Cheques de estímulo

Entonces, ¿qué ocurre ahora con el paquete de estímulo; los contribuyentes recibirán más dinero o nada?

Si bien los demócratas respaldaron de inmediato la solicitud de Trump de cheques de $ 2,000, no está claro cuántos republicanos apoyarán la enmienda.

Telemundo

Las familias estadounidenses celebraron por lo alto la segunda ronda de cheques de estímulo y atizaron la esperanza de que los pagos llegarían cuanto antes a sus cuentas bancarias, pero esa alegría se esfumó tras la repentina exigencia del presidente Donald Trump de enmendar el proyecto de ley.

Ahora la interrogante que impera es si los contribuyentes recibirán un cheque de estímulo de $600, de $2,000 o nada. 

"Le estoy pidiendo al Congreso que enmiende este proyecto de ley y aumente los ridículamente bajos $ 600 dólares a $ 2,000, o $ 4,000 para una pareja", dijo Trump en un mensaje grabado y publicado el martes en su cuenta de Twitter. 

El llamado del presidente Trump recibió una respuesta inmediata de las representantes demócratas Alexandria Ocasio-Cortez y Rashida Tlaib, del ala más progresista del Partido, quienes presentaron el mismo martes una enmienda para garantizar el incremento a $2,000 por cheque de estímulo. 

El dúo no dudó en encauzar la demanda de Trump para sacarle provecho a la discordancia. 

“Vamos a hacerlo. @RashidaTlaib y yo ya coescribimos la enmienda a la ley por COVID para cheques de $2,000, así que está lista para irse”, tuiteó el martes Ocasio-Cortez. 

“Me alegra que el presidente esté dispuesto a apoyar nuestra legislación (...) Nosotros podemos aprobar los cheques de $2,000 esta semana si los republicanos en el Senado acuerdan poner fin a esto”, agregó.

Tlaib urgió al presidente, también por Twitter, para que devuelva a la Cámara la legislación de estímulo para poder enmendar las disposiciones sobre la cantidad de dinero por cheque. 

“@AOC y yo tenemos la enmienda lista”, expresó la demócrata de Michigan. “Devuelva la legislación y nosotros le pondremos los $2,000 por los que hemos estado peleando y que su partido ha estado bloqueando”. 

Los senadores Bernie Sanders de Vermont, y Josh Hawley, republicano de Missouri, ya habían criticado como demasiado baja la cifra de $600 y Trump parece estar de acuerdo. Incluso el senador neoyorquino Chuck Schumer insistió en que la ayuda sería útil, pero no lo suficiente para que las familias superen la pérdida total o parcial de ingresos. 

Según un estudio reciente de TransUnion, casi 6 de cada 10 consumidores afirmaron a finales de noviembre haber sufrido un golpe financiero debido a la pandemia. La encuesta también encontró que el 40% de esos hogares confiaban en otro cheque de estímulo para sobrevivir a las deudas de alquiler y la inseguridad alimentaria. 

ENTONCES, ¿QUÉ TAN PROBABLE ES QUE SE EMITAN CHEQUES DE $ 2,000?

Si bien los demócratas respaldaron de inmediato la solicitud de Trump de cheques de $ 2,000, no está claro cuántos republicanos apoyarán la enmienda que costaría aproximadamente $ 530 mil millones, o aproximadamente $ 385 mil millones más de lo que el Congreso aprobó con los cheques de $ 600. 

Los demócratas de la Cámara de Representantes planean ofrecer un proyecto de ley por cheques de estímulo de $ 2,000 este jueves e intentarán aprobarlo mediante un consentimiento unánime. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, señaló que los republicanos se “negaron repetidamente a revelar qué cantidad quería el presidente para los pagos directos" durante las prolongadas y tensas negociaciones.

Pelosi expresó en una carta a sus colegas el miércoles que necesitará el respaldo del líder republicano Kevin McCarthy para proceder con la solicitud de consentimiento unánime para aumentar los pagos a $2,000. 

“Si el presidente realmente quiere unirse a nosotros en (aprobar) pagos de $2,000, debe pedirle al líder McCarthy que acepte nuestra solicitud de consentimiento unánime”, escribió Pelosi. 

Pero un posible veto de Trump no solo llevaría a otra ronda de negociaciones, también retrasaría la aprobación de un proyecto de ley por semanas. 

El Congreso podría intentar aprobar el proyecto de ley enmendado durante la nueva sesión, que comienza el 3 de enero, aunque la revisión de las disposiciones, como el monto por cheque de estímulo, llevaría a más demoras. Además, no está claro si los legisladores republicanos estarán de acuerdo con el cambio. 

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, no se ha expresado en las últimas horas sobre la petición de Trump. Sin el apoyo de los republicanos en el Senado, una enmienda al paquete de estímulo parece improbable.

Pelosi urgió a Trump firmar la legislación aprobada el lunes por la noche, que incluye los $900,000 millones en estímulo más los $1.4 billones del presupuesto federal. El mandatario tendría que firmarlo antes del 28 de diciembre para evitar un desfalco en los gastos del Gobierno federal. 

Contáctanos