abuso infantil

Fiscales: Madre dejó que su novio asesinara a su hijito a golpes

El pequeño Zymere Perkins, de solo 6 años, fue golpeado hasta la muerte por el novio de su madre.

El sujeto acusado de matar a golpes en 2016 al pequeño Zymere Perkins, de solo 6 años, fue hallado culpable de asesinato en una sala del tribunal de Manhattan el miércoles.

Los fiscales revelaron que Rysheim Smith, novio de la madre de Perkins, usó un palo de escoba y una barra de cortina de ducha para golpear hasta el cansancio al niño en septiembre de 2016. Tras la golpiza, el hombre colgó al pequeño de un gancho de la puerta del baño pese a que estaba herido y agonizaba. Todo ocurrió en el apartamento de Harlem donde vivía la familia. 

Los investigadores dijeron que el Smith torturó al pequeño con agua helada y lo asesinó en presencia de su madre, quien no hizo nada para salvar a su hijito. 

"La muerte de Zymere Perkins fue una tragedia impensable que conmocionó a la ciudad y reveló la ineficacia de nuestro sistema de servicios sociales para proteger a los más vulnerables de Nueva York", dijo en un comunicado el fiscal de distrito Cyrus Vance. 

“Como se demostró en el juicio, Zymere era un niño inocente e indefenso de seis años que sufrió una violencia inconcebible y continúa a manos de Rysheim Smith. Ahora, un jurado de Manhattan ha responsabilizado al acusado por este horrible asesinato, y me gustaría agradecer a los miembros de ese jurado por su cuidadosa atención durante este desgarrador caso”, añadió. 

La investigación arrojó que la Administración para los Servicios para Niños (ACS) tenía pendientes cinco reportes sobre la familia, con base en las llamadas de los maestros y vecinos de Zymere.

Tras la muerte del pequeño, la oficina del contralor municipal Scott Stringer publicó un reporte sobre la revisión de casi 3,700 investigaciones de “alta prioridad” que ACS realizó con base en las denuncias recibidas durante un período de tres meses entre julio y septiembre de 2016.

La pesquisa descubrió que otros diez niños habían muerto pese a que las familias de cada uno habían sido objeto de al menos cuatro denuncias de abuso en las semanas previas al asesinato de Perkins.

La Contraloría también encontró que 2,360 casos cerrado por ACS cerradas carecían del número mínimo requerido de revisiones, y que en el 68% de las investigaciones abiertas y cerradas de ACS de alta prioridad, no se había completado un “perfil de evaluación de riesgos” dentro de los 40 días.

Las muertes de los menores, la presión pública y el informe de la Contraloría condujo a la reforma de ACS. 

En el tribunal, los fiscales señalaron que Perkins había acudido a la escuela con la mandíbula rota, dientes rotos y costillas fracturadas. Gladys Carrión, la entonces comisionada de ACS, renunció tras esta y otras muertes por abuso infantil. 

Los fiscales dijeron que el niño sufrió meses de abuso por parte de su madre y Smith. 

La defensa trató de echarle la culpa a la madre de Perkins, Geraldine. 

“Fue golpeado como una piñata", así describieron los fiscales la dolorosa historia de la tortura a la que fue sometido el niño. 

Contáctanos