ayuda a restaurantes

Extienden la fecha límite del impuesto sobre ventas para restaurantes sin servicio en el interior en NY

Los restaurantes y bares con el servicio de comidas en el interior cerrado recibirán una extensión de tres meses para su fecha límite de impuestos sobre las ventas.

Telemundo

Lo que debes saber

  • El gobernador Cuomo extendió la fecha límite del impuesto sobre las ventas para los restaurantes de Nueva York a los que se les ordenó cerrar el servicio de comidas en el interior ubicados en las zonas naranjas designadas.
  • Los restaurantes y bares cerrados temporalmente en las últimas semanas tienen una extensión de 91 días, según la orden del gobernador.
  • Por quinto día en una semana, el Estado informó más de 100 muertes en un solo día: 127 neoyorquinos murieron el viernes.

NUEVA YORK - El gobernador Andrew Cuomo firmó su última orden ejecutiva, en virtud de la orden de emergencia pandémica del estado, que extiende la fecha límite del impuesto a las ventas para los restaurantes de Nueva York a los que se les ordenó cerrar el servicio de comidas en el interior en las zonas naranjas designadas.

Los restaurantes y bares que cerraron temporalmente en las últimas semanas tienen una extensión de 91 días, detalló la orden de Cuomo el viernes. La fecha límite anterior, aparentemente aún vigente para los restaurantes autorizados a permanecer abiertos, es el 21 de diciembre.

“Con la línea de meta a la vista, seguiremos apoyando a los neoyorquinos siempre que sea posible y lucharemos para que el gobierno federal brinde un alivio real para aquellos que están luchando”, dijo el gobernador en un comunicado de prensa el sábado anunciando la orden ejecutiva. (Lea aquí la orden ejecutiva completa).

Además del cierre del servicio de comidas de los restaurantes y bares de la Ciudad de Nueva York, al menos otras cinco comunidades en todo el estado se encuentran dentro de una zona naranja a partir del último informe de Cuomo sobre zonas de riesgo. El restaurante o bar afectado que solicite alivio puede visitar el sitio web de impuestos del estado.

En la orden del viernes del gobernador se incluyó la continuación de las exenciones de impuestos a la propiedad para personas mayores de bajos ingresos y personas con discapacidades. El cambio de principio: los gobiernos locales pueden renovar automáticamente los beneficios de 2021 sin requerir que los residentes renueven en persona, lo que limita la exposición al COVID-19 en las comunidades más vulnerables.

Cuomo cumplió con su orden ejecutiva enviando una carta al presidente Donald Trump pidiendo una intervención inmediata en un proyecto de ley de alivio de COVID-19. El sábado por la noche, el Congreso aún tenía que acordar y aprobar dicho proyecto de ley.

La carta del gobernador pide al presidente que use su poder e influencia sobre el partido republicano para aprobar controles de estímulo, negociar las demandas del partido sobre las limitaciones de responsabilidad corporativa y proporcionar fondos para los gobiernos locales y estatales.

“Además, sin fondos estatales y locales, el proceso de distribución de la vacuna se retrasará. Usted será responsable de ese retraso, lo que provocará más muertes y hará que el programa federal de vacunas sea una debacle”, dijo Cuomo en su carta.

Si bien la atención se centra en la asistencia nacional y el lanzamiento de la vacuna contra el coronavirus, el número de muertos y enfermos por el virus sigue aumentando en Nueva York. Por quinto día en una semana, el estado informó más de 100 muertes en un solo día: 127 murieron el viernes. Asimismo se reportó 9,919 casos nuevos de COVID-19 y 6,208 nuevas hospitalizaciones.

Cuomo continúa insistiendo en que un nuevo cierre se puede evitar, incluso cuando el estado estableció un nuevo récord de casos en un solo día el viernes (junto con un número récord de pruebas) y el alcalde Bill de Blasio continúa insistiendo en que otra ronda de restricciones no solo es necesaria en la Ciudad de Nueva York, pero debe llegar pronto.

Cuomo pone la responsabilidad final de la aversión al cierre en manos de los neoyorquinos diciendo que son sus acciones - en cuanto al uso de mascarillas, el el distanciamiento físico y las reuniones navideñas - las que decidirán lo que suceda. Tiene la esperanza de que hayan aprendido lecciones de la oleada que trajo las festividades de Acción de Gracias y actúen de manera diferente.

Contáctanos