Investigación sobre Andrew Cuomo

¿Está listo NY para una gobernadora? Kathy Hochul sustituiría a Cuomo ante una eventual renuncia

Hochul no ha acaparado los titulares en sus seis años como vicegobernadora, pero se ha ganado el respaldo de ciertas comunidades.

Telemundo

Nueva York es uno de los estados más progresistas de la nación, pero en toda su historia jamás ha tenido a una mujer como gobernadora. La actriz y activista Cynthia Nixon intentó cambiar eso en las elecciones de 2018, en las cuales el gobernador Andrew Cuomo se impuso con amplia ventaja. 

Ahora, tras los hallazgos de la contundente investigación de la Procuraduría General, la hasta hace unos meses inmaculada carrera política de Cuomo se tambalea, y la vicegobernadora Kathy Hochul ocuparía el cargo ante una eventual renuncia del mandatario. 

En un comunicado publicado en Twitter después de que se diera a conocer el informe, Hochul dijo que creía en las mujeres que acusaron a Cuomo y calificó su comportamiento de "repulsivo" e "ilegal". Dijo que la Asamblea del Estado de Nueva York determinará los próximos pasos.

Sin embargo, no pidió a Cuomo que renunciara, pero dijo: "Debido a que los vicegobernadores son los siguientes en la línea de sucesión, no sería apropiado comentar más sobre el proceso en este momento".

Hochul no ha acaparado los titulares en sus seis años como vicegobernadora, pero se ha ganado el respaldo de ciertas comunidades. En Arcade, por ejemplo, el supervisor republicano Douglas Berwanger le da crédito por haber ganado al condado de Wyoming una subvención estatal de atención médica de $20 millones y por mantener una presencia constante en una franja rural del estado donde muchos demócratas temen pisar.

Y en Brooklyn, el obispo Orlando Findlayter de New Hope Christian Fellowship le da crédito a Hochul por haber organizado una feria de empleo en su comunidad.

Hochul también ha construido una reserva profunda de apoyo con defensores de los derechos de las mujeres al viajar a docenas de campus universitarios en apoyo de la legislación estatal "Ya es suficiente" para combatir la agresión sexual.

Findlayter respaldó a Hochul cuando se postuló en la primaria demócrata de 2018 junto a Jumaane Williams para el cargo de defensor del pueblo. 

"Que Dios no permita que algo suceda y Andrew Cuomo ya no es gobernador ... ¿Quién intervendría y dirigiría el estado? Pensé que Kathy Hochul sería la mejor opción", expresó el obispo entonces. 

Y ese vaticinio parece muy acertado en el escenario actual. La presión para que Cuomo deje el cargo aumenta vertiginosamente, y legisladores como el senador Gustavo Rivera señalan que si no renuncia por ser “demasiado arrogante”, entonces los líderes demócratas emprenderán acciones para destituirlo. 

Cuomo ha reiterado que no renunciará, pero los legisladores y los neoyorquinos ahora se preguntan si Hochul, de 62 años, podría convertirse en la primera gobernadora del estado.

Si Cuomo dimite o es destituido tras un juicio político, está claro que la vicegobernadora Hochul asumiría como gobernadora interina.

Cuomo eligió a Hochul como su compañero de fórmula en su segundo mandato en 2014. Y desde entonces, ha estado cortando listones, dando discursos y visitando rincones del estado que el gobernador y otros demócratas prominentes no visitan con frecuencia. 

Por sexto año consecutivo, la vicegobernadora visitó los 62 condados de Nueva York el año pasado, esta vez registrando más de 500 entrevistas, en gran parte para promover los logros del gobierno de Cuomo en el manejo de la pandemia de coronavirus. 

En años anteriores, Hochul fue líder en proyectos como el aumento del salario mínimo hasta el cuidado infantil y los días de enfermedad pagados, pero la vicegobernadora ha mantenido distancia de Cuomo. 

No apareció al lado del mandatario en sus populares conferencias de prensa diarias durante el pico de la pandemia, y tampoco tuvo injerencia en las principales decisiones. Aunque no está claro cómo pesaría sobre su posible mandato el ocultamiento de la cifra real de muertes en los centros de cuidado de ancianos, por el hecho de que ella es parte de la administración que en primer lugar decidió ocultar esa información. 

Hochul podría hacerse cargo de la gobernación en medio de la peor pandemia en un siglo, a la vez que Cuomo estaría enfrentando una investigación federal sobre sus políticas de hogares de ancianos.

Además de eso, Hochul ingresaría a la mansión ejecutiva con menos de dos años para el período de gobernador actual, lo que le da poco tiempo para construir un historial.

Mientras tanto, otros líderes demócratas estarían buscando desbancarla. La procuradora general Letitia James es vista como una posible candidata a gobernador, al igual que el Contralor Thomas P. DiNapoli.

En Albany se especula que si Kathy Hochul sucediera al gobernador Andrew Cuomo, los líderes demócratas del estado la presionarían para que no se postulara para la reelección.

Es probable que cualquier rival apunte al historial de Hochul como secretaria del condado de Erie y miembro del Congreso, cuando se situó significativamente a la derecha de donde se encuentran la mayoría de los votantes demócratas en Nueva York, de tendencia izquierdista.

En 2008 se opuso a otorgar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados. Ese es un problema que probablemente resurja si Hochul se postula para gobernadora.

Mientras tanto, varios legisladores demócratas de Nueva York están preparados para seguir adelante con los procedimientos de juicio político.

El presidente de la Asamblea, Carl Heastie, emitió una declaración tras el informe de que está "muy claro" que Cuomo ya no puede permanecer en el cargo.

"Una vez que recibamos todos los documentos y pruebas relevantes de la Procuraduría General, actuaremos rápidamente y buscaremos concluir nuestra investigación de juicio político lo antes posible", dijo Heastie.

El juicio político de un gobernador de Nueva York en funciones solo ha sucedido una vez, en el caso de William Sulzer, gobernador electo en 1912 y acusado en 1913, por lo que hay pocos precedentes modernos para los procedimientos.

De acuerdo con la constitución del estado, el juicio político se decide por mayoría de votos en la asamblea. La Asamblea del Estado de Nueva York está controlada por una mayoría demócrata. Se necesitan 76 votos para acusar al gobernador.

Contáctanos