gobierno biden y daca

El futuro de DACA está por definirse: Miles de estudiantes en un limbo migratorio

Una moción presentada del caso Batalla Vidal presentada en NY insta a USCIS que adjudique las solicitudes pendientes mientras el caso se desarrolla en la corte de apelaciones de Texas.

Telemundo

Un grupo de jóvenes inmigrantes indocumentados que esperaban obtener protección contra la deportación y permiso para trabajar de forma legal en los Estados Unidos ha solicitado a un tribunal federal de Nueva York que ordene una medida provisional mientras se desarrolla una batalla legal paralela sobre el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia en Texas.

La moción —parte del conocido caso Batalla Vidal— presentada el lunes en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York argumenta que la administración del presidente Joe Biden fue más allá de los requisitos de una orden de un tribunal federal de Texas al suspender el procesamiento de los solicitantes y renovaciones de DACA.

Los demandantes argumentan que USCIS debería continuar adjudicando las solicitudes pendientes mientras el caso de Texas se desarrolla en la corte de apelaciones. Se espera pronto una decisión de ese caso que podría determinar el futuro de DACA.

La administración de Biden busca anular la orden de bloqueo de nuevas solicitudes que se emitió en julio de 2021. Los argumentos orales, que son el siguiente paso en la demanda en el Quinto Circuito, están programados para el 6 de julio de 2022.

Mientras tanto, la administración está trabajando en una nueva regla para codificar DACA, que se anunció en septiembre de 2021 y se espera en algún momento antes de las elecciones de medio término de noviembre.

El gobierno de Trump intentó cancelar DACA en 2017, y el programa ha estado estancado en un limbo legal desde entonces.

Este litigio redujo aún más la cantidad de estudiantes que podían acceder al alivio y a la autorización de trabajo, ya que la ventana de tiempo para presentar una solicitud en 2021 fue de solo unos seis meses, entre el intento de terminación del programa y las diversas órdenes judiciales que impedían nuevas aplicaciones. 

Por primera vez desde que se creó el programa el 15 de junio de 2012, la gran mayoría de los estudiantes indocumentados que se graduaron de secundaria este año no podrán solicitar DACA, debido a que ingresaron al país después de la fecha de llegada requerida de 15 de junio de 2007.

Según un nuevo informe de FWD.us, alrededor de 100.000 jóvenes indocumentados se graduarán de la escuela secundaria en 2022, además de que hay 600.000 estudiantes actualmente matriculados en los grados K-12. 

Sin embargo, de estos 100.000 graduados de la clase de 2022, solo una cuarta parte califica para DACA, que requiere que la persona que solicita haya ingresado al país antes del 15 de junio de 2007. Se estima que al menos 100.000 indocumentados se graduarán cada año de las escuelas secundarias de la nación durante al menos los próximos tres años, señala el reporte. Es probable que cada año se reduzca la proporción de estos estudiantes para ingresar a la fuerza laboral con un permiso de empleo a través de DACA.

LA BATALLA LEGAL 

DACA está en duda después de que un tribunal de distrito federal de Texas declarara que el programa es ilegal el año pasado.

Esa decisión de detener el programa dejó protecciones vigentes para aproximadamente 600,000 solicitantes existentes. Pero los demandantes de Nueva York argumentan que ninguno de los tribunales federales ha abordado lo que debería suceder con las solicitudes recibidas entre la restauración del programa en diciembre de 2020 y el fallo del año pasado.

Las personas que presentaron solicitudes a los pocos días del fallo de Nueva York quedaron en el limbo durante 16 meses, dijeron los demandantes en su moción. Y aunque USCIS ha mantenido las tarifas de solicitud de $495 de los solicitantes, la agencia no ha tomado otras medidas para procesar las solicitudes, como recopilar información biométrica, señala la demanda. 

En una presentación en respuesta a la moción, la administración de Biden argumentó que la medida provisional solicitada por los demandantes entraría en conflicto con la orden judicial de Texas contra la administración del programa DACA para cualquiera que no sean los beneficiarios existentes, reportó Bloomberg

Después de que una decisión de la Corte Suprema en 2020 determinó que la administración Trump había violado la Ley de Procedimiento Administrativo al intentar revertir el programa DACA, el entonces secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, ordenó una nueva revisión del programa y detuvo cualquier solicitud nueva. El juez Nicholas Garaufis dictaminó en diciembre de 2020 que la agencia debía volver a abrir el programa a nuevos solicitantes en respuesta a una demanda colectiva presentada por varios inmigrantes.

USCIS recibió unas 80,000 solicitudes de DACA entre ese fallo y una decisión de julio de 2021 del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Texas que declaró que el programa no era válido porque nunca pasó por un proceso formal de reglamentación. Ese fallo está en apelación en la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de los Estados Unidos. Mientras tanto, la administración de Biden está finalizando las regulaciones de DACA que, según argumenta, pondrán el programa sobre una base legal más firme.

Se debe ordenar a la agencia que brinde alivio de deportación y elegibilidad laboral a los solicitantes por primera vez hasta que se tome una decisión sobre sus casos, dijeron los demandantes. También solicitaron que la corte ordene a la agencia adjudicar los casos de los solicitantes de DACA cuyas aprobaciones previas habían expirado.

Los demandantes en el caso de Nueva York están representados por abogados de la Organización de Servicios Legales Jerome N. Frank de la Facultad de Derecho de Yale, el Centro Nacional de Leyes de Inmigración y Make the Road New York.

Contáctanos