula calificada y tarifas relacionadas en instituciones acreditadas como ajuste si los gastos fueron para ti, su cónyuge o dependientes. Los créditos fiscales para la educación suelen ser más beneficiosos que esta deducción, pero es una opción si ya estás reclamando el crédito para otro estudiante o si no cumples los criterios para el crédito.

CRÉDITOS TRIBUTARIOS 

CRÉDITO FISCAL MÁS GENEROSO PARA EL CUIDADO DE NIÑOS Y DEPENDIENTES

Si trabajas o asistes a la escuela a la vez que pagas por el cuidado de un niño menor de 13 años u otro miembro de la familia con discapacidad que no puede cuidar de sí mismo, es probable que te beneficies de los aumentos temporales al crédito por cuidado de niños y dependientes. 

El crédito se basa en tus ingresos y se calcula como un porcentaje de los gastos calificados en los que incurres, que este año es del 50 %, en comparación con el 35 % de los años anteriores, aunque ese porcentaje se reduce para quienes ganan más de $125,000.

Los gastos que califican son menos los beneficios de cuidado de dependientes proporcionados por el empleador (por ejemplo, el dinero que depositas en una cuenta de gastos flexibles con ventajas impositivas).

Con todo, el crédito de este año podría reducir tu factura de impuestos, o aumentar tu reembolso, hasta $4,000 para un dependiente u $8,000 para dos o más. Antes de 2021, el crédito apenas te habría dado $1,050 o $2,100, respectivamente.

EXPANSIÓN TEMPORAL DEL CRÉDITO TRIBUTARIO POR HIJOS

El valor máximo del crédito tributario por hijos es $3,000 por niño de 6 a 17 años y de $3,600 por niño de 5 años o menos.

A diferencia de años anteriores, el crédito es totalmente reembolsable para 2021, lo que significa que puedes obtener el monto máximo del crédito incluso si excedes tu obligación tributaria federal sobre la renta para el año.

Y por primera vez, el IRS hizo pagos mensuales adelantados de ese crédito, de julio a diciembre. Por lo tanto, es posible que ya hayas recibido aproximadamente la mitad de tu crédito y puedas reclamar la otra mitad en tu declaración a partir del 24 de enero. 

Para ayudar con ese cálculo, el IRS te enviará el Aviso 6419, que detalla la cantidad que ya recibiste y cuánto más te debe. 

Pero la cantidad puede ser diferente de lo que esperas. Y esto es porque los pagos adelantados se calcularon en función de tus ingresos y situación familiar de 2020 o 2019. Pero el cálculo final se basará en su información de 2021, lo que puede cambiar la cantidad para la que cumples los criterios. 

Por ejemplo, si tuviste otro hijo en 2021, es posible que tengas derecho a más de lo que reflejan tus pagos adelantados.

O es posible que te hayan pagado demasiado si, por ejemplo, estás divorciado y cambiaste qué padre podría reclamar a un hijo en tu declaración de impuestos. Lo mismo podría ser si ganaste más dinero en 2021 o si uno de tus hijos cumplió 18 años. Ya sea que tengas que devolver el exceso que obtuviste, lo que probablemente significa que solo reclamas menos crédito por la primera mitad del último año -- depende de tus ingresos.

Aquellos que ganen menos de $40,000 ($60,000 si están casados) obtienen protección de pago total. Pero si gana más de $80,000 (o $120,000 si está casado), es posible que tenga que pagar. El IRS te explica más aquí

CRÉDITO DE REEMBOLSO DE RECUPERACIÓN

Desde que comenzó la pandemia, el IRS ha enviado tres rondas de pagos de impacto económico a los estadounidenses, la última de las cuales salió en 2021.

Si recibiste ese tercer pago, el IRS te enviará el Aviso 6475, que detalla cuánto te pagaron. Debes reportar esa información en tu declaración.

Pero si no recibiste el tercer pago, o tal vez ahora calificas para más de lo que te pagaron debido a que tus ingresos o tu situación familiar cambiaron, debes revisar si deseas reclamar el crédito de reembolso de recuperación reembolsable.

"Las personas que no calificaron para un tercer pago de impacto económico o que obtuvieron menos del monto total pueden reclamar el crédito de reembolso de recuperación de 2021 en función de su información del año fiscal 2021", señaló el IRS.

Si recibiste un pago de estímulo pero tus ingresos de 2021 te habrían descalificado, hay buenas noticias: No necesita reembolsar el tercer pago de estímulo, que se basó en tus ingresos de 2019 o 2020, si tus ingresos de 2021 te descalifican de todo o parte del pago. 

CRÉDITO TRIBUTARIO POR INGRESO DEL TRABAJO

Solo para 2021, los contribuyentes de ingresos bajos y moderados que no tienen hijos calificados pueden calificar para un Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo más grande. 

El Plan de Rescate Estadounidense casi triplicó el crédito máximo disponible a $1,502.

Para calificar, tu ingreso del trabajo para 2021 debe ser inferior a $21,430 ($27,380 si estás casado y presentas una declaración conjunta). Y de manera permanente para todos los beneficiarios del EITC, la cantidad de ingresos por inversiones que puedes tener además de sus salarios y aún reclamar el crédito aumentó a $10,000.

El crédito también está disponible por primera vez para trabajadores sin hijos de hasta 19 años y trabajadores de 65 años o más.

Para las personas que tienen hijos calificados, si ganan $57,414 o menos, pueden calificar para el EITC. Y dependiendo de cuántos hijos tengan, podrían obtener un crédito máximo de $6,728.

Lee nuestro artículo Más allá del Crédito por Hijos: otros incentivos fiscales que puedes reclamar en 2022 para más detalles sobre los créditos fiscales disponibles. 

Para información actualizada sobre la temporada de impuestos 2022 visita nuestra sección especial AYUDA FINANCIERA Y BENEFICIOS.

Contáctanos