abuso infantil

Fiscales: Madre de NJ mató, desmembró y quemó a su hijito

Griner está acusada de matar a golpes a su hijo Daniel Griner porque se negó a desayunar.

La defensa de una madre de 25 años busca que las declaraciones inculpatorias que hizo a la policía sean desestimadas. La abogada afirmó el miércoles que los agentes consideraron como sospechosa a Nakira Griner desde el inicio de la pesquisa, pero no le leyeron sus derechos al interrogarla.

No es el primer intento de la defensa para exculpar a Griner. En un inicio, su abogada señaló que la mujer asesinó a su pequeño de 23 meses en un momento en el que estaba "atravesando una crisis y un claro quiebre mental".

Sin embargo, los argumentos de Kimberly Schultz, la asistente adjunto del defensor público, parecen no ser lo bastante sólidos para atenuar uno de los crímenes más terroríficos que han estremecido al Estado Jardín.

Griner está acusada de matar a golpes a su hijo Daniel Griner porque se negó a desayunar. Según la denuncia penal, la mujer le dijo a la policía que golpeó al niño con tanta fuerza que le dejó hematomas en el rostro, además de que lo lanzó por las escaleras.

El día del crimen, la mujer llamó al 911 y reportó el secuestro de Daniel, pero un día después sus restos fueron hallados sepultados en el patio de la casa. La autopsia concluyó que fue golpeado hasta la muerte. La paliza fue tan brutal que el pequeño sufrió la fractura de varios huesos.

Para entonces, la madre afirmó que había sido atacada en una calle de Bridgeton mientras caminaba con Daniel dentro de una carriola y su otro hijo, a quien cargaba en un portabebés sujeto a su pecho.

Pero esa versión se desmoronó cuando los investigadores informaron que los restos quemados y desmembrados del niño fueron encontrados enterrados debajo de un cobertizo de la casa de la familias. El crimen ocurrió el 8 de febrero de 2019.

Contáctanos