procurador general de nueva jersey

Fiscales: Escuela de cosmetología estafó a 250 estudiantes de NJ; piden revocación de la licencia

La Procuraduría General dijo que recibió una avalancha de quejas de cientos de estudiantes de las cuatros escuelas del instituto.

La Procuraduría General de Nueva Jersey presentó el miércoles una demanda contra la escuela de cosmetología Capri Institute de Nueva Jersey en busca de la ‘inmediata suspensión’ de la licencia para operar en el estado, en medio de acusaciones de que la administración estafó a unos 250 estudiantes, además de prácticas comerciales deficientes que perjudicaron financieramente a los estudiantes y de incumplir con las regulaciones y los requisitos del plan de estudios para las escuelas de cosmetología.

Capri Institute of Hair Design supuestamente cerró en diciembre de 2021 con menos de dos días de aviso a los estudiantes. También se negó a proporcionar transcripciones o reembolsos de matrícula, dijo el procurador interino Matthew J. Platkin en un comunicado

Sin las transcripciones de matrícula, fue “prácticamente imposible” que los estudiantes pudieran transferirse a una escuela de cosmetología diferente, dijo Platkin. 

La Procuraduría General detalló que a los estudiantes se les informó mediante el sitio web que las cuatro ubicaciones, en Paramus, Clifton, Kenilworth y Brick, reabrirían dentro de los 30 días. Sin embargo, pasaron 45 días antes de que la escuela comenzara a abrir "al azar" algunos lugares, dijo la oficina del fiscal general.

Si bien la instrucción en el aula se reanudó en tres lugares, sus clínicas permanecieron cerradas, lo que supuestamente impidió que los estudiantes obtuvieran las horas clínicas necesarias para obtener la licencia como profesionales de cosmetología y peluquería en Nueva Jersey.

La cuarta ubicación, en Brick, no ha reabierto, dijo la Procuraduría General. 

“Los estudiantes que buscan educación profesional para mejorar sus perspectivas laborales o para obtener una licencia profesional tienen todo el derecho a esperar un retorno de sus inversiones financieras”, dijo Platkin.

“Cuando las escuelas con fines de lucro no cumplan con su promesa de brindar a los estudiantes la educación y la capacitación para desarrollar carreras exitosas en las profesiones que eligieron, los haremos responsables”, añadió. 

Platkin dijo que su oficina presentó una demanda en el Tribunal Superior del condado de Union contra Capri, además de pedirle a la Junta Estatal de Cosmetología y Peluquería que suspenda de inmediato su licencia para operar en Nueva Jersey.

Se espera que la administración de Capri comparezca ante la junta estatal en su reunión del martes, dijo Lisa Coryell, vocera de la oficina del fiscal general.

La junta opera como parte de la División de Asuntos del Consumidor del estado, que inició la investigación “tras una avalancha de quejas de estudiantes”, se lee en el comunicado de la oficina de la Procuraduría General. 

Cari Fais, directora interina de asuntos del consumidor, dijo que los estudiantes pagaron miles de dólares en matrícula o incurrieron en deudas de préstamos estudiantiles, en un “esfuerzo por obtener una licencia profesional de cosmetología y peluquería para mejorar su calidad de vida”.

“Como resultado de la supuesta conducta ilegal de la escuela, ese sueño quedó en suspenso, quizás de forma permanente”, dijo Fais.

Contáctanos