seth andrew

Fiscalía: arrestan exasesor de la Casa Blanca por robar $ 218,000 de escuelas chárter que fundó en NYC

El plan supuestamente se hizo para obtener un descuento hipotecario en una casa multimillonaria en Manhattan, según los fiscales federales.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Exasesor de la Casa Blanca bajo la administración de Obama fue arrestado y acusado de supuestamente robar casi un cuarto de millón de dólares de la red de escuelas chárter que fundó. Esto para obtener un descuento hipotecario en una casa multimillonaria en Manhattan, anunciaron los fiscales federales el martes.
  • Seth Andrew, quien en 2013 trabajó para el Departamento de Educación de los Estados Unidos y, más tarde, como asesor principal de la Oficina de Tecnología Educativa de la Casa Blanca, fue acusado de fraude electrónico, lavado de dinero y declaración falsa a un banco en relación con un plan en el que Andrew presuntamente robó $ 218,005 de una red de escuelas chárter que fundó.
  • Andrew, de 42 años, fue arrestado el martes por la mañana en Manhattan y se espera que comparezca ante el tribunal ese mismo día.

NUEVA YORK – Un exasesor de la Casa Blanca bajo la administración de Obama fue arrestado y acusado de supuestamente robar casi un cuarto de millón de dólares de la red de escuelas autónomas que fundó para obtener un descuento hipotecario en una casa multimillonaria en Manhattan, anunció la Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York.

Seth Andrew, de 42 años y quien en 2013 trabajó para el Departamento de Educación de los Estados Unidos y, más tarde, como asesor principal de la Oficina de Tecnología Educativa de la Casa Blanca, recibió cargos por fraude electrónico, lavado de dinero y por hacer una declaración falsa a una institución financiera en relación con un esquema en el que Andrew robó $ 218,005 de una red de escuelas chárter de la Ciudad de Nueva York que él fundó.

Andrew fue arrestado el martes por la mañana en Manhattan y se espera que comparezca ante el tribunal ese mismo día.

 “Como se alega, Seth Andrew abusó de su posición como fundador de una red de escuelas chárter para robar de las mismas escuelas que ayudó a crear. Se alega que Andrew no solo robó el dinero de las escuelas, sino que también utilizó los fondos robados para obtener ahorros en una hipoteca para un apartamento multimillonario en Manhattan. Gracias al trabajo diligente del FBI, Andrew ahora enfrenta cargos federales por su presunto plan", dijo la fiscal federal de Manhattan, Audrey Strauss.

La información del abogado de Andrew no se conoció de inmediato.

Según el reporte de la Fiscalía, en 2005, Andrew presuntamente ayudó a crear una serie de escuelas públicas chárter con sede en la Ciudad de Nueva York. Sin embargo, en la primavera de 2013, dejó la organización de escuelas chárter para aceptar un trabajo en el Departamento de Educación de los Estados Unidos y, más tarde, como asesor principal de la Oficina de Tecnología Educativa de la Casa Blanca.

La mujer es originaria de Pensilvania.

Mientras trabajaba en el Departamento de Educación y en la Casa Blanca, Andrew supuestamente recibió un pago de la red de escuelas chárter. En noviembre de 2016, dejó su puesto en la Casa Blanca y, en enero de 2017, rompió oficialmente su relación con la red de escuelas chárter que fundó, según la denuncia. Andrew fundó Democracy Prep, una red nacional de escuelas autónomas con sede en Harlem, sin embargo, la denuncia no dice específicamente que esta fuera la red de escuelas autónomas de la que supuestamente robó los fondos.

Al parecer, de conformidad con un acuerdo con la Junta de Regentes del Estado de Nueva York, las escuelas chárter de la organización con sede en Nueva York tenían que mantener una "cuenta de depósito en garantía" a la que solo se podía acceder si la escuela se disuelve y no se puede mover sin la debida autorización. Andrew y otros empleados supuestamente abrieron tres de esas cuentas de depósito en garantía, para tres escuelas chárter con sede en la Ciudad de Nueva York, en 2009, 2011 y 2013, según la denuncia, y Andrew fue signatario de cada una de esas tres cuentas, lo que le permitió tener acceso a los fondos.

Después de que rompió su relación con la red de escuelas chárter el 28 de marzo de 2019, Andrew supuestamente fue a una sucursal del banco en la Ciudad de Nueva York y cerró dos de las tres cuentas de depósito en garantía: una tenía $ 71,881.23 y la otra tenía $ 70,642.98 en fondos.

El mismo día que Andrew cerró estas dos cuentas, supuestamente también fue a otra sucursal de un banco diferente y abrió una cuenta comercial a nombre de una escuela dentro de la red de escuelas chárter que fundó. Para abrir esa cuenta, Andrew supuestamente se tergiversó ante un empleado al afirmar que era un "ejecutivo clave con control" de la escuela chárter, lo cual era una mentira. Andrew luego depositó uno de los cheques en la cuenta ese día, pero no depositó el otro.

Cinco días después, el 2 de abril de 2019, Andrew supuestamente usó un cajero automático en Baltimore, Maryland, para depositar el segundo cheque.

En el momento en que Andrew depositó ambos cheques en la cuenta bancaria, supuestamente estaba pensando en obtener una hipoteca del banco para comprar una casa. En ese momento, el banco ofreció a ciertos clientes, como promoción, tasas de interés hipotecarias más favorables si esos clientes mantenían una cierta cantidad de fondos en cuentas. Específicamente, por cada $ 250,000 en depósito, hasta un total de $ 1 millón, el banco reduciría la tasa de interés hipotecaria de ese cliente calificado en un 0.125%.

Para abril de 2019, debido a los $ 142,524 que Andrew depositó en el banco con el dinero que supuestamente robó de dos escuelas chárter, Andrew tenía un total de aproximadamente $ 1,007,716 en el banco y, por lo tanto, se convirtió en una persona que cumplía los requisitos para recibir una deducción de la tasa de interés del 0.5%: la mayor deducción que un cliente podría recibir de la promoción. Sin los $ 142,524 fondos que supuestamente robó solo hubiera cumplido los requisitos para una deducción de la tasa de interés de 0.375%.

El 21 de agosto de 2019, Andrew compró una propiedad residencial ubicada en Manhattan por aproximadamente $ 2,368,000. Para la compra, Andrew y su cónyuge supuestamente obtuvieron una hipoteca del banco por un monto de $ 1,776,000 con una tasa de interés del 2.5%, aprovechando al máximo la promoción que ofreció el banco.

El 17 de octubre de 2019, Andrew supuestamente cerró la tercera cuenta de depósito en garantía y recibió un cheque por un monto de $ 75,481.10, continúa la denuncia.

Cuatro días después, Andrew presuntamente depositó este cheque en una cuenta que abrió en un tercer banco. Al parecer, un mes después, obtuvo un cheque del banco donde depositó las dos primeras cuentas de depósito en garantía. El cheque era por $ 144,473.29, que constituía los fondos robados de las dos primeras cuentas de depósito en garantía, según la denuncia, y posteriormente depositó esos fondos en la cuenta más nueva.

Cinco días después, Andrew supuestamente transfirió algunos de los fondos a un certificado de depósito. Ese certificado de depósito venció el 20 de mayo de 2020, lo que le valió $ 2,083.52 en intereses. Luego transfirió los fondos del certificado de depósito, incluidos los fondos presuntamente robados de las cuentas de depósito en garantía, a una cuenta bancaria a nombre de una organización cívica en particular que controla actualmente, según la denuncia.

Seth Andrew efrenta si es encontrado culpable una sentencia máxima de 20 años por el cargo de fraude electrónico, una máxima de 20 años por el cargo de lavado de dinero y una máxima de 30 años tras las rejas por el cargo de hacer una declaración falsa a un banco.

El subdirector del FBI, William F. Sweeney Jr., compartió sentimientos similares a la fiscal en un comunicado: “Lograr la tasa de interés más baja al solicitar un préstamo es sin duda el objetivo de todo comprador de vivienda, pero cuando no tiene los fondos necesarios para depositar y le roba el dinero a su antiguo empleador para compensar la diferencia, es probable que ahorrar dinero en intereses sea la menor de sus preocupaciones. Hoy alegamos que Andrew hizo precisamente eso, y dado que el empleador al que robó era una organización de escuelas chárter, el dinero que tomó pertenecía a una institución que prestaba servicios a niños en edad escolar. Hoy, el propio Andrew está aprendiendo una de las lecciones más básicas de la vida: lo que no te pertenece no es tuyo".

Contáctanos