muerte de gemelos

Evitará la prisión padre de mellizos que murieron al ser olvidados en vehículo caliente

Rodríguez admitió a la policía que dejó a sus mellizoss Luna y Phoenix en el automóvil durante horas el 26 de julio del año pasado.

El padre de origen hispano cuyos mellizos murieron el verano pasado al ser olvidados dentro de un vehículo caliente en El Bronx se declaró culpable el martes de comportamiento imprudente, pero evitará la prisión.

Juan Rodríguez compareció en una audiencia virtual y se declaró culpable de dos cargos de comportamiento imprudente en segundo grado, un delito menor.

El padre había sido acusado de delitos graves de homicidio involuntario en segundo grado y homicidio por negligencia, así como delitos menores por poner en peligro el bienestar de un niño. 

Rodríguez, residente de New City en el condado de Rockland, admitió a la policía que dejó a sus bebés Luna y Phoenix en el automóvil durante horas el 26 de julio del año pasado. 

El hombre declaró que condujo al trabajo hasta El Bronx y que no se percató de que los bebés se encontraban en el asiento trasero. Fue hasta que regresó a su vehículo tras varias horas cuando descubrió a los menores inconscientes.

"El acusado, Juan Rodríguez, dejó a sus gemelos de 1 año en el asiento trasero de su automóvil durante horas mientras se iba a trabajar", dijo la fiscal de distrito de El Bronx, Darcel Clark. "Los niños estuvieron atados en sus asientos de automóvil durante el caluroso día de verano, sin ventanas abiertas. Estos bebés sufrieron de forma horrible y les debíamos una investigación exhaustiva. Este fue un incidente trágico y desafortunado. Espero que a medida que llega el tiempo sofocante, nosotros, los responsables de estos niños, estemos más atentos acerca de ellos en los vehículos".

El caso fue aplazado en numerosas ocasiones mientras la Oficina del Fiscal de Distrito analizaba las pruebas y las circunstancias para llevar el caso ante un gran jurado.

Rodríguez logró salir libre con una fianza de $ 100,000, a la vez que sus abogados defensores argumentaron que el caso fue un trágico accidente.

El día de la tragedia, Rodríguez le dijo a la policía que dejó a su hijo Tristán, de 4 años, en una guardería en Westchester, pero olvidó que sus mellizos estaban en sus asientos de automóvil orientados hacia atrás. El padre luego condujo a su trabajo en el VA Medical Center en El Bronx alrededor de las 8 a.m.

Regresó a su automóvil ocho horas más tarde y condujo durante dos cuadras antes de descubrir que los niños estaban inconscientes y con espuma en la boca. 

La policía dijo que se detuvo y gritó pidiendo ayuda. Rodríguez fue acusado al día siguiente.

Rodríguez es un trabajador social clínico con licencia y un veterano del ejército que sirvió en Irak.

Contáctanos